martes , 22 de octubre, 2019

Único detenido en la causa de los cuadernos declaró que Stornelli lo extorsionó para involucrar a Cristina

Se trata del empresario Gerardo Ferreyra, quien reveló que el fiscal lo presionó para que reconociera las acusaciones contra la ex presidenta a cambio de su libertad.

El titular de Electroingeniería, Gerardo Ferreyra, declaró que el fiscal Carlos Stornelli lo presionó para que declare en contra de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el marco de la causa de los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno.

El empresario, único detenido en la causa por orden del juez Claudio Bonadio, declaró ante la Sala IV de la Cámara de Casación Penal en el marco de una causa contra Bonadio y Stornelli.

Según Ferreyra, Stornelli lo presionó para que se “arrepienta” y denuncie a la senadora por corrupción a lo que él se negó y fue encarcelado.

A continuación la declaración completa:

– “Mire, Ferreyra, las reglas del juego son así. Si usted se arrepiente, se va ahora a su casa con su esposa e hijos, que están en el pasillo. Si no se arrepiente, va a la cárcel –le dijo Carlos Stornelli a Gerardo Ferreyra en Comodoro Py.

–¿De qué me tengo que arrepentir?– preguntó el empresario, dueño de la constructora Electroingeniería.

–De haber colaborado con estos mugrientos. El matrimonio, los mugrientos que estuvieron en la Rosada –contestó el fiscal.

–Bueno, yo no tengo nada de qué arrepentirme –le dijo Ferreyra a Stornelli–. Participé de licitaciones. Algunas grandes gané, otras las perdí. Electroingeniería le bajó 40 a 45 por ciento los costos a la obra pública, comparada con lo que sucede en otros países de América Latina y Europa. Bajamos los valores de las empresas que hegemonizaron o cartelizaron el mercado y nuestras obras prestan un servicio hoy de alta perfomance. No tengo por qué arrepentirme tampoco por el desendeudamiento del país ni porque mandaron a la cárcel a los genocidas. No puedo arrepentirme porque durante la dictadura estuve nueve años preso. No puedo arrepentirme por mis hijos y mis nietos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *