domingo , 15 de septiembre, 2019

Una familia necesitó en febrero $27.711 para no ser pobre en Córdoba

Según el Centro de Almaceneros, la Canasta Básica Total subió 4,15%, mientras que a canasta básica alimentaria creció 4,93%. La misma familia requirió $17.752 para no ser indigente.

Una familia tipo, compuesta por dos adultos y dos menores, necesitó en febrero 27.711 pesos para alcanzar la Canasta Básica Total (CBT) y no caer bajo la línea de pobreza, mientras que requirió 17.752 pesos cubrir la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y no ser indigente, según el informe mensual del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba.

De esta forma, una familia debió contar con ingresos diarios de alrededor de 923,71 pesos para no ser pobre, mientras que precisó ingresos periódicos superiores de 591,75 pesos para no ser indigente.

Según el informe de los Almaceneros, la CBA creció 4,93 por ciento, mientras que la inflación medida por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) se ubicó en 4,15 por ciento en el mismo mes.

La suba estuvo impulsado por el aumento de precios de la carne vacuna (25%), leche fluida y larga vida (17%), yerba mate (30%), quesos (12 %), huevos (20%), e infusiones (15%), entre otros.

En tanto, el incremento de la Canasta Básica Total se debe principalmente a las subas de los alimentos y el gas envasado (14%), útiles escolares (43%), uniformes escolares (55%), medicina prepaga (4,7%), medicamentos (15%), indumentaria (16%) y calzados (12%).

Por otra parte, el relevamiento precisa que en el primer bimestre del año los alimentos registraron un alza acumulada del 7,31 por ciento.

En la variación interanual, la Canasta Básica Alimentaria creció 64,36 por ciento, frente a un la inflación del mismo período trepó a 50,39 por ciento, mientras que durante el 2019 subió 44 por ciento, frente a una inflación real proyectada para este año es de 36 por ciento.

Por otra parte, las ventas de comercios minoristas de Córdoba, cayeron en volumen 2,54 por ciento frente a enero y 8,35 por ciento comparado con igual periodo de 2018.

Además, durante febrero se registraron 52 cierres comerciales, contra 12 aperturas, obteniendo un resultado negativo de -40 locales.

Finalmente, la compra al fiado en almacenes y autoservicios aumentó en febrero un 12,40 por ciento interanual, mientras que la morosidad del pago del fiado se incrementó un 36,25 por ciento. Por su parte la incobrabilidad del fiado, aumentó un 19,20 por ciento y la incidencia del fiado sobre el total de ventas brutas de febrero fue de 31,87 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *