domingo , 20 de octubre, 2019

Javier Bee Sellares, vicepresidente de la UCR provincial: “El radicalismo obtuvo su piso de votos, el justicialismo su techo”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

Pasaron las elecciones y en cada partido la analizan según su conveniencia. En el Partido Justicialista (PJ) admiten y festejan el triunfo en las primarias, mientras que en la Unión Cívica Radical (UCR) se mantienen expectantes a lo que pueda pasar en octubre. Desde el Concejo Deliberante, el presidente del bloque radical, Javier Bee Sellares, dijo que pese a los números Oscar Aguad le ganó a Juan Schiaretti en la Capital y sostiene que hay muchos votos para recuperar en octubre. Consultado sobre el rol de Ramón Mestre en las elecciones asegura que no se lo vio en la campaña y no se lo verá ya que debe gobernar la ciudad de Córdoba. Asimismo, analiza al peronismo y especula que los que conducen el panal no podrán tener más de lo que tuvieron el 11 de agosto, y que los votos que consiguieron son su techo.

-Pasaron las elecciones, ¿Cómo evalúan el resultado?

-Cuando pasan cuatro días y uno empieza a recibir resultados más concretos, porque fundamentalmente en esas primeras horas posteriores a una elección uno se maneja con bocas de urna, y muchas veces las boca de urna no son propias sino de otros partidos, uno tiene los resultados pasada la veda electoral, pero cuando van pasando los días, los análisis que se hacen son más detallados. Nosotros estamos convencidos de que la elección del radicalismo ha sido una elección positiva, creo que se ha subido en el puntaje electoral con respecto a la anterior Paso (elección primaria, abierta, simultánea y obligatoria). La pregunta obligada y que uno obviamente tiene que responder es si la elección en la ciudad de Córdoba fue buena o mala. Dos consideraciones para esta respuesta: la fórmula a fórmula, Aguad saca más votos que Schiaretti, con lo cual queda en claro que en ese sentido el radicalismo sigue conservando su voto tradicional, por así decirlo. También creo y hay que hacer la aclaración y lo manifestamos públicamente, en esta elección lo que se define son temas de tipo nacional en el sentido de que la población se ha expresado en ponerle un límite a algunas acciones de la Presidenta, fundamentalmente a todas las acciones de la re-reelección, con lo cual agotado ese tema y puesto ese límite que fue con lo que la gente se manifestó el 11 de agosto la campaña para octubre será una campaña donde hagan falta las propuestas, porque es bueno que empecemos a escuchar a los candidatos, porque no es solo una campaña en la que uno tiene que decir que son los mejores para defender Córdoba, sino que realmente hay que demostrar cómo uno va a defender a Córdoba en el Congreso Nacional.

-¿Cree que en las Paso hubo propuestas? 

-Estoy convencido de que es una deuda pendiente, creo que en las Paso al ser una campaña tan corta, realmente fugaz, lo que ha habido es una presentación formal de los candidatos, que en algunos casos los ha favorecido más, y en otros casos probablemente no, pero el solo hecho de que en la elección del 27 de octubre no estén todas las boletas que existían ese día en el cuarto oscuro marca de que hay una depuración. Democráticamente el paso que viene ahora es este, de que los candidatos se presenten en sociedad con todas sus propuestas. Insisto con el eslogan de que somos los que mejor podemos defender a Córdoba, es un eslogan que hay que demostrarlo y darle contenidos, espero y anhelo que en estos días que quedan hasta octubre eso se convierta en contenidos.

-¿Cree que el peronismo en caso de ganar se terminará volcando o arreglando con la Presidenta, teniendo en cuenta que fueron y dejaron de serlo? 

-A mí me da la sensación de que, y lo digo no desde mi posición como radical, pero lo digo lamentablemente en muchos casos no hay memoria. Creo que el justicialismo ha dado muestras de que es funcional en este caso al Gobierno nacional, al kirchnerismo de acuerdo a determinadas circunstancias. Muchos candidatos repitieron lo que pasó hace dos años de que los cuatro candidatos de Unión por Córdoba no tuvieron su lista, con lo cual el kirchnerismo se llevó cuatro bancas, y eso le permitió -cosa que mucha gente no sabe- a ser el partido con mayor segundaje de publicidad en radio y tv, lo cual cuando uno ve este resultado tiene que darse cuenta de que ganaron las anteriores, y el radicalismo ojalá hubiera tenido esa cantidad de segundos para mostrar sus propuestas. Concretamente a tu pregunta a mí no me da garantías el justicialismo de Córdoba, creo que ha tenido un ir y venir según las condiciones, no ha tenido coherencia. El único que tuvo coherencia, que siempre fue oposición y que siempre ha marcado su contraste con el Gobierno nacional, y en este caso Aguad que como legislador lo mostró en reiteradas oportunidades librando batallas muy importantes, siempre fue el radicalismo.

-¿En octubre será PJ contra UCR solamente?

-No me cabe duda de que siete bancas se disputaran entre el PJ y la UCR. Anhelamos y vamos a trabajar para que las cuatro bancas sean de la UCR, y esto que estoy planteando ahora y que a horas de las elecciones que pasaron parecieran difíciles, cuando uno ve los números detenidamente departamento por departamento la diferencia es de seis puntos y medio en el interior a favor de ellos, lo cual me parece que hay un trabajo muy importante para llevar adelante. Insisto, acá hay dos partidos políticos que se han despegado del resto y que van a disputar siete bancas.

-¿Cómo serán los próximos días para la UCR?

-Lo que hemos hecho fundamentalmente, con la satisfacción de que las otras listas radicales van a acompañar este proceso, y eso es importante recordar que lo que definieron las Paso también no fue la selección a dedo de sus candidatos, recordemos que había tres listas compitiendo y las que perdieron se sumarán a la campaña, lo cual brinda satisfacción y coherencia a lo que es el accionar del radicalismo y por supuesto a lo que es la captación de votos de la UCR.

-El militante peronista lo ve a De la Sota caminando la calle, ¿La UCR no pide por Mestre?

-Nos parece una tremenda irresponsabilidad del Gobernador intentar mostrar que una gestión de gobierno está basada en si hay un triunfo electoral o no. El radicalismo a lo largo de los años ha ganado y perdido muchas batallas electorales, por supuesto que uno siempre quiere ganar contiendas electorales, pero hay algo que tiene que quedar en claro, que al rol de los candidatos los tienen que tener los candidatos, los que conforman la lista, y al rol de gestionar lo tienen los gobernadores e intendentes. Mestre es el intendente más importante de la provincia en este caso del radicalismo, con lo cual la ciudadanía lo eligió para que gestione, si uno irresponsablemente le pidiera a Mestre que durante 70 días se dedicara a hacer campaña y descuide los intereses de la ciudad de Córdoba le puedo garantizar que el resultado electoral posiblemente sea mejor, y no seríamos radicales, porque lo que nos interesa es gestionar, porque el mejor favor que nos puede hacer Mestre a todos los radicales es mantener la ciudad en ascenso, ya se detuvo la caída de esta ciudad y que cada vez sea más digna de ser vivida.

-¿Quedaron heridos en la UCR después de las elecciones?

-Siempre, después de una contienda interna en los partidos políticos alguien no queda satisfecho, lo que me parece es que mucho más rápido de lo que creíamos detrás de un objetivo que es el 27 de octubre, y repito donde nos planteamos que es una elección que se puede ganar, y yo por eso recalco que hay siete legisladores para dos partidos, por eso vamos a tratar de que el cuarto sea el nuestro, y en el cuarto oscuro la ciudadanía nos dirá si es sí o no.

-Llaryora le sumó a Schiaretti y con esos puntos ganó, ¿Por qué las otras listas de la UCR no aportaron votos para un triunfo?

-Porque se subsistó, a mi entender, una situación muy particular, y nosotros cuando intentamos evitar la interna, hicimos un esfuerzo muy grande para que se evite, ofrecimos lugares importantes para conformar la lista de unidad, y cuando esa situación no se da el grupo de Confluencia que lidera el doctor Mestre se encuentra ante la situación de librar una interna se conformó una lista importante, una lista donde el uno y el tres son de Córdoba ciudad y el dos y el cuatro son intendentes del sur y del norte, y donde de los 15 integrantes hay 11 del interior, por eso cuando nos vimos obligados a armar la lista se armó con criterio federal y de renovación importante. Eso hizo que el resultado sea categórico, afortunadamente para nuestra lista el resultado fue categórico, la gente se volcó a la formula de Aguad – Carrizo – Mestre.

-¿El viejo dicho de que el radicalismo sin internas no es radicalismo?

-Interpreto y recalco lo de las Paso. Me hubiera gustado tener una lista de unidad, la sociedad y la gente lo pedían, pero también hay que plantear que el concepto de primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias es muy positivo, los que no se pueden poner de acuerdo con sus candidatos, con sus ideas y convicciones tengan un ámbito para poder dirimirlo. El tema extra es una pregunta que hiciste hace unos minutos, el objetivo del radicalismo es hacer una buena elección y mejorar la elección que se hizo. Interpretamos que si el radicalismo estuvo en los 23 puntos nos tenemos que poner a trabajar para llegar a los 30 que tuvieron los justicialistas, insisto, hay 7 bancas para dos partidos.

-Como en el fútbol, ¿Qué saben del rival, en este caso de Unión por Córdoba?

-Hay que explicarlo de esta manera, la sensación del triunfalismo basado en números es un concepto muy relativo. El peronismo ha perdido muchísimos votos y puntos con respecto a elecciones pasadas. Lo que digo de no comparar con elecciones pasadas porque el kirchnerismo recibe de Unión por Córdoba los diputados nacionales no significa que uno no pueda hacer una traslación de votos de lo que sucedió en la última elección para gobernador, o lo que ha sucedido en las últimas donde se presentaron. El justicialismo tiene su techo de votos en la elección que pasó, pero a su vez el radicalismo tiene su piso. En la elección que pasó el radicalismo obtuvo su piso de votos, el justicialismo su techo y van por menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *