martes , 22 de octubre, 2019

Juan Pablo Díaz Cardeilhac, secretario de Transporte de la ciudad de Córdoba: “Lo que digan los que no supieron ni quisieron (cambiar el transporte) no les prestamos atención”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

El 1° de septiembre, la ciudad de Córdoba y la gestión del intendente Ramón Javier Mestre se enfrentan a un desafío pedido por los vecinos durante años: el transporte. Se incorporan unidades nuevas y dos nuevas prestatarias comienzan a jugar entre las empresas, se trata de ERSA y Autobuses Santa Fe. Ambas, según dicen los funcionarios, con la espalda suficiente para afrontar los problemas de transporte en la ciudad. Desde la Municipalidad, el secretario de Transporte, Juan Pablo Díaz Cardeilhac, asegura que será algo provechoso para el usuario al cual hay que cautivar nuevamente. Explica que deja la (próximamente desaparecida) Tamse y prefiere ignorar las críticas de los que dice “no quisieron ni supieron hacer”.

-¿Qué va a pasar el 1° de septiembre con el transporte en Córdoba?

-El 1° de septiembre la Ciudad incorpora 200 colectivos nuevos al servicio de los corredores que actualmente presta Tamse. Esto es bueno señalarlo, no hay ningún cambio en los servicios ni en los recorridos que presta la empresa, eso recién vendrá cuando se implementen las nuevas concesiones que serán en febrero o marzo del año que viene, hoy en los mismos corredores que presta la empresa se incorporan las 200 unidades que incorporará esta UTE, que se hará cargo del servicio, que se harán cargo de estos corredores.

-¿Las empresas le prestan entonces a Tamse las unidades hasta tanto ellas sean las prestatarias del servicio?

-No, las empresas se hacen cargo del servicio en esta transición de aproximadamente seis meses hasta que se implemente el nuevo servicio de transporte, con el objeto de incorporar estos colectivos, que las dos empresas que han resultado preadjudicatarias, ERSA y Autobuses Santa Fe en sus ofertas presentadas en el mes de abril habían consignado y acreditado que el 31 de julio cada una disponía de 100 unidades, y esto sumado a que en el Ministerio de Trabajo habíamos arreglado con la UTA (Unión Tranviarios Automotor) de la absorción de todos los trabajadores de Tamse y en la que se planteó la necesidad de hacer una transición, y sumando estos dos eslabones entendimos que debíamos hacer esta transición para que ellos se hagan cargo del servicio.

-¿Entonces desde septiembre Tamse comienza su proceso de desaparición?

-No, ella va a seguir prestando el servicio de trolebuses, eso plantea una continuidad de la empresa en ese sentido. Los trolebuses no formaron parte del proceso licitación y es un servicio que el municipio va a mantener prestando el servicio a través de Tamse.

-¿Todos los choferes son incorporados?

-Los choferes que actualmente prestan servicios en Tamse son incorporados.

-¿Cuántos choferes son?

En la implementación del nuevo sistema existe la obligación de absorber a la totalidad de los trabajadores que hoy tiene Tamse, en la implementación de estos seis meses existe un mínimo de 1.200 trabajadores que formarán parte de esta prestatarias en estos seis meses.

-¿Qué deja Tamse, juicios, activos?

-Tamse sigue siendo una persona jurídica que mantiene los pasivos que generó durante estos años, que son cuantiosos durante estos últimos años. Si bien se han generado por situaciones de hace muchos años, se sabe que los juicios empiezan a impactar cuando van agotando las instancias judiciales y se vuelven exigibles. Estamos en esa etapa donde tenemos un pasivo judicial importante generado en muchos años de desgobierno, al igual que deudas impositivas que tienen que ver con Afip pero que es el Tamse residual que irá subsanando este pasivo de acá en adelante.

-Con respecto a los juicios de las otras prestatarias, ¿Se reciben muchas críticas sobre lo que se pagará?

-No hay dudas de que los cinco juicios que si uno los cuantifica por la demanda realizada por las empresas ascendía a 542 millones terminar cerrándolos con pagos de bonos y compensaciones con patentes en 30 millones para cada uno, entendemos que fue muy beneficioso para todos, y sobre todo sin perder de vista que le ponemos fin a una etapa de inseguridad jurídica y una gran incertidumbre en el sistema de transporte. No puedo imaginar entrar en el nuevo sistema con juicios pendientes, con lo que significa en el vinculo concesionario concedente y lo que significa como incertidumbre a los propios trabajadores del sistema, y como espada de Damocles a las finanzas de municipio sabemos que fue un acierto cerrar estos acuerdos de manera manejable.

-¿Qué va a cambiar para el usuario?

-Va a cambiar que haya 200 unidades más. Tamse incorpora todos los días entre 220 y 240 unidades a la calle, de esas, 60 se rompen por día, esto tiene entonces un impacto en la frecuencia y en el servicio. Entonces, tomando las unidades que en mejor estado están, más estas 200 vamos a lograr mejorar las frecuencias y mayor regularidad, y una mejora en la calidad del servicio.

-Históricamente el transporte es el principal problema de todas las gestiones, ¿Qué les hace suponer que terminarán con esto?

-Lo que no se puede poner en duda es que después del fracaso de la licitación de (Germán) Kammerath, del fracaso de las dos gestiones que sucedieron, eludieron subsanar este fracaso y mantuvieron un servicio indefinido que nos hizo llegar en este retroceso de pasajeros que día a día ha tenido el sistema, a esta situación actual del transporte. Y no quedan dudas de que el intendente Mestre ha decidido afrontar lo que es una transformación estructural del sistema. Primero con su aprobación y luego con los pliegos al Concejo Deliberante. Ya estamos hablando de que esta licitación ha sido exitosa porque teniendo justamente cuatro prestatarios, que son cuatro que tienen espalda suficiente y cumplen con los requisitos que un prestatario para la ciudad de Córdoba debe cumplir, lo que resta analizar es ver si estos cambios que hemos introducido como el “Solo Buses”, los vehículos articulados, las paradas inteligentes, los seguimientos satelitales van a significar una mejora real en el servicio. Nosotros con esa expectativa lo hemos realizado y no tenemos dudas de que va a haber una sustancial mejora con la nueva implementación del servicio con el nuevo sistema de transporte.

-¿El triunfo del intendente Mestre en la gestión está sujeto a que esto funcione?

-Es un compromiso de campaña que el intendente lo ha abordado con una gran decisión política, y que eso en la medida en que se plasme en mejoras concretas para el sistema, seguramente habrá una valoración de la ciudadanía por el cumplimiento de la palabra empeñada en la campaña.

-¿Le promete usted al usuario que va a haber un mejor transporte en la Ciudad?

-Lo que prometo es que lo que nosotros hemos diseñado, que significa incorporar estas modalidades nuevas, tecnología, mayor cantidad de unidades, mejorar la frecuencia, eso será una realidad en la ciudad de Córdoba y eso es lo que los usuarios van a calificar cuando esté funcionando.

-¿En Córdoba se hablaba del transporte siempre de los paros, sueldos y choferes y ahora se habla de cambio, no es un desafío demasiado grande? 

-No estoy al frente de un cambio, el que está frente al cambio es el intendente de la Ciudad, somos un equipo que primero en el diseño del transporte, y luego en el diseño de estas políticas vamos a tratar de hacer efectivas las políticas. Entendemos que sí es un desafío, pero que sí va a ser positivo y eso es lo que estamos tratando de hacer.

-¿Qué opina de los que critican el nuevo sistema, como por ejemplo, los juecistas?

-No quiero personalizar en unos o en otros. Pero sí creo que hubo incapacidad para dar respuestas efectivas a los problemas de transporte desde la licitación frustrada, no hubo capacidad de revertir eso. Cuando hay una propuesta y estamos procurando ponerle una bisagra al transporte de Córdoba, sobre todo por los vecinos, debieran acompañar estas iniciativas a partir de que hubo una fuerte mora con la ciudadanía.

-¿Considera que son demagogos los que no acompañan?

-Lo que valoro es que la gente tiene una opinión positiva sobre lo que estamos proponiendo, eso crea una expectativa de cambio. Debemos recuperar pasajeros, de un millón de pasajeros que tenía la ciudad hace 20 años, hoy hay 600 mil diarios. Hay 25 por ciento más de población, lo que digan los que no supieron ni quisieron no les prestamos atención. Lo que llevamos adelante son los cambios que el Intendente se propuso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *