martes , 20 de agosto, 2019

Alejandro Tejerina, presidente del Colegio de Abogados de Córdoba: “Es indudable que estas cuestiones se politizan”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

Hay mucha preocupación en el foro local por el irresuelto conflicto entre el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y el gremio de empleados judiciales. Unos dicen que quieren la ley de porcentualidad, y así como los funcionarios judiciales -entiéndase jueces, secretarios y prosecretarios- lograron la ley de enganche ellos pretenden engancharse a ellos con los aumentos. Por otro lado, el TSJ responde que no hay presupuesto para eso. En el medio quedaron los abogados y por detrás los ciudadanos que requieren que sus conflictos sean resueltos por la ley. En ese sentido, desde el Colegio de Abogados de Córdoba indican que hay que sentarse a dialogar, se ofrecen como mediadores y aseguran que si no hay arreglo poco se puede hacer antes de las elecciones porque consideran que el tema está politizado. Además, adelantan que si no hay respuesta ellos también saldrán a la calle.

-¿Preocupa la actual situación de los Tribunales? 

-Mucho, muchísimo. Nos preocupa como ciudadanos, y estamos siendo afectados como abogados. Los abogados somos afectados en forma directa, no podemos contar con la cantidad de reclamos que tenemos en el Colegio de Abogados individualmente, donde los abogados nos piden que participemos. Hemos instado de todas formas a las partes a que se sienten a continuar el diálogo para intentar arribar al conflicto cuando hay dos posiciones que tienen que ceder un poco cada uno. Hay uno que está dispuesto, por lo menos así lo manifestó, creo que el Tribunal Superior no puede a través de una acordada decir que se retiran de la mesa, porque si es una estrategia para ganar posicionamiento en esta discusión salarial está obviando de que hay miles de cordobeses y cientos de abogados que no pueden percibir lo que tienen que percibir, y por supuesto que no pueden percibir la Justicia.

-¿Le da entonces la derecha al gremio?

-Personalmente sé como abogado laboralista que es muy claro, defiendo trabajadores y sé cual es mi postura. Como institución estamos instando a las partes a que se sienten en la mesa de diálogo, porque es el único camino. No creo que el camino sea decir “esto es todo lo que tengo” y los otros decir “no, esto es todo lo que quiero”, porque sino terminaríamos con una intervención en la Justicia de Córdoba. Estamos hablando de que es un servicio esencial, entonces no queremos esto, queremos que se solucione el conflicto con los trabajadores, que ellos logren lo máximo que se pueda y somos conscientes de que los otros tienen un presupuesto del que no se pueden salir de eso. Son negociaciones pero las negociaciones no se realizan levantándose de una mesa, las negociaciones, más en estas circunstancias que se están viviendo, tienen que sentarse y sí o sí arribar a un acuerdo. Por eso es que dijimos al señor Ministro de Trabajo que tome participación en los términos de la conciliación obligatoria a pesar de que hay doctrinas como la toma del Tribunal Superior que dicen que como son un poder del Estado no estaría en condiciones de sentarse en el Ministerio. Esto no es así, hay otras posturas que habilita al Poder Judicial a que se sienten con el ministro y que pidan la conciliación obligatoria. No solamente que son posturas doctrinarias porque tenemos casos de Mendoza donde se dictaron conciliaciones que lo vamos a aportar. Nosotros estamos intentando que se acerquen las posturas y posiciones, no es que desconozcamos el derecho como dice el Superior Tribunal sino para que se logre una solución del conflicto.

-¿Notan silencio o falta de compromiso del Ministro de Trabajo? 

-No, son estrategias. Han asumido una estrategia, estuvimos con el ministro y fuimos muy bien recibidos y sabemos que le preocupó mucho la situación y está ocupado sobre el tema. No es que hayan mirado para el costado, pero también entendemos que la conciliación es la última de las herramientas que se puede utilizar, luego de eso no hay nada. Dictarla fuera de tiempo también puede ser un error. Nosotros no estamos diciendo cuándo la tiene que dictar, creemos que es una herramienta que se tiene que utilizar. Esto pone a todo este conflicto, si se hace uso de esta herramienta, fuera del 27 de octubre. Es indudable que estas cuestiones se politizan y se utilizan los tiempos políticos. Si una conciliación, donde hay quince días hábiles y se prorroga por diez días más y cinco días más para extremar medidas y pruebas, quiere decir que estamos hablando de noviembre, y no tengo dudas de que hay que arribar a un acuerdo. Hay intensión pero no hay diálogo, a lo mejor necesitamos del Papa Francisco para que arregle el asunto. Estamos muy preocupados y los cordobeses tenemos que estar muy preocupados porque el servicio de justicia es un servicio esencial y que está obligado a prestarse.

-¿Lo ve político al tema?

-Creo que también, sin darse cuenta, entra en una trampa política. Nosotros en el Colegio de Abogados no hacemos política, por eso tenemos esta libertad de ingresar y decir todas las cosas que tenemos que decir y tratamos de sacar fuera de los tiempos políticos, por eso lo estamos proponiendo. Creo también que es indudable que los trabajadores cuando el Tribunal logró la ley de enganche con los magistrados, funcionarios, jueces, secretarios y prosecretarios era obvio que los empleados no lo iban a aplaudir. Les va a encantar que los otros ganen más, pero van a pedir y pretender ganar ellos también más, estas previsiones las tendrían que tomar con anticipación, por eso, se elaboran los presupuestos. Nosotros nos hemos ofrecido para mediar, no se habla de aumento o incremento en 2013, se conversa. Eso sería un problema para los otros gremios con incidencia en el Estado que también miran para saber qué ocurre en este conflicto. Tienen racionabilidad los empleados, ellos son conscientes de que no lo están pidiendo ahora, lo están pidiendo progresivo para el año que viene. Creo que no logro comprender si esto responde a estrategias para ver quién gana, pero la falta de diálogo es algo que nos está matando a los abogados que nos van a obligar a que salgamos también a la calle a manifestarnos. No se está cumpliendo con un servicio que es la justicia, y con eso no se juega.

-Si esto no se resuelve, ¿Qué pasos quedan?

-Vamos a salir a la calle porque lo están pidiendo los abogados, es increíble como día a día nos llegan reclamos sobre que no se puede ejercer la profesión, y los tribunales están vallados, pierden los clientes, se suspenden las audiencias. Con todos los empleados no se logran tomar las audiencias en tiempo y forma ahora menos. Hoy están trabajando tres funcionarios por juzgado. Vamos a endurecer la posición, no podemos mirar para el costado. No cobramos sueldos pero si pagamos impuestos, tasas, empleados y cada uno va a reclamar por lo suyo y llegará el momento en que los abogados reclamemos por lo nuestro.

-¿Cree que si salen a la calle se solucionará el conflicto o habrá que llegar a otra instancia como sacar el conflicto de la provincia, por ejemplo, ir a la Corte Suprema? 

-Seguramente, se sabe que si se deniega el sistema de justica, y puede ocurrir eso. No quiero adelantarme porque corresponde a todo el Colegio, pero vemos que los abogados están cada día más enojados. Sólo ellos nos van a pedir que nos manifestemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *