domingo , 15 de septiembre, 2019

Ventas minoristas cayeron en mayo 4,8% interanual

Según la CAME, respecto a abril aumentaron 4%, mientras que en lo que va del año acumula un descenso de 2,5%.

Las ventas minoristas de los comercios Pymes finalizaron mayo con una baja de 4,8 por ciento frente a igual mes del año pasado, y acumulan una declive anual de 2,5 por ciento en los primeros cinco meses del año, informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En tanto, en comparación a abril, las ventas aumentaron 4 por ciento debido a la estacionalidad del mes. Para la mayoría de los negocios, mayo fue mejor que abril pero peor que mayo del 2017, que de por sí las ventas ya habían descendido 2,3 por ciento.

Según la entidad, los 19 rubros relevados retrocedieron en la comparación anual, e incluso hubo 8 sectores con desplomes mayores al 6 por ciento.

Donde menos se sintió el descenso fue en el rubro ‘Alimentos y Bebidas’, ya que las ventas a precios constantes declinaron un 1,8 por ciento anual. “Se buscaron con más intensidad las segundas y terceras marcas, y también la gente dividió su consumo en diferentes comercios, dependiendo el importe, ya que se observaron diferencias importantes en determinados productos entre un local y otro”, informó la CAME.

Asimismo, remarcó que en mayo “se notó a los empresarios menos optimistas que en abril. Sólo el 45 por ciento de los comercios consultados esperan que en los próximos meses las ventas se recuperen (en abril 50,5%)”.

En la rama ‘Indumentaria’, las ventas volvieron a derrumbarse 6,5 por ciento  interanual y acumulan una baja de 3,9 por ciento en los primeros cinco meses del año. El 60 por ciento de los negocios de este sector tuvieron bajas anuales.

En ‘Electrodomésticos y artículos electrónicos’, las ventas a precios constantes se redujeron 3,2 por ciento frente al mismo mes del año pasado. En lo que va del 2018 este rubro acumula una declinación de 1,7 por ciento anual. La cercanía del mundial alentó la salida de televisores y eso generó a su vez efecto rebote en algunos otros productos pequeños. Fue lo que salvó el mes en ese rumo, que como el resto de los comercios, se vio complicado por la incertidumbre económica, y la suba de tasas de interés que incrementó los costos de financiamiento. En los barrios y ciudades de mayor poder adquisitivo se notó más la merma, posiblemente porque es la gente que más se refugió en el dólar y otros instrumentos financieros aprovechando las altas tasas.

El rubro de mayor desplome en mayo fue ‘Golosinas’, donde las ventas a precios constantes se desmoronaron un 8,5 por ciento y suman un declive de 3 por ciento en lo que va del año.

En tanto, en el ramo ‘Bijouterie’, 89 de las 100 tiendas relevadas tuvieron descensos en la comparación anual. En promedio, la baja fue de 6,1 por ciento anual, pero ya había caído 3,8 por ciento en mayo de 2017 y 13,1 por ciento en mayo de 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *