sábado , 24 de agosto, 2019

Aurelio García Elorrio, legislador de Encuentro Vecinal Córdoba: “A los narcos en Córdoba nunca se los ha tocado, con programa de televisión o sin programa”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

Tal vez, José Manuel de la Sota esté atravesando la peor crisis desde que asumió su primer mandato en 1999. El tema del narcotráfico en Córdoba y su relación con la Policía, dejó en descubierto que nunca se hizo mucho para prevenir este flagelo. Aurelio García Elorrio es legislador de la oposición y desde años viene denunciando a los narcos en Córdoba, tal es así que desde que realizó la denuncia más grave en 2011 tiene custodia de ETER (Equipo Tactico Especial Recomendado) porque fue amenazado de muerte. García Elorrio dice que hay que aprovechar esta crisis para blanquear el asunto y comenzar el combate de lleno, aunque no apuesta mucho a las nuevas autoridades de Seguridad de la Provincia.

-Los cambios que ha efectuado el Gobierno en materia de Seguridad y el proyecto enviado a la Legislatura (luego postergado por el Gobernador), ¿Cree que darán resultados?

-No, no alcanza. Hay que ayudar al Gobierno a que recupere la lucidez, porque es un barco en el que vamos todos, no es sólo un problema del Gobierno, es un problema de todo: del Gobierno, de la oposición, de las madres que pierden a sus hijos. Este es un barco en el que vamos todos y lo que manda el Gobierno es una señal que estaría dispuesto a hacer algo en la materia, pero falta mucho más. Nosotros queremos aprovechar para que, sabiendo que se está hablando del tema, hacer algo más profundo.

-El año pasado hubo debate sobre narcotráfico donde se aprobó darle facultad al Gobierno para que trate el tema con el narcomenudeo, ¿Se hizo algo? 

-Poco, se hizo poco. Porque, por ejemplo, el paso de la droga, el blindaje de las rutas, la presencia de los perros, todo lo que se hace para que entre la menor cantidad de droga a Córdoba no se ha hecho.

-Saltó el tema del que usted hace años habla, ¿Cree que con esto que pasó ahora se trata de una operación política de la Nación para perjudicar a Córdoba? 

-Puede haber algo de eso, está claro. Pero no importa el mensajero, lo que importa es aprovechar la circunstancia, más allá de toda especulación electoral, hay que aprovechar. Todos sabemos lo que está pasando. Las bandas grandes que manejan el narcotráfico en Córdoba, que son siete u ocho en la Capital, los grandes distribuidores, esos no fueron tocados nunca. Eso quiere decir que la Policía, o parte de la Policía, arreglaba con los narcos. Vamos al fondo, siempre agarran perejiles, hay que ir sobre los quioscos eso sí, pero más que nada sobre los verdaderos dueños de los quioscos, los que manejan este negocio. A los narcos en Córdoba nunca se los ha tocado, con programa de televisión o sin programa. Esto lo sabemos todos.

-¿Por qué cree o dice que nunca se los tocó? 

-Porque le ponían plata a la Policía, a gente mala de la Policía. Hay gente mala en la Policía, pero también hay gente buena, ¿no? También a eso la política lo sabía, porque sino ¿Cómo pudo esto durar tantos años?

-Usted habló con gente de drogas de la Policía, ¿Sabía que esto pasaba?

-Sí, hablé con ellos. Estoy muy enojado porque a los cordobeses la Policía nos cuesta miles de millones de pesos y no hemos sido capaces de defender la vida de tantos chicos.

-¿Hay mucha droga en Córdoba?

-Muchísima, más de lo que nos imaginamos. Hay mucha de la que destruye a los chicos y hay mucha que pasa, que pasa hacia los puertos. Rutas que están abiertas, rutas donde se decide adónde se la saca, por cual puerto se la saca por el Atlántico o el Pacifico.

-¿Es sólo tarea de la Provincia o también tiene que poner lo suyo la Nación con los radares y demás cuestiones que están a su alcance?

-Ni la Nación ni la Provincia han hecho nada. Si tuviera que ponerle una nota del 0 al 10, le ponemos cero a los dos.

-¿Por qué tan baja nota? 

-Porque no han hecho absolutamente nada para evitar este genocidio sobre nuestros hijos, sobre nuestros nietos. Es un desastre.

-¿Cree que llenando las cárceles de consumidores y pequeños distribuidores solucionarán el tema? 

-No, eso es otro problema. Acá hay que ir sobre los distribuidores y también sobre los quiosqueros. No puede ser que en vez de salir a trabajar se ganen la vida de esta forma. Hay que facilitar también el acceso al trabajo, la cultura del trabajo.

-¿Las nuevas autoridades tanto en Seguridad como en Policía, harán algo? 

-No. Si no se hace un trabajo profundo, no. Un trabajo cuyo objetivo sea la decisión política real de quien ejerce el poder en esta Provincia de cortar con todo esto, y no hay señas de que se quiera cortar. Mientas la Policía no toque a un sólo distribuidor grande, mientras las rutas sigan abiertas al paso de la droga a Europa, sabremos que no les interesa resolver el tema.

-¿Considera que las decisiones de la Policía de no hacer nada como usted dice son avaladas por el Gobierno? 

-Si yo fuera gobernador de la Provincia no les doy un peso de presupuesto a la Policía hasta que no me digan o definan el tema de los narcos y los pongan a resguardo, que ellos saben quienes son, no les doy un peso a nadie.

-¿A De la Sota le preocupa el tema del narcotráfico? 

-A De la Sota le puede empezar a preocupar electoralmente porque evidentemente me doy cuenta de que su base electoral está ahí. Cuando él baja a los barrios o cuando sus ministros bajan a los barrios, los que están poniendo a los muertos, a los chicos muertos son hijos de afiliados al peronismo, entonces debe ser muy difícil enfrentar esa actitud de los padres.

-¿Es grave la situación? 

-La situación es grave, pero tiene su solución a poco que nos sinceremos todos y aprovechemos esta crisis para crecer. Si esta crisis la aprovechamos para maquillar el tiempo se habrá perdido, si la aprovechamos para crecer es una buena oportunidad para crecer.

-¿Con qué otro lugar compara a Córdoba? 

-Córdoba está un poco mejor que Rosario, pero van las dos a ser como el Gran Buenos Aires, lo mismo que fue Brasil hace 15 años.

-¿Hay Paco en Córdoba?

-Muy poco, el paco no es negocio para los narcos. Acá hay narcos. Porque esa es la prueba de que la mala Policía negocia con el narcotráfico, que haya poco paco en Córdoba quiere decir que el límite de la autorización para vender la droga es el paco. Decimos que los principales distribuidores venden droga porque negocian con un sector de la Policía, no son muchos, siete u ocho. Esos que dan la autorización para que vendan drogas les ponen un límite a los vendedores de drogas y el límite es el paco. Dicen que con el paco no se metan, por eso no hay mucho paco en Córdoba, además porque no es negocio.

-¿Si hubiera paco, habría que combatir más a fondo? 

-Si hubiera paco se explota el negocio, y el escándalo es total. En vez de morirse los chicos en tres o cuatro años se mueren en seis días. Lo dijimos hace años, en Córdoba no hay paco porque el negocio está muy bien organizado.

-¿Quién lo avala? 

-Por un sector de la Policía que cobra peaje para que vendan droga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *