jueves , 22 de agosto, 2019

Martín Llaryora, intendente de San Francisco y candidato a diputado nacional:“El cordobesismo está sepultado”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

Finalmente se cerraron las listas, y más allá de todos los pronósticos, habrá riñas internas tanto dentro como fuera de los partidos mayoritarios. En la UCR habrá tres listas y en la coalición Unión por Córdoba-Partido Justicialista (PJ) habrá dos. En esta última, se enfrentará la del ex gobernador Juan Schiaretti -que cuenta con el apoyo de todo el PJ y del gobernador De la Sota- y la del Frente Renovador, que a nivel nacional comparte espacio con el ultra codiciado Sergio Massa. Esta lista, en Córdoba, estará encabezada por el intendente de San Francisco, Martín Llaryora, quien asegura que es la lista de la juventud, la lista con mayor número de justicialistas y aducen que la del ex gobernador no le dio oportunidad a todos. Por otro lado, Llaryora es muy crítico sobre la forma en que se hace política en Córdoba.

-¿Finalmente van a ir por dentro del justicialismo local compitiendo en las PASO, van a competir con Schiaretti?

-Sí, hemos compartido esta visión y vamos a animarnos a ir por dentro creyendo que gran parte del justicialismo está exigiendo una renovación, y por supuesto la sociedad también y hemos constituido este Frente Renovador que hoy lo compone, entre otros, Sergio Massa como una expresión también nacional de los que creemos que tenemos que traer a la política una oxigenación y al justicialismo también, donde la mayoría de los candidatos hace 20 años que son los mismos. Creemos que tuvieron posibilidad de resolver los problemas de la gente. Problemas que vuelven como la inflación que a muchos les está recordando lo que pasó por los años 80′, el poder adquisitivo de la gente ya está perdiendo la carrera, la plata no alcanza a fin de mes, y si trabajás mucho pagas ganancias, y esto es una locura. Hoy la gente de nuestra generación no puede alcanzar a una casa o a un terreno, cuando para otras generaciones eso se conseguía trabajando cuatro o cinco años. Es nuestra generación la que se tiene que poner los pantalones largos y lo hemos decidido así dando este paso esencial, sabemos que es difícil de conformar un frente renovador para encarar esta elección interna por dentro.

-¿Por qué decide animarse?

-Porque por mucho tiempo nadie se animó. Por mucho tiempo muchos se fueron por afuera, por mucho tiempo en el partido no hay internas de esta magnitud, para esto son las PASO. Había que tomar valor y enfrentar una estructura importante compuesta por el Gobierno provincial con todo lo que eso es, sino también con la estructura oficial que va a estar compartiendo ese sector pese a que con muchos tenemos una visión parecida pero no todos se animan por la gestión.

-Compite contra Schiaretti, ¿Cree que le puede ganar al ex gobernador?

-La verdad es que le podemos ganar a toda la estructura oficial, algunos no nos conocen pero en San Francisco pasó algo similar, nos decían que no íbamos a poder ganar y acá está, ganamos. Nos cuestionaban ser jóvenes, ir con mujeres, lo que no sabían era que a la elección no la definían los candidatos, la elección la definen los que nos escuchan. Y si los que nos escuchan dicen que quieren que el justicialismo se renueve, o quieren darle una oportunidad a las nuevas generaciones, o darles una oportunidad a los peronistas de Capital. Los justicialistas de Capital no tienen oportunidades desde hace muchos años, siempre les pusieron de otros partidos, Kammerath, Chuit, Keegan, Campana, como persona no tengo nada para decirles, pero ninguno es justicialista. Nuesta lista lleva justicialistas, muestra que hay dirigentes importantes, con compromiso, que el justicialismo tiene personas que pueden ser candidatos. No sé cuál será la estrategia del justicialismo en Capital, pero los han quebrado moralmente porque no los dejan dar batalla, y la batalla hay que darla y la damos en el Frente Renovador, porque vamos a ir con jóvenes dirigentes de Capital a la interna, y serán los vecinos de Capital y en especial los justicialistas los que puedan tener un cambio.

-Lo convocaron para participar de la lista de Schiaretti y dijo que no, ¿Cuando ve gente que no es justicialista en esa lista que piensa?

-Los que tienen que dar esta opinión son los que hicieron la lista, yo no puedo opinar de otra lista que no estructuramos. Pero en el justicialismo de Córdoba capital hay muchísimas dirigentes mujeres que estaban en condiciones de integrar la lista, y no se les da la oportunidad. Cuando hay que trabajar, acompañar y estar, la gente está, pero cuando hay que armar las listas se busca gente de afuera. Nosotros venimos a presentar una lista renovadora, lo mismo que lo llevó a Massa a presentarse. Si acá en la Argentina no nos jugamos un poco, no vamos a cambiar las cosas. Acá era cuestión de animarse, sabemos que vamos a ser criticados, que estábamos muy cómodos. Estamos poniendo el pecho por una generación que tiene que ganarse sus espacios, y los espacios se ganan gracias a Dios en democracia con los votos.

-¿Tiene miedo de lo que pueda llegar a ser la campaña, del aparato que maneje la otra lista?

-No, no tengo miedo. Solo le tengo miedo a Dios, que es lo único que respeto. Pero acá hay que tener una concepción de militancia, de saber que la gente está pidiendo un cambio. Todas las ofertas electorales son las mismas de siempre, hace 20 años que están los mismos, si ellos en 20 años no pudieron solucionar los problemas, por qué creen que lo van a hacer ahora, y nos debemos preguntar si ellos son parte de la solución o son el problema. Las estructuras son muy importantes no lo podemos negar, pero a las estructuras hay que vencerlas renovando el trabajo, el esfuerzo. Hay una fe y una esperanza, la misma que tuvimos en San Francisco cuando esta estructura nos decía que no podíamos ganar. Somos muchos más los que pensamos que el justicialismo de Córdoba necesita renovarse y la política también.

-En torno a la campaña, salvo el Frente para la Victoria, ¿Cree que todos irán en contra de Cristina?

-No me considero en contra de nadie, justamente eso es lo que venimos a cambiar, estamos a favor de Argentina. Este River y Boca no le sirve a nadie, esta pelea constante no beneficia, perjudica a la gente. Nosotros tenemos que tener en claro que tenemos que trabajar para Argentina y que todos aportaron cosas buenas. Decir que el Gobierno nacional hizo todo mal es una mentira, como decir que todo lo que hizo el Gobierno provincial está bien es una mentira. Todos nos equivocamos, lo que tenemos que aprender es que los que vayamos tenemos que reconstruir una Argentina distinta. Esto es contra nadie, las contras son la inseguridad, el desempleo, la pobreza, la falta de visión de políticas de desarrollo. Importábamos trigo y hoy el kilo de criollos vale más de 30 mangos. Tenemos que buscar las variables, agradecer lo que hicieron algunos y que pasen la posta a los que pensamos que podemos tener una Argentina distinta.

-En el caso de llegar al Congreso, si se plantea la posibilidad de la re-reelección de Cristina, ¿Cuál será su postura?

-Es un proyecto que Cristina lo desechó, está claro, me parece que esto no va a tener concepto. Pero hay que distinguir las cosas, me gustaría que se establezca un marco distinto de coparticipación, y si eso es por esa vía también puede ser un apoyo. Es muy triste lo que nos pasa a los cordobeses, cuando veo Santa Fe, cuando lo veo a Scioli, la gente le vio la cara a Scioli, es tremendo lo que le pasa a este tipo, no puede ni dar un aumento a los docentes sin hablar a la Rosada, sin coordinar esta política con la Presidenta. Es una locura, adonde hemos caído. Tenemos que establecer marcos donde a cada provincia le toquen los recursos que les corresponde, y a los municipios también, indistintamente de la opinión que podamos tener. Si queremos achacar los debates con la billetera, la que pierde es la gente y la política. Tenemos que cambiar el régimen de reparto de las provincias, siempre pienso en lo que deben estar pasando nuestros jubilados en Córdoba por este ahogamiento financiero, las rutas que no se hacen, las obras de gas que están paradas, la energía, estamos muy atrasados.

-¿Cree que De la Sota podrá terminar con todo eso cuando planteó el cordobesismo?

-El cordobesismo me suena como la isla de Angeloz. Creo que esas ideas separatistas no llegan a ningún lado, el cordobesismo es como si yo plantee el sanfrancisquismo, el carlospacismo. Son ideas más de marketing que se agotan ahí nomás. Necesitamos un país federal donde podamos tener un desarrollo y una mejor vida para el pueblo. Pero pensar que uno se va a diferenciar con estas ideas, es parte del pasado, y el cordobesismo está sepultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *