jueves , 22 de agosto, 2019

La carrera hacia el sillón de Deán Funes

(Especial para INC por Nacho Cadario)

El 23 de marzo para muchos será un día más. Ese día comenzará a moverse el mar político en Córdoba. Ese día nada más y nada menos que la comunidad educativa de la Universidad Nacional de Córdoba elige el nuevo rector. Se elige al sucesor del Deán Funes, sillón hoy ocupado por la kirchnerista Carolina Scotto y representante de la agrupación Cambio Universitario quien también en un sábado de marzo, pero de 2007, destronaba al entonces oficialismo, liderado por el recientemente desaparecido Jorge González, primera rectora mujer.

Hay tres contrincantes como hace mucho tiempo no ocurría y todas las tendencias marcan un ganador y dos derrotados ¿Quien será el ganador?, se preguntan en los pasillos de la Casa de Trejo. Los candidatos son: el contador Alfredo Blanco, ex decano de la Facultad de Ciencias Económicas en representación de Franja Morada, (léase Unión Cívica Radical); Gustavo Tamarit, decano de la Facultad de Matemáticas, Astronomía y Física (Famaf), representante de Cambio Universitario (léase kirchnerismo); y Gustavo Irico, decano de la Facultad de Medicina (léase delasotismo).

Informes y Noticias Córdoba dialogó con los tres sobre algunos temas referidos a la gestión universitaria como qué planes hay, cómo evalúan la gestión anterior y qué ocurrirá con los medios de comunicación universitario, los SRT, hoy convertidos en la pantalla local del Gobierno nacional.

-¿Cómo esperan el 23, día de la asamblea universitaria?

Alfredo Blanco: Esperamos obviamente con expectativas y entusiasmo, ya que es el momento en que los universitarios resolvemos quién va a tener la responsabilidad de conducir la UNC. Así que es un hecho por un lado auspicioso, donde nos da la posibilidad de que los universitarios nos autoelijamos, es un momento de mucho debate.

Francisco Tamarit: La esperamos con muchísima tranquilidad. Sabemos que estamos muy bien, que vamos a ganar en primera vuelta, que vamos a seguir con el rumbo de los últimos seis años, tenemos el apoyo de todas las facultades. Sabemos que vamos a hacer una gestión plural, abierta y participativa. Vamos a convocar a todos para trabajar juntos.

Gustavo Irico: Se están desarrollando los procesos que habitualmente se producen en estos momentos preelectorales. Por su puesto que es un momento de discusión de debates, nosotros estamos visitando los Consejos Directivos para exponer los puntos que presentamos.

-¿Qué planes tienen para la Universidad?

Alfredo Blanco: Hay dos o tres cuestiones que hay que tener presente. La primera es la que debe presidir todos los ámbitos de la Universidad, es el importante grado de pluralidad que tiene ver con lo político, con disciplinar. Porque la Universidad por definición es una organización diversa y deben estar reflejados todos los partidos. Si uno es capaz de hacer eso, de decidir pluralmente con una gran participación de cada uno de los decanos y Consejos Directivos de las unidades académicas, que cada una tiene su especificidad propia, esa gestión participativa va a permitir incorporar además dosis crecientes de descentralización en la gestión que seguramente van a mejorar el funcionamiento de la Universidad.

Francisco Tamarit: La serie de medidas son muchísimas, abarcan todas las áreas de la Universidad. Vamos a seguir luchando por una Universidad de Córdoba cada vez más abierta e inclusiva, para que sea cada vez más un soporte de compromiso social. Somos uno de los pocos países que tenemos un sistema de educación pública, abierto y generoso universitario, y esto es muy importante. Nosotros tenemos que extremar los esfuerzos para que la Universidad siga vinculándose cada vez más con la sociedad que la mantiene. Esto vale para los grados, los posgrados, la investigación y el desarrollo. Hay un montón de planes en los que tenemos que seguir trabajando. Somos actores fundamentales en la creación de recursos humanos y también de generar y transmitir el conocimiento.

Gustavo Irico: Tenemos una serie de puntos que hemos elaborado y en el caso de ser electos la llevaríamos adelante. En primer lugar respetar todos los procesos institucionales de la Universidad de Córdoba entendiendo que nosotros funcionamos con una estructura que depende del Gobierno nacional. Por eso, en ese sentido vamos a adoptar todas la decisiones que surjan del Ministerio de Educación, ya que dependemos de él. En otro aspecto, desde la Facultad de Medicina promovemos el conocimiento, sostenemos un proyecto de universidad de un país desarrollado con las bases humanísticas que tienen que ver con la reforma del 18′, la gratuidad del 49′. Estamos en un marco importante en el desarrollo científico. Haremos la mesa permanente de interfacultades como espacio. La gestión del rector tiene que ser priorizando las unidades académicas. De tal manera que entendemos que la autonomía universitaria evita que los vaivenes de la política se traduzcan en cambios en las gestiones académicas o administrativas. La autonomía es muy importante en la universidad autónoma, laica y gratuita. Vamos a defender con ahínco la cultura del trabajo.

-¿Cómo ven la actual gestión de la Universidad?

Alfredo Blanco: Nosotros hemos sido parte activa, somos parte activa de la gestión de la Universidad. Hemos intentado insistir mucho en la necesidad de espacios de debate democrático y de haber iniciado los cambios mucho tiempo antes. Nos parece que lo que está haciendo falta es que haya mayor participación en las decisiones y mayor pluralidad en las miradas que se toman en torno a la Universidad. Y no es un problema de que existan, las cosas por lo general no son blanco o negro digamos, lo que sí en los últimos tiempos perdimos esa capacidad de generar decisiones en un contexto de concentrar todas las miradas y consecuentemente con ello obtener mejores consensos. Hay que profundizar en esa línea.

Francisco Tamarit: Hicimos en cambio universitario, una muy buena gestión. Para empezar veníamos de una gestión en donde se había consumido una desarticulación de las facultades. Teníamos un área central devastada. Creemos que es importante desde el Rectorado buscar un espacio de consensos y de acuerdos que permitan que la Universidad cumpla con sus funciones. Ha habido cambios importantes, cambios a nivel académico como nuevas facultades, nuevas carreras, se fomentó la creación de posgrado de todos nuestros docentes. Hemos iniciado un proceso de reforma política que ha quedado trunco, pero sin duda hoy la Universidad es mucho más transparente, sobre todo en el tema presupuestario. Nosotros, aún admitiendo que hay cosas que faltaron y otras que hay que corregir, hay que admitir que es otra universidad la que deja cambio universitario, una universidad mucho más abierta, mucho mejor que la que recibimos en 2007.

Gustavo Irico: La gestión anterior ha tenido importantes logros, fue una bisagra en la historia y la evolución de la Universidad. Me parece que debe pasar un poco más de tiempo para poder despejar pasiones que siempre están presente y poder tener una visión más amplia de la gestión, pero claramente con un poco de tiempo se valorará lo bueno que se ha hecho. Lo que hace seis años era bueno hoy puede haber sido modificado. Hay que valorar lo bueno y estar muy atentos a los cambios.

-¿Qué harán con los Servicios de Radio y Televisión de la Universidad?

Alfredo Blanco: Los SRT son una parte importante de la Universidad. La Universidad debe estar más articulada con los SRT. Los SRT han avanzado en los últimos tiempos en materia de contenidos, en materia tecnológica. Hay que trabajar intensamente en tratar de entender a los SRT como un conjunto de medios de la Universidad capaz de llevar todas las voces que tengan algo para decir, y que haya mayores niveles de opiniones y pluralidad. Incluso aquellas que representen a los conjuntos menores en la sociedad deben tener su opinión en los SRT. Los SRT no son un grupo privado que vaya a buscar lucro, sino un instrumento para llevar el conocimiento y las opiniones de la Universidad a todo el conjunto de la sociedad. Que la sociedad encuentre en los SRT “la voz de la Universidad”. Sobre la sustentabilidad hay que tener cuidado de diagnosticar con una sola variable, es un problema complejo donde hace falta mucha personalidad para tomar las decisiones y lograr mejorar las decisiones y la sustentabilidad del medio.

Francisco Tamarit: A los SRT como medios los recibimos en una situación catastrófica: sin presupuesto y con serios problemas empresariales. Pusimos una gestión que se dedicó a sanear la empresa, eso está en camino y va en un proceso lento. Los SRT tienen que formar parte del sistema universitario de televisión pública. En ese sentido vamos a seguir trabajando. Es un medio plural más allá de lo que dicen. La pluralidad no se consigue con programas viriles, con miradas opacas. La pluralidad se consigue con la diversidad, en ese sentido creo que los SRT son un medio único y me parece que tienen que ganar aún más perfil universitario y en ese sentido vamos a trabajar. Hay que hacer de los SRT como en la década del 60′, un modelo de canal universitario. Aunque no sea una empresa y no contemos con tanto presupuesto sabemos que podemos llegar al día como empresa, algo que antes no sucedía.

Gustavo Irico: Pensamos que los SRT es un enclave complejo, es un enclave que en alguna medida tiene que ver con los vaivenes políticos. Es un medio muy potente y estamos muy convencidos de que tienen que servir al Estado y a los ciudadanos. De ninguna manera deben subordinarse a los gobiernos, ni nacionales, ni provinciales, ni municipales. Tiene que aparecer todos los sectores sociales y políticos. Debe ser un referente educativo, científico y cultural y formador de comunicadores que deben ser críticos con opinión pero pluralistas y democráticos. Es un tema que además merece otros análisis como económicos y presupuestarios, por eso digo que es un enclave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *