domingo , 17 de noviembre, 2019

35 rehenes de Al Qaeda murieron tras intento de rescate

Dos helicópteros del Gobierno de Argelia bombardearon las instalaciones de una empresa de gas donde terroristas ligados a la red Al Qaeda, retenían a decenas de trabajadores extranjeros. En el ataque fallecieron 35 rehenes y también 15 yihadistas. 

Según informa el canal de noticias qatarí Al Jazeera, los rehenes habían sido secuestrados el miércoles pasado por un grupo terrorista cercado a Al Qaeda. De ellos, murieron 35, entre ellos los de nacionalidad extranjera.

Además de los rehenes, murieron 15 secuestradores durante el enfrentamiento entre los milicianos islámicos y el Ejército de Argelia, que había enviado a dos helicópteros a bombardear la zona para conseguir la liberación de los rehenes.

Por otro lado, la agencia Reuters informó que siete rehenes extranjeros lograron sobrevivir al operativo fallido, dos de ellos estadounidenses. La agencia nacional de noticias Algèrie Presse Service señala que el ejército argelino ha liberado a cuatro rehenes extranjeros.

Minutos antes de que comenzara el ataque, habían conseguido escapar un grupo de 20 personas secuestrados extranjeros, de nacionalidad presuntamente británica, japonesa, estadounidense, francesa y noruega, entre otras, al igual que unos 30 trabajadores argelinos.

El grupo armado islamista, cercano a Al Qaeda, mantenía secuestrados desde el miércoles a 41 extranjeros en unas instalaciones de gas ubicas en el sureste de Argelia. Dos personas fueron asesinadas, según reportan los medios internacionales. El Ejército local rodeaba el lugar.

Los terroristas exigían que los soldados dejaran de asediarlos para comenzar a negociar la liberación de los rehenes, según un comunicado que remitieron a Al Jazeera.

“Pedimos al ejército argelino que se retire para abrir las negociaciones sobre los rehenes”, reclamó uno de los secuestradores, identificado como Abu al Bara, al canal por satélite. El grupo radical que se autodenomina “Batallón de Sangre”, dirigido por el argelino Mojtar Belmojtar, asumió la autoría del ataque.

El complejo de tratamiento de gas, que se encuentra 1.600 kilómetros al sureste de Argel, en Ain Amenas, está explotado por la empresa estatal argelina Sonatrach y las compañías British Petroleum y Statoil.

Al menos dos extranjeros ya fueron asesinados por los milicianos islamistas, entre ellos, un británico. El ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, William Hague, calificó el episodio como un “asesinato a sangre fría”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *