domingo , 25 de agosto, 2019

Vicente: “Fue un hecho gravísimo, que viola el derecho a la libertad de expresión”

El coordinador de Afsca Córdoba, Carlos Vicente, sostuvo que la amenaza personal y pública que el jefe de policía, Julio César Suárez, le hiciera el pasado viernes al periodista Dante Leguizamón, y que éste denunciara en sede judicial, “viola el derecho a la libertad de expresión de quien está ejerciendo su función de comunicador, y el de la ciudadanía a recibir esa información”.

El funcionario señaló que “la presencia del mismo Jefe de Policía en las instalaciones de los Servicios de Radio y Televisión de la Universidad Nacional de Córdoba, requiriendo información y la presencia del periodista Leguizamón, atentan contra las funciones que son propias de un medio de comunicación audiovisual, garantizadas tanto por la Constitución Nacional como Provincial”.

“Como organismo de aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, nos preocupa enormemente que la máxima autoridad policial, que no actúa sin el consentimiento del Gobernador, atente contra un derecho fundamental en un Estado de Derecho, como es el de la libertad de expresión”, advirtió Vicente.

En este sentido, el Delegado de Afsca Córdoba recordó “que no es la primera vez que funcionarios de este gobierno provincial amenazan a trabajadores de prensa, y tampoco es casualidad que De la Sota se oponga a la aplicación de la Ley de Medios y a la democratización de la comunicación”.

 Carlos Vicente le envió la siguiente carta al gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, solicitándole que actúe como máxima autoridad de la Provincia:

Sr Gobernador de la Provincia de Córdoba

José Manuel De la Sota

La denuncia formulada en sede Judicial por el periodista Dante Leguizamón que sostiene que el Jefe de Policía de la Provincia Comisario Julio Cesar Suarez lo ha amenazado en forma personal y publica, por el tratamiento de noticias vinculadas al accionar policial, exponen hechos que significan una clara acción persecutoria y de amedrentamiento que viola el derecho a la libertad de expresión de quien está ejerciendo su función de comunicador, y el de la ciudadanía a recibir esa información.

Asimismo la presencia del mismo Jefe de Policía en las instalaciones de los Servicios de Radio y Televisión de la Universidad Nacional de Córdoba, requiriendo información y la presencia del periodista Leguizamón, atentan contra la libertad de expresión y las funciones que son propias de un medio de comunicación audiovisual, garantizadas tanto por la Constitución Nacional como Provincial.

En mi carácter de Delegado de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, organismo de aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, requerimos al Sr. Gobernador de la Provincia de Córdoba, como máximo responsable institucional de la Policía Provincial, haga cesar inmediatamente toda acción policial que limite, restrinja o atente contra la libertad de expresión de quienes ejercen el periodismo, como asimismo instruya la investigación administrativa de los hechos denunciados, independientemente de la investigación judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *