miércoles , 20 de noviembre, 2019

¿Cesanteados o perdonados?

La Justicia todavía está esperando que los empleados municipales imputados se presenten espontáneamente.
Se sabe que el abogado de los mismos, Ricardo Moreno, presentó días atrás un recurso para mantener la libertad de Pablo González y Osvaldo Pereyra, los municipales sindicados como los que arrojaron la bomba de estruendo contra del móvil de bomberos. También se sabe que según el convenio colectivo de trabajo de los municipales, si uno no se presenta en su trabajo durante 5 días consecutivos, automáticamente queda cesanteado. Por consiguiente, la atención estaba puesta hoy en la secretaria de Trasporte y Control, ya que si los empleados no se presentaban los echaban. Además de los policías que los estaban esperando para llevarlos presos muchos gremialistas del Suoem estaban atentos a lo que podía pasar. Había órdenes directas del gremio de no accionar en ese momento, pero sí ir a reclamar la libertad a la cárcel cuando esto sucediera. Nada de esto pasó, y todos tuvieron que volverse. Hubo perdón para los agresores. Alguien del ejecutivo habría firmado una compensación de francos para  González y Pereyra, lo que hace que deban restituirse en el trabajo recién el viernes 3 de febrero, fecha en la cual la causa tendrá nuevo Fiscal (Sandoval se apartó por enemistad manifiesta con Moreno) y en siete días mucho puede pasar. Recodemos que ambos tienen antecedentes penales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *