miércoles , 20 de noviembre, 2019

Liliana Montero, presidenta del bloque de legisladores del Frente Cívico: “Estamos en contra de la falta de transparencia y de que un hecho de la cultura popular haya sido vidriera para hacer campaña”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

La política en enero no se toma vacaciones y aún con los órganos legislativos y el Gobierno de receso siguen las críticas de la oposición hacia el oficialismo. Esta vez, fue el turno del carnaval cuartetero. Desde el Frente Cívico dicen que no están en contra de estas manifestaciones de cultura popular, pero sí están en contra de que no se hagan con transparencia y sin mostrar los números de cuánto se gastó en semejante festival. Por otro lado, aseguran que no fue por los cordobeses sino para que De la Sota haga campaña para presidente.

-Empezaron el año muy críticos hacia el gobierno de José Manuel De la Sota.

-Más que críticos estamos pidiéndole al Gobierno lo que todo buen gobierno hace, que rinda cuenta de sus actos, que rinda cuenta del uso del dinero público. No es crítico, tiene que ver con cumplir el rol de oposición y que el Gobierno cumpla con el rol de informarle a los ciudadanos qué hace con el dinero. 

-Sergio Busso dijo que lo iban a mostrar, que tienen todos los números y que de ninguna manera es lo que ustedes dicen.

-Ojalá sea así. A nosotros nos llama poderosamente la atención que el tiempo que ha pasado del carnaval no estén a la fecha los comprobantes exhibidos. Si usted hace un evento de esta naturaleza cada vez que contrata algo le extienden una factura, por lo cual suponemos que al menos debería haber una carpeta con todas las facturas legales correspondientes, como así también los aportes que los empresarios dicen que han hecho. Por lo cual, en realidad nos parece bárbaro y nos parece que va a ser un acto de transparencia importante. Pero es complicado de entender que tenga que estar la oposición pidiéndole al Gobierno que haga lo que tiene que hacer, que es que muestre la información que debe ser pública. Ojalá haya sido menos, los números nuestros fueron hechos en base a un estudio que hemos realizado con técnicos en el área de cultura y con técnicos que están acostumbrados a hacer este tipo de actos de esta envergadura. Los números no son aleatorios o caprichosos, y los ítems que se manejan. No es solamente la contratación de los tríos que salieron 3 millones, sino el montaje del cuartetódromo con un tipo de vallado especial que hubo que hacerlo hacer porque en Córdoba no existía para este tipo de eventos. Un millón de pesos en adicionales de seguridad, que lo sacamos en comparación con el Festival de Jesús María donde en 10 noches se usaron 2 mil efectivos a doscientos por noche, el Gobierno dijo que se usaron 750, por lo cual es fácil la cuenta y nos da un millón de pesos en seguridad, ellos no fueron gratis, o estaban ahí o deberían haber estado en la calle. Hay que contar todo lo que tiene que ver con el operativo de sanidad que no costó menos de 400 mil pesos, sonido 600 mil, pantalla 400 mil pesos, luces 600 mil. Esos costos que yo estoy diciendo lo ha hecho gente que entiende de este tipo de espectáculos, y si se consiguió a precios más bajos nos parece bárbaro, pero nos parece oportuno, democrático y pertinente que el Gobierno muestre los números con los comprobantes legales correspondientes. 

-Dicen 3 millones, ¿Cuánto les da a ustedes? 

-Sin contar Sadaic, ni el seguro obligatorio que deben tener para las bandas y para el público que no tuvimos como chequearlo nos da 16.800.000 pesos. Un rubro que me olvidé de contar fue el transporte gratuito, o se cree que las empresas lo hicieron de buenas que son, por algún lado la plata sale. El cálculo nos da unos 800 mil pesos en transporte urbano. Por eso es que decimos entre 15 y 20. 

-¿Están en contra del Carnaval?

-Nosotros no podemos estar en contra de una expresión popular de la cultura de Córdoba, lo que decimos es que blanqueen los números. El Gobernador dijo que una parte se iba a recuperar con los alquileres de los puestos de venta, y ahí nos surge otra pregunta, que es: ¿Cómo se decidió quién iba a tener esos espacios?, ¿Hubo licitación?, ¿Hubo concurso? ¿Quienes fueron los encargados de otorgarlos y a quién? No estamos en contra, estamos en contra de la falta de transparencia, y estamos en contra de que un hecho de la cultura popular haya sido vidriera para hacer campaña, los canales lo transmitían en vivo y hasta dos días después hacían especiales en canales locales. Esto fue la campaña presidencial de De la Sota.

-¿Esperan que se abran las sesiones de la Legislatura con la presencia de De la Sota con los números en la mano? 

-No, no esperamos nada. No debe ser un acto de marketing que se muestren los números, pero sería una falta de respeto que el Gobernador llegue y sigamos sin saber los números.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *