sábado , 17 de agosto, 2019
Vanoli BCRA

Vanoli advirtió que “el Banco Central está en una trampa”

“Si sube la tasa de interés se genera más retraso cambiario y recesión, y si no lo hace hay riesgos de devaluación que se traslada a precios”, explicó el expresidente de la entidad respecto a las consecuencias de la suba del dólar.

El expresidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Alejandro Vanoli, advirtió ayer que frente a la suba del dólar, la entidad está en una “trampa”, tanto si decide volver a subir la tasa de interés como si no lo hace.

En declaraciones a la agencia Paco Urondo, el ex funcionario explicó que “el Banco Central está en una trampa: si sube la tasa de interés se genera más retraso cambiario y recesión, y si no lo hace hay riesgos de devaluación que se traslada a precios”.

Estamos viviendo una combinación letal a mediano plazo: un escenario internacional difícil y políticas que profundizan la vulnerabilidad”, alertó.

En este sentido, Vanilo consideró que “la propia dinámica de este modelo inevitablemente entra en crisis, como ocurrió en la dictadura y también en la década de los 90. Un disparador de esa crisis se gatilla cuando en el mundo ocurren sucesos como la actual suba en la tasa de interés de Estados Unidos. Esto genera ataques especulativos contra las monedas nacionales”.

Asimismo, sostuvo que el Gobierno “generó tres canales de vulnerabilidad. Uno: incrementar seis veces la deuda del Banco Central. Dos: redujo el plazo promedio del stock de LEBAC, reduciendo el plazo mínimo de 91 a 35 días. Esto concentra vencimientos de corto plazo”.

“Tres y más grave: permitió que las LEBAC sean adquiridas por inversores externos y fondos especulativos, haciendo más inestables los pasivos en pesos. Estos inversores tuvieron desde mediados de 2016 a mediados de 2017 una tasa promedio del 30% con tipo de cambio fijo. Una extraordinaria ganancia en dólares”, remarcó el ex titular del Central.

Finalmente, Vanoli opinó que “el problema es que la apertura importadora y la liberalización financiera, propias de este tercer neoliberalismo, generaron un fuerte déficit comercial y de cuenta corriente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *