miércoles , 18 de septiembre, 2019

Vecinos hartos en una Córdoba que arde

 A 40 días del conflicto no hay negociaciones ni intermediarios. La disputa que tiene a mal traer a los cordobeses parece que tiene para rato.

El SUOEM cada vez más violento, la Municipalidad sin capacidad de respuesta y los cordobeses rehenes de esta disputa que parece no tener fecha de vencimiento.

Hace 40 días que la pelea por la creación del ESyOP paraliza la ciudad, afectando al comerciante,  al conductor que pasa por el centro, y a la joven que desea rendir el examen de conducir. Todos y cada uno de los cordobeses padecen la situación, pero ya tomando una posición de resignamiento esperan el arreglo de la disputa, aunque por distintas vías.

Sin escuchar a las partes y pidiendo por la devolución del orden público de la ciudad, muchos de los vecinos reclaman al gremio la adecuación a la órdenes del Ejecutivo municipal,  pero al mismo tiempo piden a este último la voluntad necesaria para la resolución del conflicto.

Otros toman una posición más ortodoxa. Desde un lado de la vereda piden la revocatoria al intendente Ramón Mestre, alegando que el 70% de los votantes no lo eligieron, pero, entendiendo que el sistema democrático no funciona así, esta posición pierde legitimidad.

En el lado del frente están aquellos que memoriosos recuerdan las intendencias donde el SUOEM “copaba” el municipio y hacía y deshacía a su antojo. Pidiendo “mano dura” y el descuento tanto de horas como del aguinaldo mismo (la carta con mayor peso en estos días), incitan al mandatario municipal a no dar marcha atrás y resistir hasta que salga victorioso.

Lo cierto es que hoy por hoy el rotulo de “desconcierto” es lo que se vive alrededor del Ente autárquico, sin tirar ni para un lado ni para el otro.

El plan de lucha continúa

Por otro lado, hoy se reunirá el SUOEM para determinar cómo continuará el plan de lucha contra el ESyOP. Las dependencias municipales resentirán totalmente la atención, mientras que solo habrán guardias mínimas en los centro de salud, y asambleas de dos horas por turnos en las escuelas municipales.

Según lo informado por Damián Bizzi, vocero del gremio, son más de 300 los espacios físicos correspondientes a dependencias donde no hay actividad “por motivos vinculados al incumplimiento de la ley de Higiene y Seguridad Laboral”. El gremio ya hizo presentaciones por cada una de esas reparticiones ante el Ministerio de Trabajo de la Provincia y la Superintendencia de Riesgos del Trabajo.

Si bien los incumplimientos existen en muchas dependencias, lo cierto es que la estrategia jurídica del Suoem apela ahora a ese motivo con el objetivo de pelear judicialmente la devolución de las horas de trabajo descontadas a raíz de la protesta. Lo concreto es que la mayor parte de las dependencias del municipio continuará paralizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *