jueves , 17 de octubre, 2019

Juan Pablo Quinteros, vocal del Ersep por el Frente Cívico: “No hubo identificación de esa lista con este proyecto de Luis Juez”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

En el Frente Cívico saben que es tiempo de autocríticas. Saben que compiten con partidos con trayectoria y experimentados, y que si no hay un giro de timón, el partido cuyo líder hace 10 años sacó el 63 por ciento de los votos, el juecismo quedará en el pasado de la política cordobesa. Aseguran sus máximos dirigentes que sin la figura de Luis Juez es muy difícil llegar a una buena performance electoral y que sin candidatos conocidos será casi una utopía pensar en proyección, por más que digan siempre la frase: “Luis Juez va a ser gobernador”. Juan Pablo Quinteros, vocal del Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep) por la minoría y miembro del quinteto inicial del juecismo, analiza los pasos a seguir por su partido. Dice que se fugaron votos y que no cuentan con el apoyo mediático que tienen otros referentes. Asimismo, niega que alguna vez hayan tenido protección mediática como se supuso durante los años que fueron gobierno en la Municipalidad de Córdoba.

-¿Quedaron muchos heridos en el Frente Cívico después de las elecciones?

-No. No hay que dramatizar lo que es la política, la política es la política y en la política pueden pasar estas cosas. Cuando decidimos que nuestro candidato mejor posicionado, que era Luis Juez, que arrancaba cabeza a cabeza en cualquier encuesta con (Juan) Schiaretti y arriba de (Oscar) Aguad, en encuestas serias, no de amigos y decidimos que no sea el candidato, por esta cuestión de la crítica del personalismo, lo decidimos como partido político. Se sabe que el Frente Cívico el año pasado tuvo un proceso de organización interna importante y decidimos ir con candidatos de la fuerza, sabíamos que no uno de los riesgos era no tener el caudal de votos que se sacó con Juez, pero soy sincero y digo con toda seriedad, no esperaba que íbamos a sacar tres puntos, esperábamos más votos. Pero en estas elecciones que no se definió absolutamente nada, sino que fue una encuesta abierta, lo que no dejó es que nuestra lista no fue conocida, no hubo identificación de esa lista con este proyecto de Luis Juez, no hubo identificación de nada, lo que quisimos transmitir no lo pudimos hacer y ese es el desafío que tenemos para octubre, pero insistimos no hay que enloquecerse cuando los resultados favorecen, tampoco hay que desesperarse cuando los resultados no lo acompañan. Esto es político. Para quienes suelen rotular y poner lápidas y les encanta hacer nichos a los dirigentes hay tres ámbitos donde la gente resucita: El cine, la Biblia y la política. Por eso, imaginen con qué expectativa esperamos 2015.

-¿Hay juecismo sin Juez candidato?

-El desafío es construir 2015, una fuerza política en la que Juez sea el dirigente más importante. Nosotros necesitamos una fuerza política que tenga existencia propia contando con la impronta de un dirigente político que hoy es capaz de reunir el 20 por ciento del electorado cordobés. Hoy, hay pocos dirigentes que solos pueden buscar votos. Por su capacidad, por el carisma, porque la gente le cree, saben que sus principios que enarboló no los ha abandonado, por eso es imposible dejar de hablar de juecismo. Le digo con todas las letras que el líder es Luis Juez y el que crea que no es así está militando equivocadamente.

-Hace diez años ganaban en la Ciudad con el 60 por ciento de los votos y hoy a duras penas consiguieron el 3 por ciento, ¿Qué pasó en el medio?

-Son circunstancias. Hace 10 años sacaba el 60 por ciento de los votos Luis Alfredo Juez, en un marco especial, en un contexto especial y con situaciones particulares. Cada proceso eleccionario tiene su particularidad, si me dicen que Juez sacó el 3 por ciento de los votos les podría contestar, ahora no puedo porque él no estuvo.

-¿La caída de Juez y del juecismo – Frente Cívico tiene alguna relación a la falta de apoyo que dejaron de darle algunos medios?

-Nunca pedimos que nos apoyen. En la política no hay que pedir que los medios lo apoyen, y no hay que ir buscando el apoyo de los medios. Pero creo que se podría conseguir un tratamiento objetivo de la información de los medios. Que no haya favoritismos, que la pauta no marque la agenda, con eso nos conformamos. Creo que lo único que estamos pidiendo es periodismo independiente, el periodismo que no es independiente no es periodismo es propaganda. Pedimos un tratamiento ecuánime respecto al tratamiento de las noticias. No pedimos que nos favorezcan, que nos mimen o que nos quieran, pedimos que traten las noticias como se deben tratar.

-¿Hace unos años había una Voz del Interior anti-delasotista y pro-juecista, y ahora es al revés?

-Lo digo con total franqueza y no quiero eludir la pregunta. No se si hubo una Voz del Interior juecista, es más no creo que haya sido así. La historia lo marca.

-¿Pero hubo empleados del diario que fueron integrantes del Frente Cívico?

-Muchos fueron empleados de La Voz del Interior, pero nunca pertenecieron al Frente Cívico mientras eran empleados del diario. Que haya habido gente que integró este espacio político luego de dejar sus funciones, no solo en medios, sino en empresas. Tuvimos empleados de Fiat, de Volkswagen y esas empresas no eran juecistas.

-Pero la gestión de Juez no hizo calles o monumentos con los nombres de Fiat o Volkswagen, y de La Voz sí, ¿Había una cierta afinidad que en ese momento no tenía De la Sota?

-De la Sota tenía un problema particular porque estaba en juicio con La Voz del Interior, tenía un juicio millonario con el diario. Tenía un problema personal con el medio, ni siquiera era político, estaba en la Justicia. Que nosotros hayamos hecho un reconocimiento a un medio que cumplía 100 años, no quería decir que quisiéramos torcer la voluntad del diario. Lo digo con buena fe y sinceridad, nunca intentamos ganar los favores de los medios, pero sí está claro que el papel de los medios del año 2013 no es el del 2003. Como se acomodaron o los han obligado a tomar posición y cómo se expusieron algunos medios ante la sociedad son dos períodos muy distintos. En 2003, cuando leíamos los diarios si decía que iba a llover, iba a llover y salíamos con piloto, hoy la gente cuando el diario dice algo se preguntan quién es, quien lo escribe o a quién responde. No quisiera decir si eso está bien o mal, está bien que sepamos que orientación tienen los diarios o los medios, porque de esa manera uno puede sacar sus propias conclusiones. De los dos lados están respondiendo a un interés particular. La inteligencia está en no entrar en la lucha de fanáticos, no es fácil.

-¿Creen entonces que La Voz del Interior lo usó a Juez para pelear con De la Sota y después le soltó la mano? 

-No. En realidad, no creo que lo haya usado a Juez en ese momento en la pelea con De la Sota. Juez fue una expresión particular que estuvo más allá de un medio de comunicación. No se saca el 60 por ciento de los votos porque un medio lo apoye. Lo digo de esta forma, nunca ese diario nos privilegió, al contrario fueron críticos, severos de Juez intendente, pero severísimos y esa severidad de los cuestionamientos no son los mismos con los que hoy están tratando a la gestión de De la Sota por ese medio, lo puedo garantizar y lo decimos con total responsabilidad. Hay cosas de la gestión de De la Sota que se dejan pasar, que no se ven y la verdad que eso preocupa y no quiero decir bombas para hacer títulos, me parece que ustedes son periodistas y conocen bien la interna y lo que pasa dentro de los medios y las posiciones que estos han tomado. Nos subestiman a los dirigentes políticos y no nos deben subestimar, que el común de la gente no lo sepa porque no le interesa leer el diario, es otra cosa, pero nosotros sabemos todo, las presiones, cuánto pautan. Usted me llevó a los medios, hoy casi todos son así, y no me quiero pelear con La Mañana de Córdoba, ni el Día a Día, ni La Voz, ni Cadena 3 que puso una candidata en una lista de Unión por Córdoba donde era una propaganda constante. Contra esas cosas uno qué quiere que diga, los medios hacen su negocio que es informar, entretener y ganar dinero. Son grupos económicos que están para hacer dinero, y nosotros estamos para hacer política y evidentemente nuestros intereses chocan con esos intereses e intentamos con humildad hacer política honestamente, hay otros que no lo pueden hacer y no hay nadie que les ponga el dedo en la yaga para decírcelos. Y nosotros como no tenemos caja de resonancia no nos llevan el apunte.

-¿Hay Frente Cívico para 2015?

-Juez va a ser gobernador en 2015.

-Ya que sabe, ¿Quién va a ser intendente?

-Bueno, me hace muchas preguntas en una sola nota. No quiero que suene a bravuconada y estoy convencido que el crédito que tiene Juez con la sociedad está intacto y probablemente en algunos puntos esté resentido, porque hay que hacer autocrítica. El peor error que uno puede ver es no ver el resultado de las urnas, es no analizar, no hacer autocrítica, asumir donde está la falla. Ahora le digo que el desafío nuestro de octubre es demostrar que este modelo de Unión por Córdoba está agotado. Es gracioso escuchar al gobernador hablar de renovación cuando van a cumplir 16 años en el poder, y van por 20. Creemos que somos la única opción que hay para 2015, donde vamos a plantar el candidato a intendente que la gente quiera, en las ciudades y Córdoba y el gobernador con el que la gente se represente. También una propuesta para la gobernación pluralista, abierta que oxigene la política después de este gobierno corrupto e ineficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *