viernes , 23 de agosto, 2019

Martín Llaryora, ministro de Industria: “Son oportunidades para que la gente compre y siempre pensando en sostener el empleo”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

Martín Llaryora tiene el traje de candidato a gobernador y deberá pelear para ser el único con esa aspiración dentro del PJ cordobés. Como a todos los candidatos, José Manuel de la Sota le encargó trabajo y posicionar a la Provincia a nivel nacional.

Desde el Ministerio de Industria provincial (el cual dirige) tienen a su cargo la devolución a la Provincia del “compre cordobés”, planes de financiación a tasas bajas para promover el consumo, planes que, aunque no lo manifiesten, es muy similar al que lanzó la Nación para la compra de autos.

-Hicieron planes para autos, comercios cordobeses, motos, maquinaria agrícola y ahora camiones.

-Sí, es la misma línea en la que veníamos trabajando, y es muy importante para estimular la venta. Son créditos en todos los casos que son a tasas fijas buscando que el que lo utiliza tenga certeza. Es a largo plazo y con ayuda en conjunto, hay que decir que los que cooperan son el Banco de Córdoba, las concesionarias, las automotrices y el Gobierno. Esto es un programa de estímulo entendiendo que cada bien que se vende detrás de eso hay trabajo cordobés, y entendiendo una particularidad que en la venta, por ejemplo de camiones, es esencial el financiamiento, en todo es importante, pero en este rubro más porque es casi el 60 por ciento de los camiones que se vende, la venta de camiones es en su mayoría en la Argentina, distinto a lo del auto que en su mayoría se exporta y por eso es importante que aparezcan estos estímulos.

-¿Son créditos que se otorgan fácilmente?

-Cuando se firman los convenios entre los productores de los bienes y el Bancor, el crédito empieza a estar operativo. Es muy fácil y ha demostrado que lo están haciendo efectivo en una forma muy ágil. Se generan fuertes ventas, en tarjetas ya estamos en 140 millones de pesos con base cordobesa y en autos también un número importante. Pero quiero rescatar que todo se hace con esfuerzos compartidos. Son oportunidades para que la gente compre y siempre pensando en sostener el empleo.

-¿Cómo evalúan que la Nación haya sacado un crédito similar? 

-Muy positivo, muy bien. Me parece que con los créditos marcamos una tendencia y nos parecía que era esencial en este ciclo económico tan difícil para el comercio y la industria. Generar estímulos financieros y es muy importante porque se extiende a toda la Nación y esto permite tener más modelos y ayuda mucho a las concesionarias de Córdoba, a la industria de la materia agrícola. Todo lo que se pueda hacer es bueno, tras cada venta estamos defendiendo el trabajo, pero también hay que generar un plan anti-inflacionario también hoy la posibilidad de bajar ganancias, mejorar la relación con Brasil, que son todos temas de responsabilidad nacional, pero vemos muy bien este plan de estímulo y las líneas operativas que pusieron el Banco Nación, el BICE y el Ministerio de Industria.

-¿Cuántos autos se vendieron de Fiat y Renault?

-Nosotros estaremos cumpliendo dentro de poco las 100 operaciones, pero hay que entender que midiéndolo en la patente provincial, en los modelos que se presentan es muy importante, y lo dicen las automotrices, más que nada en Fiat que tiene más antigüedad el plan, y en Renault se está generando movimiento en las concesionarias. Y en las multimarcas también con los créditos nacionales se va a generar algo similar, también ahí hay empleo cordobés.

-¿No cree que le robaron la idea, ya que la misma salía hace unos meses desde acá?

-No. Hay que celebrar que cuando hay una medida que estimula la venta y el consumo en este momento tan difícil tenemos que acompañar. No importa de quien sea sino que se haga.

-Más allá de los estímulos la empresa Fiat lanzó un plan de retiros, ¿Le preocupa que otras industrias hagan lo mismo? 

-Sí, todo preocupa. Si no hubiera preocupación no estaríamos trabajando, nos preocupa todo lo que esta sucediendo y en especial la situación del pueblo Argentino porque después de un año donde los salarios subieron por la escalera y la inflación por el ascensor, después la evaluación, la elevación de las tasas de interés y eso genero una caída del poder adquisitivo generando el enfriamiento de la economía y cayeron las ventas, el resultado de todo esto fue el deterioro del empleo. Esto es un círculo.

-¿Los economistas sostienen que esas medidas fueron anti-inflacionarias? 

-Eso hay que preguntárselo al Gobierno, lo que yo digo es que este suceso económico lleva a enfriar la economía y hay que combatir con un plan anti-inflacionario, que las tasas bajen a niveles accesibles y generando estímulos constantes como los créditos de Córdoba y de la Nación, pero la solución depende del Gobierno nacional.