lunes , 19 de agosto, 2019

Ricardo Fonseca, legislador del Frente Cívico y Social: “La oposición no tiene voz en algunos medios”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

El legislador Ricardo Fonseca criticó hoy la falta de voz que tiene la oposición cordobesa en algunos medios de comunicación. Asegura que eso se debe a la pauta publicitaria reinante por los pasillos mediáticos. También hace una autocrítica a su partido, dice que le hace falta un proyecto político que haga que la gente cambie de opinión. Por otro lado, indica que sin una verdadera oposición sería imposible que el peronismo, liderado por José Manuel de la Sota, abandone el Gobierno de la Provincia.

-¿Cómo está hoy la oposición? 

-La oposición está verdaderamente desarticulada porque particularmente las divisiones que existen, desde el punto de vista político, entre los distintos sectores explican por qué el justicialismo está gobernando, y puede llegar a seguir gobernando, en tanto y en cuanto no aparezca una alternativa viable que supere, que sea superadora y creíble en el marco de una sociedad que está descreída de la política.

-¿Qué quiere decir con desarticulada? 

-Que creo que no hay una conjunción de ideas sobre un proyecto político de la provincia que pueda aunar a distintas fuerzas políticas detrás de un proyecto común, superador al delasotismo, que es de cuño neoliberal, conservador, de pocas luces pero con criterio marketinero para instalar definiciones que a la sociedad le llegan, caso boleto educativo, por ejemplo. Sino de lo contrario uno no podría comprender ni explicar las razones por las cuales después de tanto desajuste en cuanto a transparencia, al gasto público, a la corrupción, a las redeterminaciones de precios, De la Sota con esto sigue gozando del 53 por ciento de popularidad.

-¿Usted cree entonces que con la oposición que hay que se le pueda hacer frente al delasotismo?

-Creo que para hacerle frente a De la Sota hay que tener un proyecto político serio, es decir, estratégico, con un plan de trabajo que comprenda los próximos 15 o 20 años donde realmente estén contempladas todas las posibilidades de distintos puntos de vista, ya sea salud, educación y trabajo, ejes fundamentales para llevar adelante una provincia y para tratar de evitar que estos principios básicos se deterioran. Fundamentalmente, una política seria y transparente, que elimine la corrupción y que elimine lo que hoy gobierna la política, que es la sociedad entre algunos policías y la droga. Si esto no se concreta hay un nicho donde se puede aprovechar, pero para eso hay que tener un plan estratégico.

-Proyecto político serio, ¿Usted no integra uno serio?

-Sí, pero hay que solidificar las vertebras de la columna.

-¿Qué cosas?

-Abordar un plan estratégico para gobernar la provincia. Sostenerse en cuerpos técnicos que respalden ese proyecto político, no escapar a la autocrítica, que no hace daño. Hemos cometido errores y en política se pagan caros. Hay que recuperar la militancia, introducir al interior en los proyectos y nos hace falta si queremos ser alternativa en 2015. Este tema es central, junto con la sustentabilidad ideológica que de pie a transformaciones profundas en cuanto a las instituciones.Si no nos apuramos con respecto a ese tema y seguimos nada más que en principios básicos pero no comprensibles para la sociedad creo que no hay posibilidad de acertar en cuanto a la credibilidad para que ese proyecto prospere.

-¿Está quebrado el juecismo, está siendo muy crítico?

-No, no creo que esté quebrado, y crítico siempre lo ha sido, pero con fundamentos. Le hace falta una inyección de confianza, que por los resultados aparece como deteriorada o peleada con la sociedad y es lo que se ha visto en las últimas elecciones, el liderazgo de (Luis) Juez se mantienen vigente, incólume, tal vez no con el mismo cotejo de encuestas que anteriormente tuvo, pero todavía tiene vigencia. A Juez no hay que darlo por muerto jamás. No obstante, hay que respaldarlo, darle el apoyo de cuerpos técnicos que le permitan discutir cara a cara de políticas de Estado, es decir, en ese plan de proyectos estratégicos hacen falta un diseño de políticas de Estado para saber qué se quiere hacer con la provincia de Córdoba. El IPEP era una task force importante de profesionales e intelectuales. Debiera haber continuado. Hoy la provincia está destruida desde el punto de vista financiero e institucional, con un gobernante y muchos de sus colaboradores sospechados. Está muy comprometida y quien venga tendrá que ser muy inteligente, tener mucho respaldo popular, y fundamentalmente con ideas innovadoras y transformadoras para salir del atolladero del cautiverio peronista que la ha llevado a la cuasi implosión por un compromiso muy severo de las finanzas públicas.

-¿Cómo ve gobernada la Provincia? 

-Mal, muy mal. Pero eso no se corresponde con las encuestas, la sociedad sigue pensando en que De la Sota es el hombre y los empresarios, el tipo confiable para hacer negocios. Eso es lo que dicen las encuestas, aunque la gente todavía no entienda en el estado que está la Provincia. Es decir, entramos en un eje complicado en base a las cuestiones éticas y morales, donde el narcotráfico ha hecho pie en Córdoba con una fuerza tremenda, quebrando a la juventud, aprovechando el desánimo y la falta de trabajo y expectativas educativas de los jóvenes. Se ha prostituido a la juventud. La provincia está comprometida por la deuda de 27 mil millones de pesos, y más de 5 mil millones de deuda flotante. Todo esto forma un combo complicado para decir que la Provincia está bien gobernada, lo que sí creo es que a la sociedad le hace falta un cambio cultural y un liderazgo que tiene que ser creíble como alternativa de lo que necesita Córdoba para ser gobernada.

-¿Cree que no dicen la verdad algunos medios? 

-Hay muchos medios comprometidos por el Gobierno de la provincia por una pauta publicitaria que escandaliza y que los ha ido asfixiando con un doble juego de ley mordaza, te doy publicidad y después no te la pago, te doy no hablás, después no te pago si hablás. Después están las grandes cifras de medios que operan en torno al condicionamiento de la crítica. La oposición no tiene voz en algunos medios. Córdoba ha perdido espacio periodístico, el núcleo del periodismo crítico y de opinión y comprometido. Queda muy poco pero no influye en el condicionamiento de la sociedad. Es decir, hay ejercicios inductivos de la prensa que obligan a que la gente piense como piensa el periodista. Esto desgraciadamente va en detrimento de la comunicación.

-¿Hay cientos de denuncias que no prosperan, no golpean? 

-De la Sota está golpeado hace mucho tiempo, se sostiene en función del amparo de una gran pauta publicitaria que obliga a esconder los problemas de la Provincia y de alguna justicia permisiva que lo protege, como el Fuero Penal Económico. El Gobierno de Córdoba está severamente comprometido. Hay un deterioro ético que no es entendido por la sociedad, se sostienen en función a la propia impronta política manejada con mucha inteligencia, no hay que menoscabar la inteligencia, pero basta mirar y observar cuál es el perfil ético que tiene este gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *