domingo , 18 de agosto, 2019

Fernando Sibilla, director Ejecutivo de la Unión Industrial de Córdoba: “Algunos sectores están traccionando fuerte, otros están con alguna complicación”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

Desde la Unión Industrial de Córdoba (UIC) vienen desarrollando monitoreos de la realidad de las industrias cordobesas para buscar parámetros de alerta en torno a varias cuestiones. Por más que afirmen desde el sector que este año hubo crecimiento, son conscientes de que no se avanzó lo esperado. Aducen que la falta de competitividad, los problemas energéticos y la inflación pusieron un freno a un primer semestre del año al que califican como “bueno”. Fernando Sibilla, director de la UIC, sostiene que todavía es muy pronto para aventurar ajustes aunque están alertas, ya que hay sectores fuertes y otros más débiles. En torno al empleo, confirma que desaceleró en el ámbito privado -los empresarios no tomaron personal ni piensan despedir- y que, sin embargo, creció en el sector público.

-¿Hay preocupación en el sector por el freno que existe en la actividad industrial?

-Sí, la actividad viene desarrollando estudios pormenorizados de la actividad industrial. Si bien los números indican de que en términos interanuales la actividad estaría creciendo, o en términos positivos aunque bajos, creciendo al fin. Es cierto que hay muchísima heterogeneidad y en Córdoba particularmente estamos pendientes de la situación de Brasil que es el principal destino de las exportaciones de valor agregado, es decir, de la manufactura de origen industrial. En ese sentido, hay una actividad muy heterogénea y hay algunos sectores que están traccionando fuertemente, hay otros que están con alguna complicación, especialmente en el sector automotriz y metalmecánico que es muy fuerte en la Provincia y dependiendo de este sector, la realidad de este sector depende de muchas otras industrias.

-¿Cómo se encuentra la actividad industrial actualmente? 

-Los números indican que en el primer semestre se ha dado un crecimiento de alrededor del 1,5 por ciento con un buen desempeño automotriz, y eso ahora ha comenzado a relentizarse y hay que comenzar a hacer un seguimiento mucho más pormenorizado del sector para ver qué es lo que va a terminar pasando de cara a este segundo semestre. La situación también del primer semestre había sido muy interesante en materia de las industrias vinculadas al sector agrícola, producto de la mejor campaña que había habido en base al año anterior, y ahora las perspectivas están dadas para saber que va a pasar en la próxima campaña agrícola y cómo responde esto al complejo agroindustrial de la provincia de Córdoba. Por eso hay que ver cómo responde. Por eso decimos que en términos interanuales, al día de la fecha, la actividad industrial se mantendría estable con una fuerte caída de la rentabilidad y un fuerte golpe a la pérdida de competitividad que son dos cuestiones que la entidad viene siguiendo muy de cerca.

 -¿Hay proyectado algún ajuste antes de fin de año como se habla? 

-No, por ahora no. No tenemos conocimiento de algún tipo de ajuste generalizado, la realidad de los sectores son muy heterogéneos y no se puede generalizar, en alguna región sí puede evidenciarse algún ajuste significativo. También es cierto que hay que ir monitoreándolo de manera permanente para ver cuál es la evolución de cara al próximo año y cómo comenzará el 2014.

-Pero algunos hablan de que podría generarse una pérdida de empleo…

-No podemos hablar de pérdida de empleo, porque no tenemos datos reales, pero sí es una realidad de que el empleo se ha amesetado en este último tiempo. Lo que sí creció fue el empleo público y eso es una realidad que se ha estado dando, es una materialización de una situación de un crecimiento más moderado de lo que fueron años anteriores, y una pérdida de competitividad que ha afectado al sector industrial y al sector empresarial, en general. Pérdida de empleo sería muy aventurado hablar, lo que sí se evidencia es, con los números que tenemos, un amesetamiento y un crecimiento del empleo público y no del privado.

-¿Tienen incertidumbre de lo que pueda llegar a pasar después de las elecciones? 

-Mucho se está hablando de lo que pueda pasar después de las elecciones legislativas, no podemos aventurar escenarios. Hay algunas cuestiones que sí o sí se van a tener que comenzar a resolver. La entidad, la Unión Industrial de Córdoba, viene planteando desde hace un tiempo que es importante sostener un tipo de cambio competitivo, que es prioridad resolver el problema de la inflación que permanentemente erosiona en la estructura productiva y en los costos de las empresas industriales. Y también cuestiones que están vinculadas con la presión impositiva, la situación energética. Hay una serie de factores que nos parece que luego de terminar la campaña electoral es muy importante que las autoridades puedan tomar medidas concretas, sobre estos temas que puedan generar una previsibilidad en el tiempo, mucho más de la que se tiene actualmente, recobrar la confianza que hoy tanto necesita el sector industrial para seguir invirtiendo, generando puestos de trabajo y también por supuesto la creación de riqueza.

-¿Con una derrota electoral del Gobierno abrirán mesas de diálogo?

-No sabemos si es con una derrota. Lo que sí sabemos es que es imperioso esto, que tanto venimos proponiendo, que es sentar a las distintas partes, los distintos actores sociales en la mesa de diálogo para poder acordar aquellos grandes temas que consideramos y que todos consideran, tratar de resolverlo. Estos temas son importantes de que se tomen, se analicen, no solamente para el sector empresario sino también para la población en general.

-¿Están pendientes de lo que ocurre con el dólar? 

-Alguna preocupación hay. Pero lo que más preocupa es la pérdida de competitividad, y esto está atado a un tipo de cambio que puede ser competitivo, pero también está atado a otras restricciones que tiene el sector que le quita competitividad. Estar hablando de retenciones a las exportaciones de valor agregado es una cuestión que debe resolverse. Pero sin resolver la inflación, será muy difícil. Hay países de América Latina que estuvieron creciendo y crecen actualmente con inflaciones casi mínimas, de un dígito y controladas y eso es una clave para poder crecer sustentablemente en el tiempo.

-¿Cree el empresariado cordobés que quedó en medio de la pelea entre el Gobierno de la Nación y el de la Provincia? 

-Es un tema lamentable, en esta disputa entre ambos hay algunas cuestiones que no han sido resueltas. La situación energética es una de ellas, tal vez la más importante. El hecho de no poder contar con los avales para la construcción de los gasoductos troncales es un gran problema para el sector productivo y para la población también. Anhelamos y exhortamos a que esto pueda resolverse a la mayor brevedad porque es un crecimiento para el sector productivo pero a su vez es una solución para la sociedad.

-Anhelamos, ¿Cree que se podrá hacer efectivo? 

-Me parece que estas cuestiones deben resolverse. No pueden quedar inconclusas a lo largo del tiempo de manera permanente. Hay cuestiones que deben resolverse y esperamos que prime el sentido común y que se puedan resolver rápidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *