lunes , 9 de diciembre, 2019

Rubén Daniele, secretario General del Suoem: Hubo periodistas que pidieron para que la gente ingresara a la Municipalidad

(Especial para INC por Nacho Cadario)

Rubén Daniele se convertirá este año en el gremialista cordobés con más mandatos seguidos frente al Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoem). Asumió en 1985 y este año va por más, con muchas posibilidades de superar la cantidad de años, por ejemplo, de Julio Grondona frete a la AFA.

Asegura que hay una buena relación con el Ejecutivo a cargo de Ramón Mestre, al que tácitamente está apoyando y dejando gobernar, como dijo anteriormente a Informes y Noticias Córdoba (INC). Está de acuerdo con los concursos aunque asegura que los que ganen no se convertirán inmediatamente en empleados municipales. Se considera un “cristinista” aunque opine diferente en algunas cuestiones del Gobierno nacional.

-¿Cómo es el diálogo con el Intendente y las nuevas autoridades tras el cambio de Gabinete?

-Cuando vinieron los cambios hubo como una especie de parate, de intercambio de opiniones tratando nosotros de ver de alguna manera de reencauzar el diálogo, en los términos en que lo veníamos haciendo con los actuales funcionarios sobretodo en las cosas que más o menos estaban acordadas en algunos sectores. En algunas se pudo avanzar bastante, creemos que lo estamos reencauzando bastante bien hasta ahora.

-¿Cómo es ese diálogo, se reúnen a diario, se consultan? 

-Bien, normal. Las condiciones generales no son las mismas, el caso con nosotros es igual pero veo una gestión y una administración cien por cien dedicada a la gestión, comprometida y preocupada por razones elementales propias y por conveniencia. Así que nuestra predisposición en ese sentido es la misma, la estamos acrecentando de ponernos a disposición porque queremos que a los intendentes les vaya bien porque vivimos de esto.

-¿Pero problemas hay, siempre fluye alguno? 

-Sí, desde ya. No se olvide usted que estamos dispersos en el tercer éjido municipal más grande del mundo, conflictos vamos a tener, sean chiquitos, medianos o grandes. Casi siempre es inevitable, pero no hay que tenerle ni miedo ni quejarse. Hay que tratar de llevarlos adelante mientras no le generemos demasiado daño a la población que es lo que procuramos siempre.

-¿Un día sin asambleas en el municipio o alguna repartición es una utopía?

-Casi, pero es difícil. Hubo momentos en que los hemos logrado y ahora lo habíamos autoimpuesto pero se nos fueron de las manos dos o tres cositas, pero pronto vamos a ver si lo restablecemos.

-¿Qué opina de los concursos?

-Vienen bien, han empezado bien. Con las dificultades normales de lo que se suponía que iba a pasar. Llegaron cientos y cientos de ciudadanos a inscribirse y eso trajo dificultades con el sistema, pero ahora está restablecido completamente.

-¿Están de acuerdo con este sistema de concursos?

-Claro. Es imprescindible que se advierta que nosotros no tenemos casi nada que ver, o nada que ver con las necesidades que tenga el ciudadano. Este viene a participar de un concurso, compiten entre ciudadanos para ver cómo hacen para ingresar a la Municipalidad. Nosotros, al contrario ya hemos ingresado, estamos adentro, estamos laburando. Nosotros estamos en este proceso para que todos los compañeros puedan demostrar su idoneidad, aprobar los concursos y poder decir que aprobaron todo lo que dice la legislación, acá estoy a ver si alguna vez regularizan mi situación y me pasan a planta permanente. Por eso los concursos.

-Es histórico que se realicen, ¿Cómo fueron los ingresos anteriormente, como hacía la gente para convertirse en empleados municipales? 

-El ingreso ha sido de todas las formas que usted quiera, siempre se ingresó sin concurso y a dedo, es decir, nombrado. Ahora, quiénes pidieron para que la gente ingresara, mire, toda la sociedad de Córdoba pidió por que alguien entre al municipio. Te digo que no es un problema de tal sector que pidió, desde el sector político nacional, provincial y municipal de los tres han pedido por alguien, también empresarios, el clero, municipales. Todos pidieron y lograron y lo pudieron hacer. Periodistas, perdón periodistas también, no miren para otro lado.

 -¿Quién?, dígalo Rubén.

-Averigüen ustedes. Ustedes son los que preguntan, vean y sepan.

-¿Es el empleo más solicitado, más añorado y más soñado? 

Capaz que sí, pero demasiado exacerbado frente a la opinión pública. Siempre digo que en este contexto, en este concurso la expectativa que se genera hacía afuera tengan cuidado, porque después depende de una decisión de incorporar personal, y estamos en 10.700 empleados. Va a depender, es muy bueno, lo reivindico al proceso pero no esperemos que de la noche al día las cosas cambien. Esto es un proceso, si esto se logra hacer, se afianza y se mantiene nadie va a poner a dedo a nadie. Cuando un intendente necesite nombrar gente no va a poder ir a otro lugar que no sea el orden de merito este. Y la idea es tener buenos resultados a mediano y largo plazo.

-¿Con cuántos empleados debería funcionar el municipio?

-Para mí con los que están. Este municipio, con los servicios que presta, con el radio que manejamos estamos bien. Pero ahora depende de decisiones políticas, si usted decide intensificar las prestaciones de salud prepárese para nombrar gente, porque es intensiva mano de obra. Lo que tiene que definir es qué municipio quiero, qué servicio quiero y cuál será tercerizado. Una vez que esté definido eso se puede hacer un dibujo y decir cuántos empleados tengo. Lo demás es un número al aire que escucho por ahí decir que son muchos, pregunto de donde sacarían y nadie sabe. Usted va por las reparticiones y falta gente. Inspectores por ejemplo, digo, si hiciéramos caso al pedido que hacen los contribuyentes y los ciudadanos de controlar y salir a la calle deberíamos duplicar la planta de inspectores, lo digo por dar un número. La gente se queja y tiene razón.

-Cuándo escucha que el empleado municipal es el culpable de la crisis, de las faltas de dinero ¿Qué piensa? 

-Que están locos. Estamos en uno de los porcentajes totales de lo que se lleva salarios más bajos de la historia.

-¿Repite, va por el décimo mandato, la gente lo pide?

-Tenemos elecciones este año y le doy la primicia: me voy a presentar de nuevo.

-¿Otra lista hay?

-Todavía no sabemos.

-En política nacional, ¿Con quién está? 

-Yo sigo siendo de Cristina, soy oficialista a nivel nacional, no me gusta el impuesto a las ganancias pero soy cristinista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *