jueves , 14 de noviembre, 2019

Eduardo Accastello, intendente de Villa María: “Mestre es funcional a un gobierno que no tiene proyecto”

(Especial para INC por Nacho Cadario)

Para muchos este año ya está terminado y ponen todas las expectativas en el que vendrá. La política no es ajena a esto y muchos ya piensan en las candidaturas a futuro en las próximas elecciones legislativas, pero para otros el panorama es un poco más largo y ya piensan en la gobernación. Es el caso de Eduardo Accastello, el intendente de Villa María, quien promete llevar el modelo de esa ciudad a toda la provincia. Dice que De la Sota no tiene un buen gabinete y asegura que el Gobernador primó su postura personal a la colectiva de aquellos que lo votaron. Sostiene que Mestre hizo lo mismo y que es funcional al proyecto de De la Sota. En este caso, Accastello apunta a quien seguramente será su rival en 2015. Por último, no se atrevió a decir si competirá por el kirchnerismo o por Unión por Córdoba.

-Políticamente hablando, ¿Dónde está parado Eduardo Accastello?

-Este es un modelo de ciudad. Villa María ha logrado con este modelo de gestión que el 100 por ciento de los ciudadanos tengan en su barrio agua, cloacas, gas, electricidad. Estamos trabajando fuertemente en un parque industrial que nos potencia para los próximos 20 ó 30 años y esto nos proyecta políticamente. Nosotros decimos que tenemos un modelo para Córdoba. Porque de la misma manera que hemos cambiado Villa María, estamos en condiciones de producir cambios estructurales para Córdoba, porque creemos que Córdoba no tiene un proyecto de desarrollo. A Córdoba le falta un proyecto integral de desarrollo que articule todos los sectores, a todas las ciudades, a todos los pueblos de la Provincia. Y como lo hicimos en Villa María estamos en condiciones en 2015 con un proyecto que estamos preparando, estamos en este momento con un equipo técnico en muchos lugares, sumando a todos los ciudadanos no sólo de una ideología o de un pensamiento, sino de todos los que tengan algo para aportar a un proyecto. Creemos que Córdoba ha estado bastante paralizada en cuanto a la estructuración de un poder político del Estado que proyecte a Córdoba en el marco de un proyecto de país en los últimos años. Córdoba no es un país y aunque muchos crean que somos un país, esto nos ha hecho mucho daño a los cordobeses. Córdoba es un país solamente comparándolo territorialmente, pero si nos damos cuenta de que Córdoba es una provincia y la comparamos con Santa Fe nos damos cuenta de que somos la provincia más endeudada, que somos la provincia que menos desarrollo humano tiene, que los costos son mucho más altos que el de las provincias vecinas. Vemos provincias hermanas, caso San Juan, San Luis, Santiago del Estero y han crecido incluso siendo oposición al gobierno nacional, y otras trabajando con el gobierno nacional. Se ven buenos ejemplos cerca de los límites y ve que Córdoba se ha quedado discutiendo los proyectos personalistas de los dirigentes que han pensado más los intereses personalistas.

-¿Es una crítica directamente a De la Sota?

-No, no es una crítica. Los primero que tenemos que hacer es una autocrítica son los cordobeses porque ellos eligieron a (Luis) Juez, a (Germán) Kammerath, a (Daniel) Giacomino y tantos otros que fueron intendentes de la ciudad de Córdoba. Fueron los cordobeses pero quienes elegimos a (José Manuel) De la Sota, a (Juan) Schiaretti, a (Ramón) Mestre, a (Eduardo) Angeloz fueron los cordobeses. Y si vemos en los últimos cordobeses que encabezaron los proyectos provinciales vemos que encabezaron solamente su proyecto de tratar de ser presidente, lo fue Angeloz, De la Sota, Schiaretti, y esto nos lleva mucha energía. Cuando el dirigente no trabaja para el lugar donde lo llevó la gente- como me ve a mí trabajando para los villamarienses- lo que sucede es que los dirigentes trabajan para él y esto hace que pierda fuerza para tramitar, para gestionar. Si un dirigente está en la mitad de su tiempo que es muy valioso trabajando nada más para los eventos personales es porque no está trabajando para los objetivos comunitarios de los ciudadanos.

-Por lo que dice, ¿Está alejado de De la Sota?

-Al contrario, yo he votado y he trabajado para que De la Sota sea el gobernador de Córdoba.

-¿Lo defraudó entonces?

-Yo creo que nosotros tenemos que priorizar siempre si hablamos de que hemos aprendido, a dialogar y a trabajar juntos. Como dice (Daniel) Scioli, a él lo han castigado y sin tener motivos, a una persona que ha trabajado como vicepresidente, como gobernador, como ministro, y sin embargo él tiene un objetivo que es trabajar para los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires, y siempre dice que si se pelea con otros los que sufren son los ciudadanos. Me da la sensación de que no son ni más ni menos las diferencias que tiene Córdoba con la provincia de Buenos Aires o con la provincia de Santa Fe. Pero si usted se fija esta última está desarrollando sus puertos, está siendo autosuficiente en materia energética con un costo muy inferior al que tiene la provincia de Córdoba. En materia de impuestos regresivos no tienen la tasa vial, entonces lo que tenemos que hacer es evitar las críticas. Yo tengo las mejores intenciones con un gobernador con el cual además trabajé con él, pero me da la sensación de que está muy solo, de que tiene ministros que no están acompañando al resto de los ciudadanos que vivimos en el interior. Se trabaja de una manera muy limitada y me parece que Córdoba necesita un proyecto que le dé respaldo a las importantes empresas del sector privado que son las que aportan a la provincia. Si uno se fija en los últimos años el Estado no logró funcionar a la altura de lo que tuvieron los sectores privados en Córdoba. El Estado está con una deuda terrible, el Estado no puede gestionar por eso tiene los impuestos más caros, el Estado además tiene el costo más caro de la región, el Estado no pudo lograr la igualdad de oportunidades y la inclusión para los cordobeses y está octavo en el desarrollo humano en la Argentina, entonces quien fracasó fue el Estado fruto de dirigentes que no tuvieron proyectos para priorizar los intereses de los ciudadanos y no los intereses propios de los dirigentes.

-Hace una semana el intendente Ramón Mestre dijo que De la Sota hace con los intendentes lo mismo que hace con la Nación.

-Mestre es más de lo mismo. Mestre es parte de un esquema de poder que prioriza sus propios intereses. Creo que Mestre es funcional a un gobierno que no tiene proyecto, y por eso lo que intenta es resolver su propia estrategia política de cara al 2015. Si se fija Córdoba no tiene como Villa María una aceptación de su gobierno del 82 por ciento. En este caso, el poder necesita que sus dirigentes se posicionen para que no se discuta ningún proyecto en Córdoba. Por lo tanto, Mestre todavía tiene que demostrar lo que nosotros pudimos hacer en nuestras propias gestiones.

-¿Accastello 2013 candidato?

-Nosotros estamos muy tranquilos donde estamos. Me preguntaba y decimos que estamos con desafíos puestos e iniciados que no están concluidos en nuestra ciudad, y esto nos hace que toda la fuerza, la mirada y las energías las pongamos para nuestros vecinos. Creo que no es conveniente que hagamos otra cosa que trabajar fuertemente para los villamarienses que nos eligieron, y si trabajar en un modelo para aportarle a los cordobeses con todo respeto que se merece Córdoba, de trabajar en un proyecto que los integre a todos, a todos los pensamientos, a todos los movimientos ideológicos y decirle en el 2015 que de la misma manera que cambiamos Villa María cambiar Córdoba. Pero lo queremos cambiar como lo cambió Amadeo Sabattini, como lo cambió (Ramón) Cárcano, o el brigadier San Martín que industrializó Córdoba. Esos son los gobernadores que dejaron marca en el desarrollo de la historia de los pueblos.

-Saltamos 2013 y nos vamos a 2015, ¿Accastello gobernador?

-Usted quiere saber todo muy rápido, en 10 minutos quiere saber todo. Eso lo decide la gente. Yo no puedo pensar en objetivos e intereses personales y dejar los de la gente. Creo que si tenemos para mostrar un modelo y que ese modelo que tenemos para mostrar y que los cordobeses sepan que ese modelo que usé para cambiar Villa María lo usaremos para cambiar Córdoba. Y vamos a cambiar Córdoba estructuralmente, desde la salud, hay villas de emergencias a 15 cuadras del centro de la ciudad. No hay desarrollo equitativo para el norte cordobés ni para el sur y mucho menos para el oeste. Siempre son discursos, pero no hay un cambio estructural, son políticas que se definen como grandes axiomas de campaña. Entonces, vemos un gobierno que a los 180 días dice haber cumplido con todo. O fueron pocas las expectativas de los cordobeses para que un gobierno en tan poco tiempo cumpla todas las promesas o qué poco son los dirigentes que no fueron capaces de hacer un proyecto que trabaje todo un gobierno durante cuatro años para cambiarle la vida a la gente en serio.

-¿Con cuál partido va a ir en 2015?

-Aspiro a que la gente elija por las propuestas, después veremos desde que partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *