miércoles , 21 de agosto, 2019

José Pihen, secretario General del SEP: “Todavía es prematuro pensar en un conflicto salarial antes de fin de año, pero estamos atentos”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

El titular del Sindicato de Empleados Públicos (SEP), José Pihen, opinó sobre la modificación del Impuesto a las Ganancias y aunque sólo el 15 por ciento de los empleados públicos lo percibe dijo que con los próximos aumentos de sueldo que haya se volverá a lo mismo. Además, sostuvo que la medida fue solamente electoral y que si el Gobierno nacional habría sacado más votos en las Paso, jamás se hubiera hablado de este tema. Recordó que irán a la Justicia para tratar de eliminarlo en forma permanente. En otro orden,  se refirió a la situación de los empleados que representa y no descartó solicitar paritarias nuevamente por una posible “disparada” de precios.

-¿Cómo queda parado un trabajador ante Ganancias con los nuevos anuncios?

-Por empezar, digamos que el que supuestamente está beneficiado por las últimas decisiones del Ejecutivo, ya ha pagado el 50 por ciento de lo que pagó el año pasado, empecemos por ahí. En segundo lugar, sin desconocer que tiene un sesgo positivo levantar el mínimo no imponible, está claro que esto es por un rato, hasta fin de año y no resuelve los problemas de fondo sin contar las dificultades que han ido apareciendo y que se van a ir solucionando con una resolución por día de Afip, lo cual complica aún más la interpretación del decreto que anunció la Presidenta (Cristina Fernández). Esto nos lleva a que en el caso de la CGT, nosotros tengamos decidido un planteo que va más al fondo de la cuestión, que no hablamos de mínimo, hablamos de los mecanismos necesarios para que la ley se aplique en plenitud tal cual está redactada y sin los elementos que a lo largo del tiempo se han ido poniendo y que limitan, por ejemplo, a las actualizaciones de las escalas que es lo más grave o a la actualización de los rubros que uno puede descargar. Yo siempre pongo como ejemplo que si compré un auto hace cinco años podía descargar 500 pesos, hoy sigo descargando lo mismo con el aumento que tuvieron los autos, o lo que descargo por esposa, descargo lo mismo que descargaba hace cinco años. Todo esto porque no hay un planteo de fondo a nuestro juicio, y esto nos lleva a ratificar que vamos a ir ala Justicia federal, lo íbamos a hacer esta semana, pero los abogados nos pidieron un par de días más para evaluar los cambios, pero igual vamos a ir con un planteo de fondo, que la Justicia le ordene al Ejecutivo liberar todos los mecanismos que se han ido creando para que no se aplique el artículo 90, por ejemplo, y se pueda hacer que el impuesto que nosotros consideramos que debe existir, no estamos en contra, pero que debe ser aplicado con los criterios de cuando se creó.

-¿Cuáles son los criterios?

-Fundamentalmente que para el caso de los trabajadores solamente estarían alcanzados los niveles gerenciales de las empresas.

-¿Hoy quién está alcanzado?

-Hasta un trabajador que cobra, según la última definición del Ejecutivo, 15 mil pesos y aunque haya cobrado sólo un mes 15 mil en los últimos 6 meses ya está alcanzado. Por eso, decimos que está alcanzado prácticamente el 90 por ciento o el 80 por ciento de los trabajadores, y eso va de frente con una concepción según lo cual nosotros entendemos que no puede estar gravado el salario como lo está en este momento y como consecuencia manifestamos.

-¿No ven como positivo que se haya hablado de Ganancias, que es un reclamo al cual no había nunca respuesta?

-Sí, dijimos, creemos que es positivo porque por lo menos lo hemos visto antes de las Paso, que todos hablaron los temas, después de las elecciones lo mismo. El Gobierno de alguna forma tomó nota de que uno de los reclamos pendientes de la gente era ese, y el tema se ha instalado, y a nuestro juicio se instala sin ir al meollo de la cuestión, sin hacer que la ley rija con los mecanismos que la propia ley tenía incorporados.

-Si el resultado electoral para el kirchnerismo hubiera sido otro, ¿Cree que este reclamo se hubiera escuchado?

-Tengo dudas, pero como positivo digamos que antes de la elección todos los candidatos estaban hablando de Ganancias y eso lo anoto como un mérito del Movimiento Obrero en su conjunto que empujó a todos los niveles de todos los agrupamientos para que este tema se diferenciara.

-En octubre y de ahí en adelante, ¿Van a quedar igual que antes por los aumentos de salario?

-Por eso estamos en esa limitación y queremos ir a fondo con la cuestión, para que no haga falta en octubre y noviembre estar de nuevo en ese tema.

-¿Cree que está supeditado al resultado electoral?

-Nosotros vamos a ir por la justicia federal, no es un camino judicial, es distinto a los que se han planteado. Son válidos todos los caminos que están dando vueltas, nosotros a la luz de lo que hemos ido entendiendo y por las explicaciones que nos han dado desde Afip, nos parece que es importante explorar este camino, no sabemos si nos ha ido bien o mal, creemos que vale la pena explorarlo, si nos va bien habremos resuelto el tema para siempre, y si nos va mal lo tendremos que pelear como hasta ahora.

-¿Qué porcentaje de empleados públicos de la provincia de Córdoba está alcanzado por el Impuesto a las Ganancias?

-El 15 por ciento antes de los anuncios de la Presidenta, ahora no tenemos el dato, y en octubre cuando cobremos la tercera parte del aumento volverá al 15 de nuevo. Si no se resuelve el tema de fondo tal vez sean más. Pero reiteramos un dato, aún los que están alcanzados por las decisiones últimas del Ejecutivo ya a esta altura del partido pagaron el 50 por ciento de lo que pagaron el año pasado.

-¿Para que sea bueno el anuncio, el Estado debería devolver lo que retuvo?

-Ni hablar de eso, nadie dice nada. Debería ser pero es obvio que al Ejecutivo ni se le ocurre plantear eso.

-¿Cómo están luego de los anuncios las relaciones sindicalismo – Gobierno?

-Me parece que hay un cuadro que todo el mundo conoce, hay un intento de una CGT nacional. Primero decimos que desde Córdoba deploramos esto en forma clara. Los procesos de disolución que tiene el movimiento obrero a nivel nacional, que haya tres CGT, para nosotros, es una verdadera vergüenza y un escándalo, y hecha esa salvedad todo el mundo sabe cómo está puesto hoy el escenario: Con una CGT que de alguna forma está tratando de consensuar con el Gobierno, otra que rompió con el Gobierno después de haber sido su aliado, y una tercera que está distante. Eso sumado a cosas tan peligrosas como el fallo de la Suprema Corte en el caso de ATE contra la Municipalidad de Salta, me parece que son elementos que son negativos para la supervivencia del modelo sindical que es lo que nosotros defendemos. En Córdoba, tratamos de hacerlo de la mejor manera, y acá defendemos de la mejor manera y lo mejor es que independientemente de cómo pensemos del Gobierno nacional, provincial o de los partidos políticos podamos estar todos juntos en la CGT de la forma que nos unen, por ejemplo, este reclamo de Ganancias.

-El ministro de Trabajo Adrián Brito recibió a una delegación de este gremio ATE, ¿Cuál es la situación de ellos?

-Ellos están insistiendo en un reconocimiento que todavía no está pleno, que está cuestionado. Además, es un reconocimiento espurreo que nadie lo dice, el origen es un expediente en el cual se tramita una elección de delegados y que por arte de magia un juez dice, que después de cuatro años, se le devuelva la personería a ATE. Esto no terminó y esta semana vamos a estar presentándonos en queja ante la Suprema Corte de Justicia. Además, ni siquiera se respeta lo elemental de las propias resoluciones que el Ministerio de Trabajo establece, que es tener el 20 por ciento de los afiliados. Por eso, acá sabemos que se dicen muchas cosas y se miente mucho. Nosotros no vamos a ser los que contribuyamos a esa guerra. No nos vamos a pelear con trabajadores, pero si quieren hacerlo que lo hagan; tienen derecho a formar un gremio, tienen derecho, lo que no tienen derecho es a robarse una representación que todavía no tienen.

-¿Están viendo de reojo los precios, hay posibilidad de que se sienten de nuevo con el Gobierno?

-No hay que descartar nada, es cierto que estamos con preocupación viendo cómo evolucionan los precios, y ya se sabe que por más que tenemos un acuerdo firmado hasta enero, por más que en octubre vence una de las cuotas del aumento, también hay una cláusula del acuerdo que establece que si los precios se disparan y ponen en riesgo el valor adquisitivo de los salarios vamos a volver a plantear la discusión.

-¿Se avizora un conflicto?

-Todavía es prematuro pensar en un conflicto salarial antes de fin de año, pero estamos atentos.

-¿El Gobierno abrirá la mesa de diálogo si se dan estos puntos?

-No lo sabemos no somos adivinos, pero vamos a ver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *