lunes , 23 de septiembre, 2019

Javier Pretto, legislador del PRO: “Los que se porten mal, que pierdan el boleto educativo por un año”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

Desde el macrismo en la Unicameral sostienen que el boleto educativo y otros beneficios deben ser para los alumnos que “se porten bien” en las aulas,  que debería ser un premio otorgado por el gobierno a aquellos jóvenes que sean respetuosos y que lo consideren un premio. En cambio, también sostienen que como castigo deberían quitárselo a aquellos que no lo merezcan, entre ellos, los victimarios del bullying.

Javier Pretto es legislador del PRO y sostiene que con un castigo es la única forma que los chicos sepan diferenciar entre lo que está bien y lo que está mal.

-¿Presentan un proyecto para sancionar a los alumnos abusivos?

-Sí, es el 14.307. Incorpora una sanción que es temporaria y es la suspensión de un beneficio que el Estado otorga a los alumnos, que es el Boleto Educativo Gratuito. Siempre con la idea de que no sólo somos sujetos de derecho sino de obligaciones, y a aquellos que hayan sido expulsados de la escuela, la sanción es más severa que no es perder el beneficio del boleto por un año, sino por el año subsiguiente y se puede reducir a la mitad si participa de un curso que deberá ser dictado por el Estado y aprobándolo se reduce a la mitad. La idea es transmitir el concepto de que se puede conservar un beneficio portándose bien y siguiendo las normas, siempre tratando de erradicar la violencia y que no es lo mismo que portarse mal. Si premiamos las acciones violentas subvertimos todos los valores. Se pueden entender todos los casos, como de dónde vienen los violentos y esto se complementa con modificar la ley de bullying.

-¿En definitiva está pidiendo que los violentos pierdan el Boleto Educativo Gratuito?

-Lo pierdan por el transcurso del año, los que se porten mal que pierdan el boleto educativo por un año y complementándolo con la ley para la protección de niños en situación de bullying que es mostrar el problema dictando cursos, hacer cuadernillos donde se incorporen los valores para resolver los problemas de los violentos en forma pacífica, hacer nuevos valores y concientizar a los alumnos, a las familias, a los directivos y a los docentes sobre la gravedad del problema, que si no le ponemos un freno en el colegio no podemos después buscar que no se propague.

-¿No cree que se vaya a fomentar la deserción escolar?

-A los colegios deben concurrir para formarse en valores para retransmitir y el concepto es que haya premios y castigos o que haya que esforzarse por ser buen alumno y buen ciudadano. Estos conceptos no tienen que ser lo mismo tenerlos que no. Es una forma de que la escuela también ayude a la familia que está en esa situación. Es para que sepan que cumplir una obligación trae beneficios.

-¿Sabe que no lo van a apoyar los otros legisladores en este tema, no?

-Sí, lo sé, lo sé. Lo que pasa es que también hay que tener en cuenta de que si se legisla sólo para hacer la vista gorda y no ser el chico malo y para ser el Estado omnipresente hecho un flan, que no resuelve ninguna cuestión, seguro que no voy a tener el apoyo de mis pares, pero si ponemos sobre la mesa la gravedad que trae aparejada la violencia en el seno de la escuela seguramente que por la situación compleja no dan ganas de ocuparse. Pero hay que hacerlo porque es nuestra función como legisladores, por lo menos los invito a que iniciemos el debate y podamos acordar. La idea no es sancionar, pero puede haber alguna sanción que sea más proactiva, más regeneradora. No me opongo, lo que no puedo aceptar es que se haga la vista gorda y no se sancione a nadie, aún cuando trasladen sus problemas a la escuela y ésta no lo resuelve.

-¿Es parecido a la pérdida de puntos de la Policía Caminera?

-Es así. Queremos ser aleccionadores en el tránsito y no en la escuela que es donde nos formamos. Los que tienen problemas con la conducción ahí sí hay modos de sancionar, de perder los puntos y de hacer un curso para volver a hacer. En la escuela esto no lo podemos hacer, son pretextos de que hay que contener, pero la escuela tiene la función de educar, pero si contenemos sin educar, sin reeducar en este caso me parece que sería más grave. Intentaremos que se debata.

-¿Sabe que se está metiendo con uno de los pilares de la gestión de De la Sota que quiere ser presidente? 

-Por su puesto, esto es una forma de ayudarlo al gobernador, a pensar de que no sólo todo son dádivas y beneficios, sino que hay que pensar a que su accionar y su política ayude a hacer una sociedad más justa y equitativa. Formar hombres con valores, este proyecto bien pensado y debatido contribuiría al diseño de la política pública del gobernador, lo que pasa es que para algún sector puede parecer que somos los chicos malos, pero en realidad hay que trasmitir la idea de que portarse bien es mejor que portarse mal.

-Muchos dicen que es macrismo puro. 

-No sé a qué se refieren con eso, Macri o macrismo puro lograron buenos resultados estableciendo premios y castigos, y por ejemplo se reeduca en las villas, se urbanizan las villas y se está entendiendo. Ahí está en el macrismo puro la escuela como pilar fundamental y transmitiendo valores.

-¿Y el azote bajo el brazo? 

-No es el azote bajo el brazo. Es aprender a discernir entre el bien y el mal, portarse bien y los beneficios que trae esto. Hoy los docentes no son respetados por los alumnos y los mensajes son de falta de respeto, no hay normas.

Un comentario

  1. Me parece perfecto, Pretto y el Pro me convencen de que un cambio en Cordoba es posible!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *