sábado , 19 de octubre, 2019

Martín Dahan, presidente de la Cacic: “Esperamos que con el Cedin se estabilice un poco el nivel de ventas”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

A una semana de haber comenzado a circular los Certificados de Depósitos de Inversión (Cedin), son prácticamente nulas las operaciones inmobiliarias que se han dado con esa pseudo moneda. Por ahora, como dicen desde el sector inmobiliario, sólo hay consultas y nadie se ha animado a volcar sus dólares no declarados en el mercado legal para convertirlo en una propiedad. Pese a esto, desde la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba (Cacic) se muestran optimistas a como pueden llegar a funcionar estos títulos. Martín Dahan, es contador y presidente de la Cámara y asegura que hay expectativa a corto plazo, pero son muy pesimistas a largo plazo ya que consideran que actualmente no hay reglas de mercado.

-¿Qué expectativas tienen desde la Cámara para con los Cedin?

-En principio son positivas ya que toda la reglamentación que se dictó favoreció que la gente entrara y que se nos pase la operatoria.

-¿Se dan o han dado operaciones con Cedin?

-No. Lo único que se ha hecho hasta ahora es que la gente comenzó a concurrir a los bancos a depositar el dinero, pero esperamos para el mes de agosto y septiembre que se dé con más dinámica toda la operatoria de los Cedin. Hoy por hoy, la gente está haciendo más consultas y averiguando qué propiedades puede comprar, que yendo al banco a depositar los dólares para tener los Cedin y comprar la propiedad.

-¿Cómo es la metodología para aquel que tiene dólares declarados o no declarados?

-La gente que tiene dólares en negro debe ir y depositarlo en algún banco. Puede ser cualquier banco, y el banco le va a entregar el certificado y con estos se puede comprar la propiedad. La misma debe tener escritura o posesión. Son los requisitos exigidos para poder aplicar los Cedin. También se pueden comprar propiedades en construcción, pero ahí depende del propietario o de la empresa desarrollista o no ya que esos Cedines no pueden ser aplicados.

-El propietario del inmueble que ahora no lo vende porque no hay dólar circulante, ¿Cómo recibe el dinero? 

-El propietario recibe los Cedin, se harán los boletos de compra–venta, se harán las actas por escribano, o hará la escritura pública y con esos documentos que le entregan irá al banco y lo presentará, y el banco tiene un tiempo que no está expresado en la reglamentación para corroborar todos esos datos, y una vez corroborado entregará los dólares billete al vendedor.

-Hay dudas sobre si le van a entregar el dólar al vendedor, ¿El vendedor se lleva el papel verde, el dólar?

-Exactamente, el que presentó toda la papelería al banco, y el banco corroboró que sea todo correcto, se lleva los dólares billetes.

-¿A qué cotización, cuántos dólares dan por cada 100 Cedin? 

-No hay una cotización, porque en el mercado el Cedin está 7, 30-7, 50, depende si es aplicado o no, pero el propietario del inmueble le van a entregar el dólar billete estadounidense, después cada uno lo hará valer depende lo que haga. Si lo van a cambiar al banco se lo van a pagar a 5,40 o si uno lo entrega a otro particular para la compra de pesos o mercadería será cuestión de las partes.

-¿Le conviene entonces al rubro inmobiliario recibir el Cedin a esa cotización teniendo en cuenta que uno para comprar un inmueble en dólares lo compra en el mercado paralelo a 8 u 8,50 y luego tendrá ese valor para reventa?

-Claro que conviene, porque lo que se hace es que el propietario tenga lo que busca que son dólares, y de esta forma va a conseguir los dólares. Lo que busca la persona es cambiar su propiedad por una moneda que no pierda el nivel adquisitivo, y con los Cedin es el equivalente a la moneda estadounidense, lo que pasa es que en vez de entregarlo con la escritura en forma directa, tiene un trámite previo que es ir al banco con este elemento y los certificados para que te lo canjeen por el billete. Después, el propietario tendrá esos dólares en su poder, que los podrá atesorar que hoy por ley no se permite, o los podrá tener para cualquier otra inversión en el sector inmobiliario donde le pidan los dólares billete.

-El sector inmobiliario es el que más altibajos en las variables económicas ha tenido en los últimos años, ¿Cree que con esto se pueda llegar a estabilizar y ver una reactivación en la compra y venta de inmuebles?

-En el corto plazo es una muy buena noticia, es un blanqueo que va a durar tres meses, y después va a quedar un efecto residual hasta que todos los Cedines sean aplicados. Indudablemente para notar una reactivación que sea perdurable en el tiempo del sector inmobiliario se deberían ajustar otras variables como es la inflación y la cotización del dólar. En un país con estabilidad y con reglas claras la gente y los desarrollistas deberán volver a poner sus billetes en inversión de este rubro, mientras haya una estabilidad en la cotización de dólar, pero si la inflación asciende todos los años evidentemente se retrae el crédito inmobiliario no se va a lograr la reactivación en forma completa a un mediano y largo plazo, pero en el corto plazo la noticia es más que buena.

-¿Estos títulos no van a hacer que el que no tenga casa y no accede por falta de crédito tenga su propiedad?

-Muy buena pregunta. Es para un determinado sector y durante un tiempo determinado. Lo que hace falta para que el mercado resurja a niveles de países que ya están desarrollados en una inflación baja y políticas crediticias que estén acordes a la realidad del pueblo.

-¿Hay acceso al crédito hipotecario en la Argentina? 

-No, no hay crédito hipotecario. Existen dos programas, uno provincial que sale a cuentagotas, y el plan Procrear, que es muy bueno evidentemente, que está dirigido a un segmento de personas, de viviendas, tiene un monto limitado y el valor de la propiedad también es limitado, y es por sorteo. No hay crédito de los bancos privados que es lo que más nos preocupa a los inmobiliarios del sector.

-¿Hoy no comercializan nada que venga derivado del crédito hipotecario?

-Hoy no hay nada. Solo el 1 por ciento las viviendas que se venden con crédito hipotecario, es un nivel muy bajo.

-¿Y son sólo unos pocos elegidos porque a nadie se lo da el banco, no?

-El crédito Procrear va saliendo pero es muy limitado el monto, o sea las propiedades que se pueden comercializar con ese crédito casi no hay en el mercado. Es para las personas que tengan terreno y hagan una casa de dos o un dormitorio, bastante sencilla. No está dado para la clase media y media alta, ya que sus expectativas de una vivienda son mayores y quedan fuera de los créditos que hoy existen. Un departamento chico en un barrio no categorizado está costando 600 o 650 mil pesos, y eso está lejos de lo que entrega un crédito.

-¿Ningún banco presta eso? 

-En general las propiedades o no tienen escritura, o no se venden porque nadie quiere recibir pesos. Un crédito hipotecario se demora dos o tres meses, entonces la persona que tiene que venderlo debe esperar que el comprador consiga el crédito. Entonces si hay necesidad de vender deberían esperar cerca de sesenta días y en ese período la propiedad tuvo alguna variación en el precio, por eso casi nunca concluyen o se cae el lapso de espera. Queda descalzado. Lo que tiene también, un ejemplo, una constructora que lo podría esperar es que no tienen escritura porque está en construcción.

-¿Cómo evalúa hasta ahora el año inmobiliario?

-En principio fue bastante malo. A comienzo se esperaba, más que nada con la reactivación de Brasil que el mercado mejore. Brasil no creció en lo que se esperaba, hubo variaciones importantes de lo que es el dólar y todo esto hizo que se bajara un poco más el porcentaje de viviendas que se venía vendiendo, por eso esperamos que con el Cedin se revierta un poco la tendencia y esperar que se estabilice un poco el nivel de ventas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *