domingo , 20 de octubre, 2019
bugliotti

Euclides Bugliotti, empresario cordobés: “Los más quejosos son los que realmente han ganado mucha plata en la Argentina y se la llevaron”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

Euclides Bugliotti es tal vez el más kirchnerista de los empresarios cordobeses. Muy molesto, se queja por la aplicación de ingresos brutos a las operaciones con los Certificados de Depósitos de Inversión (Cedin) y dice que con esas actitudes no se fomenta la reactivación de la construcción. Carga contra el Gobierno de la provincia y dice que es “el tercero en discordia” en cualquier negocio que se quiera plantear. Admite que “en la Argentina no todo está mal como intentan hacer creer algunos medios que quieren destruir todo”. Prefiere que haya más variedad de diputados divididos en partidos y no tantos de uno solo y por último prefiere a los candidatos que no sean de Unión por Córdoba, a cuyos líderes los invita a dar un paso al costado.

-¿Qué ocurre con el Cedin en Córdoba?

-El Cedin tenía una expectativa muy elevada en Córdoba, pero a raíz de que el Gobierno no está muy seguro de las decisiones, sobre todo si puede cobrar ingresos brutos, la gente está a la expectativa y hay consultas y no hay decisiones tomadas. Así que nosotros no podemos hacer más nada porque es una decisión de cada uno de asumir ese riesgo, de que el Gobierno le pueda cobrar los ingresos brutos.

-¿Cree que el Gobierno tomó esta postura por una cuestión impositiva o política?

-Eso nunca se sabe, se sabe que estábamos muy entusiasmados, en especial nosotros y algunos otros desarrollistas de que esto podría haber reactivado la construcción en Córdoba, que está muy parada. Pero bueno, de cualquier forma sea política o no sea política, la gente está expectante y haciendo las consultas del caso. Más noticias no podemos dar.

-¿Fue el Gobierno de la provincia la que frenó entonces que se reactive la construcción?

-Sí, pero no solamente en Córdoba, está Santa Fe y la ciudad de Buenos Aires. De alguna forma, si bien no estaban obligados a adherirse, hay muchas provincias que dijeron que no y no lo van a cobrar. Entonces, hay provincias que están en mejor ventaja que nosotros. Hay que esperar que avancen un poco más los días, la gente a lo mejor se decide y pagarán el ingreso bruto que corresponda y listo, no queda otra alternativa, pero la gente va a esperar un poco más y va a hacer todas las consultas. Todos los días tenemos consultas y la gente no se anima por esta situación.

-¿A quién le hacen daño estas decisiones de la Provincia? 

-El daño es general, hasta a la misma Provincia la puede perjudicar, porque se hablaba de que iban a haber alrededor del 10 por ciento de lo que se iba a blanquear en el país. Una suma importante para lo que es inmobiliaria, la construcción, el desarrollismo. Eso le daría más ingresos brutos, porque si yo vendo un departamento o un lote pago ingresos brutos, instantáneamente se paga. O sea que esos ingresos hoy están parados hasta que vengan mejores ondas. No queda otra alternativa, no puedo dar otra opinión.

-¿A qué se refiere con buenas ondas? 

-Y bueno, a que la gente se anime más. Después de las Paso (Primarias abiertas, simultáneas y obligatorias) hay hasta septiembre para blanquear. Hay que animarse a blanquear, no creo que el Gobierno de Córdoba ya vaya a mirar para otro lado porque ya están las reglas del juego. Acá lo que tenemos que hacer es agiornarnos a que la gente blanquee y salga el Cedin y pagar los ingresos brutos que corresponde.

-Dijo que podían pasar muchas cosas después de las elecciones, ¿Serán negativas o positivas para el país?

-No sé (risas). Digo que la gente se puede animar más. Si la gente se está decidiendo por un Cedin y tendrá que pagar un ingreso bruto que a lo mejor se podía llegar a un entendimiento, se blanquea y sería una salida interesante para los desarrollistas y para el Gobierno de Córdoba que también está necesitando fondos, y a su vez es un efecto cascada de negocios. Porque no es sólo vender un departamento, es mucho más negocio porque nadie se guarda la plata, siguen haciendo negocios. Es un efecto cascada, y el que más se beneficia es la Provincia, sobre todo porque se queda con el 5 por ciento de las operaciones que es el ingreso bruto.

-Entonces ¿Qué pasó, no entendió la Provincia que se beneficiaba?

-El mismo problema lo tiene Santa Fe y Capital, no es que no lo entiendan, son temas que tienen que hacer alguna reglamentación. Sino es como si no estuvieran cobrando ingresos brutos. Por eso creo que ese es el punto de vista más peligroso que hay acá. Hay una legislación que indica que se deben pagar y si uno no los cobra es como si miraran para otro lado. Ahí es la cuestión y es una responsabilidad que hay que ver si los gobiernos la quieren asumir, los gobiernos provinciales digo, ese es el motivo.

-Usted le dio un guiño al Gobierno nacional al recibir los Cedines, convirtiéndose en el primero en decir eso, ¿Por qué cree que sus pares no lo siguieron?

-No, si estaban todos de acuerdo, lo que pasa es que no fue tan rimbombante. Lo que pasa es que los desarrollistas estaban conformes pero nadie quería ponerse en contra del Gobierno, porque usted sale a doblar el codo y a forzar es como que le está diciendo al Gobierno de Córdoba que está en contra. Hay gente más prudente que uno, yo necesito mover mi empresa, me fijo lo que me pasa a mí, no me fijo en lo le pasa a los otros, yo necesito mover la empresa y seguir generando puestos de trabajo y generar negocios, y hacer más desarrollos. Yo en este momento estoy con los brazos atados, tengo mucha plata invertida y bueno, es como si yo tengo la mercadería y vos tenes los dólares y no los podemos cambiar. Si lo dos nos ponemos de acuerdo funcionamos, y el tercero en discordia sería el Gobierno de Córdoba.

-¿Por qué todos los empresarios se quejan y Bugliotti no?

-Porque cada uno tiene una ideología distinta, yo invierto y dejo la plata en la Argentina. Y los más quejosos son los que realmente han ganado mucha plata en la Argentina, y se la llevaron. Recuerde diez años para atrás, a todos los empresarios de Córdoba, qué éramos, qué éramos hace 10 años, y fíjese quienes somos ahora. Fíjese y busque a cualquier empresario donde estaba hace 10 años, y vea donde está ahora. Estábamos en el horno y ahora no estamos en el horno, estamos bien y las empresas estamos pujantes. Ese es el problema.

-¿Y por qué se quejan?

-Pregúntelo usted, usted tiene el medio para preguntarlo.

-¿Usted es kirchnerista Bugliotti?

-Mire, más que kirchnerista soy peronista. Eso lo fui siempre, y de ahí en adelante como no había otra alternativa me fui para el kirchnerismo. Hay muchas medidas buenas, el país no está tan mal como la gente sospecha. Lo que pasa es que hay muy mala información, hay muchos medios que se encargan de destruir todo, y no es así la cosa. Hay que mirar los países limítrofes, que no les va tan bien. Miremos Europa, fíjese lo que está pasando allá, el único que está resucitando es Estados Unidos por la emisión de dólares. Argentina no está tan mal como se dice, la macroeconomía está muy bien en la Argentina.

-Hay elecciones, ¿A qué candidato ve con mayores chances, o a quien usted como empresario cordobés le diría a la gente que voten?

-Hoy hay una tanda bastante interesante de diputados, yo creo que estaría bueno un reparto generalizado para que no sean todos de un mismo partido, eso es peligroso. Tendría que ser uno, uno, uno, alguno si meter dos o tres, pero debería ser más repartida la cosa. Si nos volcamos todos para un mismo lugar vamos a tener el más mal de lo mismo. Analice los nueve diputados que hay en Córdoba. Lo ideal es que todos los partidos presenten y saquen uno. Sería más equitativo y justo.

-¿Apoya a varios entonces?

-Si por mí fuera votaría al 50 por ciento de las listas, pero como tengo que votar a uno, y el voto es secreto no lo puedo hacer. Va a estar bastante repartida la cosa.

-¿A quién no va a votar Bugliotti?

-Que linda pregunta esa, a quien no votaría Bugliotti, sos pícaro vos. No quiero polémica, algún día se lo voy a decir, ahora no porque estamos muy cerca de las elecciones.

-Usted dijo que es peronista, ¿Votaría a Unión por Córdoba, los que representan al peronismo cordobés?

-Usted sabe que estoy muy enrolado con Olga Riutort, la vengo siguiendo desde que era secretaria General de la Gobernación, es peronista y es una buena funcionaria. También estoy haciendo votos por Carolina (Scotto) y por el chico (Martín) Gill que es algo necesario para el cambio político, hay un gran hombre (Ernesto) Martínez del juecismo, (Héctor) Baldassi me parece excelente, está (Domingo) Cavallo también que no es malo. Por eso digo que sería bueno que saquen uno cada uno. Es más interesante esa tanda que le estoy diciendo de todo lo que hay.

-Por lo que dice me queda en claro que no votaría ni a la lista de (Oscar) Aguad de los radicales ni la de (Juan) Schiaretti del PJ.

-Con los radicales somos amigos. Los radicales son amigos míos, tengo más amigos radicales que peronistas, pero ellos tienen un partido aparte es la isla del Pocho, nunca he votado a los radicales le aviso. Una sola vez le puse un voto a (Ramón) Mestre, todo el mundo sabe que soy peronista. No puedo salir de ese lugar.

-¿Cómo ve a José Manuel de la Sota y Juan Schiaretti?

-Son dos buenos gobernantes, me parece que habría que hacer un paso al costado alguna vez en la vida, ¿no? Para que vengan otros vientos, sería una cosa razonable. El uno, uno, uno. Aparecería gente con otro perfil, con otras ideas, así vamos cortando un poco el malhumor que hay en la ciudadanía argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *