martes , 20 de agosto, 2019
Republican U.S. presidential candidate businessman Donald Trump poses before the start of the 2016 U.S. Republican presidential candidates debate held by CNBC in Boulder, Colorado, October 28, 2015. REUTERS/Rick Wilking - RTX1TPV9

Trump atribuyó los tiroteos a “un problema de salud mental”

“El odio no tiene cabida en nuestro país”, dijo el presidente a la prensa desestimando la versión sobre que se habría tratado de un crimen de odio.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, atribuyó ayer a “un problema de salud mental” las masacres registradas el fin de semana que dejaron un saldo de 29 muertos y una cuarentena de heridos.

En un breve contacto con la prensa, el mandatario remarcó que “el odio no tiene cabida en nuestro país”, desestimando la versión sobre que el ataque en El Paso, Texas, se habría tratado de un crimen de odio.

Antes de abordar el avión que lo llevaría de regreso a Washington tras pasar el fin de semana en un club de golf en Nueva Jersey, el mandatario aseguró que “tenemos que hacer que se detenga. Esto ha estado ocurriendo durante años… y años en nuestro país”.

En este sentido, dijo que los tiroteos de Ohio y Texas “no solo fueron trágicas sino un acto de cobardía”.

“Estoy con todos aquellos que en este país condenan los actos de odio. No hay ninguna razón o excusa que justifique el asesinato de gente inocente”, escribió en Twitter.

“Dios bendiga a la gente de El Paso, Texas. Dios bendiga a la gente de Dayton, Ohio”, tuiteó Trump.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *