sábado , 7 de diciembre, 2019

Esteban Dómina. Concejal del Frente Cívico y Social

“Yo hubiese hablado menos y hecho mas”. Con esas palabras Dómina calificó a la gestión del intendente Mestre en los 100 primeros días.
Cien dias de gestión de Mestre. ¿Cómo lo ven desde la oposición?
“A cien días todavía no se ven los resultados de una gestión que promete cosas que por ahora no aparecen. Lo único que ha aparecido es un aumento del boleto del transporte urbano. Un impuestazo. Ahora se viene el aumento de las multas. Todo con el propósito de hacer caja.
Yo creo que el vecino esta percibiendo que es la misma municipalidad de siempre pero más cara. Porque subsisten los mismos problemas pero siguen faltando las respuestas, con el agravante que el intendente repudia o aleja lo que es su responsabilidad de gestión. Eso lo hemos visto claramente con el caso de la CRESE donde en lugar de hacerla más eficiente o más transparente según sus dichos, directamente se la entregó a manos privadas bajo el riesgo de que esto genere mayores costos para los vecinos. Hasta ahora, como síntesis, mucho ruido y pocas nueces”.

¿Entonces para usted no se ha hecho nada en estos cien dias?
“No es para mi. Basta salir a la calle para ver que están los mismos baches y otros más, que los semáforos no funcionan, que el tránsito es un caos, que el transporte es deficiente, que el aparato de salud municipal esta paralizado por falta de gestión. Todo esto es el vademecum de reclamos de los vecinos que lo padecen en carne propia día a día. Ellos alegan que apenas han transcurrido 100 dias. Pero asi como han sido tan rápidos para hacer publicidad, para hacer mucho marketing, debieran tener la misma prestancia para dar respuesta a los problemas de la ciudad”.

¿Donde cree que esta la falla?
“La falla está en que hay una gran improvisación, ya que no ha habido un buen  diagnóstico de lo que se iban a encontrar. Todo esto a pesar de que en la campaña se debatieron estos temas y a que no tiene un equipo suficientemente afiatado ni profesional para enfrentar un problema de gestión que es complejo. Nadie esta diciendo que la municipalidad es un jardín de rosas, lo que estamos diciendo es que esta gente llegó sin conocimiento, sin plan y sin equipo para aceptar el desafío”.

¿Sirve la estrategia de echarle siempre la culpa al anterior?
“Se agota. Se agota en sí misma porque eso no se puede hacer toda la vida. Ya es como que va siendo tiempo de dejarse de hablar de la pesada herencia y empezar a hablar de la propia responsabilidad. Me parece que los tiempos los va a ir marcando el vecino”.

¿Qué hubiese hecho Dómina en estos primeros 100 días?
“Hablar menos, trabajar más. Poner en marcha el aparato municipal a partir de una utilización racional de los recursos materiales y humanos que tiene el municipio. Y sobretodo ponerle el pecho al desafío. El vecino los votó, no para que trasladen a manos privadas, tercerizando, echando culpa a terceros, los problemas que le son propios. Hay que aceptar la responsabilidad y hacerse cargo”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *