miércoles , 21 de noviembre, 2018

“Pity” Álvarez se entregó y quedó detenido en el pabellón psiquiátrico de Ezeiza

El músico confesó el crimen ante la prensa pero se negó a declarar ante la justicia. “Lo maté porque sino me mataba él a mí”, dijo ante las cámaras.

Cristian “Pity” Álvarez se entregó ayer a la policía y quedó detenido en el pabellón psiquiátrico del penal de Ezeiza luego de confesar ante los medios que asesinó a Cristian Díaz, aunque se negó a declarar en Tribunales.

De esta forma, el juez Martín Yadarola imputó al músico por “homicidio culposo con uso de arma de fuego”.

Antes de entregarse en la Comisaría Comunal 8 de Villa Lugano, el líder de “Viejas Locas” habló ante la prensa y reconoció haber sido el autor del homicidio. “Yo fui el que disparé. Lo maté porque si no me mataba él a mí“, declaró a la vez que aclaró que la víctima no era su amigo.

Tras hacer las declaraciones públicas, el músico se descompensó y debió que atendido por una unidad del SAME.

Por su parte, el abogado de Álvarez, Sebastián Queijeiro, anticipó que pedirá a la justicia un “tratamiento médico especial” debido a su adicción a las drogas al advertir que “una abstinencia tan fuerte que le puede provocar la muerte”.

El crimen de Díaz ocurrió en la madrugada del jueves cuando, según testigos, en medio de la discusión la víctima habría golpeado con la cabeza al músico, quien sacó el arma y efectuó los disparos.

Las primeras informaciones indican que tras el crimen, Álvarez escapó por la autopista Dellepiane y su vehículo, de patente DQP 320, fue encontrado estacionado sobre la calle Vicente Casares 725, a pocas cuadras del boliche Pinar de Rocha, donde Pity asistió a un baile de Ulises Bueno.

En el vehículo se encontraron 16 mil dólares, jeringas hipodérmicas, envoltorios de pasta base y una munición de un calibre 45 sin percutar, entre otros elementos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *