jueves , 22 de agosto, 2019

Enrique Senestrari, fiscal federal: “No es fácil que un policía cuente verdaderamente lo que sabe”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

La causa de los narcopolicías en Córdoba está muy lejos de cerrarse. Policías detenidos, denuncias cruzadas, amenazas a periodistas, policías muertos en confusos episodios. Actuaciones individuales de la Justicia federal y provincial. Allanamientos en la Jefatura de Policía y mantos de sospechas por todos lados. El fiscal Enrique Senestrari es quien tiene a su cargo la investigación por la parte federal y considera que hay pruebas suficientes para enjuiciar a los policías detenidos, aunque prefiere no apresurarse ya que considera que podría ser un error para la causa. Sostiene que si se libera a los detenidos habría graves riesgos para la investigación y admite no tener colaboración de los policías, sí de la fuerza. También reitera que la Justicia provincial pone obstáculos para investigar la muerte del oficial Juan Alós desconociendo las causas.

-¿Cómo marcha la investigación por los policías involucrados en el tema drogas? 

-Seguimos analizando pruebas, recibiendo información nueva. Esperando que nos manden la resolución sobre la muerte de Alós que todavía no la tenemos. Avanzando con mucha información.

-En torno a la muerte de Alós, ¿Está confirmado que lavaron el auto donde encontraron el cadáver del uniformado después del suicidio? 

-Hay una constancia en el libro de guardia de la dirección de drogas. Este dice que ingresó ese vehículo para ser lavado en la dependencia, y si se concretó el lavado hay que preguntárselo a la Justicia provincial porque nosotros no tenemos el informe del auto.

-¿Ya pidió esos expedientes a la Justicia provincial? 

-Sí, lo vengo pidiendo desde hace rato, y no sólo que han dicho que no por los medios, no tengo constancia de la resolución, sino que tampoco nos notifican de qué ha resuelto y se está demorando esto.

-¿Esta demora está entorpeciendo la causa? 

-Digamos que la entorpece en cuanto a que no nos permiten analizar cosas que a medida que pase el tiempo se pierden datos, se pierden registros, se vencen cosas que podrían analizarse si uno tiene a tiempo las actuaciones.

-¿Hay posibilidad de nuevas detenciones? 

-Siempre hay posibilidad de nuevas detenciones, no le puedo decir que sea algo inminente hasta el momento en que uno lo disponga, siempre puede haber.

-¿Hay en la mira de su fiscalía otros policías que podrían haber actuado en esta banda? 

-No es una información que pueda decir en este momento.

-Empezaron las investigaciones en Drogas Peligrosas, luego se allanó la Jefatura, ¿Habrá más allanamientos en otras dependencias? 

-No sé si habrá más, uno va haciendo las cosas relacionadas con los mismos hechos en la manera en que va armando el rompecabezas, y a cada momento va sintiendo la necesidad de armar nuevas piezas que se encuentran en otras oficinas relativas al despliegue de actividades que hacía la Dirección de Drogas. Por eso es que se allanan los lugares que allanamos.

-¿Hasta ahora en qué dependencias entraron a buscar pruebas?

-Las dependencias de Drogas y luego Armamento y Administración financiera. Esta última para buscar información acerca del movimiento de la gente de Drogas, más detalles no se pueden dar.

-¿Coopera la fuerza policial de la Provincia con la investigación suya? 

-No han hecho ningún tipo de obstáculos durante los procedimientos. No hubo inconvenientes, se prestaron a que se hiciera con normalidad.

-Y en torno a las declaraciones de los testigos, ¿Los policías cooperan, no como fuerza sino como efectivos individuales? 

-No hay mucha colaboración en ese aspecto, en general los testigos son bastante renuentes a dar información. Se nota que hay como cierto temor y comprensible dentro de una fuerza bastante militarizada y tampoco que cuenten las cosas como son. Por eso en esta parte no es fácil que un policía cuente verdaderamente lo que sabe.

-¿La Justicia provincial coopera, aporta datos? 

-No, de ninguna manera. Han remitido una segunda parte de las actuaciones donde dicen que tomaron medidas pero no nos dicen los resultados de las medidas, sobre todo en lo relativo a las informaciones de las computadoras, las cámaras de fotos, de los teléfonos celulares. Lo único que nos mandan son informes diciendo que mandaron información pero no la mandan.

-¿En otras causas que está llevando usted y que también requiere de la Justicia provincial ocurre lo mismo o sólo en esta? 

-No, generalmente hay un trato normal y con la mayoría de los magistrados provinciales no hemos tenido inconvenientes, sí algunas cuestiones de criterios pueden haber generado alguna discusión, pero no esto que realmente es sorprendente la forma en que está cerrada la colaboración y no hay ninguna intención de mandarnos la información que necesitamos que es todo lo relativo a qué tenía de su trabajo el oficial Alós dentro de su auto.

-¿Los policías que están detenidos van a permanecer detenidos? 

-Por lo que de mí depende sí, y hasta ahora el juez ha mantenido el mismo criterio.

-¿Considera que estando en libertad podrían interferir en la causa? 

-Definitivamente. La actividad de ellos se ha centrado en todo tipo de maniobras para engañar a la Justicia. Yo no tengo por qué pensar que saliendo en libertad no lo van a hacer cuando ahora no sólo está en juego ganancias personales sino su propia libertad.

-¿Sospecha que hay gente en peligro si quedasen libres? 

-No sé, no sé si alguien estará en peligro pero sí la investigación que todavía está en curso y faltan muchas cosas que recolectar y muchísimas medidas procesales. Sí, por supuesto que hay riesgos con estas personas en libertad. La causa corre peligro si están libres.

-¿En qué porcentaje de la investigación se encuentra la causa de principio a final? 

-No se puede saber todavía, recién empieza. Estamos tratando de armar la situación para ver hasta dónde ha llegado todo esto. No se puede hablar de un tiempo, es muy compleja.

-¿Los policías que están detenidos posiblemente lleguen a un juicio oral? 

-Hoy, con lo que hay, ya están para juicio en buena parte de los hechos en que se los ha imputado.

-¿Cuándo va a pedir la elevación a juicio? 

-Porque queremos ver literalmente el caso, esto recién empieza y da tiempo para seguir investigando y tratar de llegar al cuadro más completo posible. Siempre se corre el riesgo, y más cuando es una asociación ilícita, terminen con condenas menores o falta de pruebas por causas individuales cuando el tema es bastante más complejo y se pierde el tema de la idea de asociación ilícita.

-¿Apurarse interviene en la causa? 

-Si uno se apura, corre el riesgo de que la causa se atomice, se empiece a dividir y no va a haber una visión de la realidad. Esto es un cuadro muchísimo más grave de lo que significaría dejarlo en la comisión de un delito.

-¿Sabían ustedes desde el Tribunal y desde su fiscalía esto antes de que salga en ADN? 

-Sí. Esta causa fue iniciada en la fiscalía con motivo de la declaración prestada por el señor Viarnes unos cuantos días antes de aparecer en la televisión. La consecuencia lógica de los hechos por los que Viarnes resulta detenido nos cuenta todo lo que nos contó y se contacta luego con los periodistas y empieza a hacer publicidad de lo que estaba ocurriendo.

-¿Le preocupan las amenazas que ha sufrido el periodista? 

-En todo hecho de estas características sí, y por eso uno trata de brindar seguridad para que no le ocurra nada a ninguna persona, y más a este periodista que ha hecho cosas que lo han puesto en una situación de estar muy cerca de gente de mucho peso del ambiente del narcotráfico, que tiene sus riesgos para la persona que lo hace y él es consciente de eso, por eso ha pedido protección.

-La protección de la Policía provincial ya la tiene, ¿Por qué intervienen fuerzas federales? 

-La protección es de Gendarmería nacional que fue pedida en la Justicia federal.

-Cuando saltó esta causa gente vinculada al poder político provincial lo tildó a usted de hacer esto con fines políticos, ¿Es así o se guía por los hechos? 

-No, de ninguna manera. Y sigo viendo que más de uno de los que hablaron siguen diciendo que esto es una actividad de kirchnerismo en contra de la provincia de Córdoba. Si esto fuera así no habrían renunciado un ministro y un jefe de policía. Y por que un juez que no es kirchnerista ni cerca les ordenó las detenciones de la forma en que lo ha hecho.

-¿Niega entonces que responda a algún fin político? 

-Yo no soy un militante político de nadie, y menos que menos un delincuente que usa su cargo para maniobras políticas, este es mi trabajo lo hago hace 30 años y estos son hechos que vienen siendo cometidos desde hace más de tres años y saltan ahora por una denuncia de alguien que no tiene relación con nosotros.

-¿Va a accionar contra los que lo están tildando de político? 

-No. Tenemos aquí periodistas que hacen diagnósticos a la Presidenta a través de una pantalla, tenemos periodistas que inventan causas de todo tipo, sea a favor o en contra del Gobierno o de cualquier político y no les pasa absolutamente nada. Tampoco le va a pasar nada a un político que le pegue a un fiscal por su trabajo, porque eso es algo que pasó siempre y lo bueno es que lo puedan hacer, decir sin sufrir ninguna consecuencia, y yo responderle sin sufrir consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *