domingo , 18 de agosto, 2019

Vandenbroele declaró durante nueve horas y media como “testigo arrepentido”

El empresario está acusado de ser el supuesto testaferro del detenido ex vicepresidente Amado Boudou. Fue indagado por un total de tres causas en su contra.

El supuesto testaferro del ex vicepresidente Amado Boudou, Alejandro Vandenbroele, declaró ayer durante nueve horas y media ante el fiscal Jorge Di Lello por tres causas en su contra, entre ellas, en la que investiga la venta y compra de la empresa Ciccone Calcográfica.

La extensa declaración fue tomada en el quinto piso de los tribunales federales de Comodoro Py y se realizó en el marco del programa de protección a testigos, al cual pidió acogerse el lunes pasado.

Además de en el caso Ciccone, Vandenbrole está involucrado en otras dos causas por la renegociación de la deuda pública de Formosa con el Estado Nacional y por presunto enriquecimiento ilícito.

Según trascendió, en su declaración el empresario nombró a Boudou, a Núñez Carmona y al gobernador formoseño Gildo Insfrán, quien es investigado por la contratación de la firma The Old Fund para temas relacionados con la deuda provincial, cuando la empresa no tenía experiencia en esa materia.

Ahora, el juez Lijo y el fiscal Federico Di Lello tendrán un plazo de un año para corroborar la veracidad de la información aportada por el “arrepentido” y determinar si los elementos son suficientes para otorgarle a Vandenbroele una reducción de condena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *