lunes , 22 de julio, 2019

Tras el escándalo, Maletti en reemplazará a Bargalló

El Papa nombró a sucesor del obispo de Merlo-Moreno. Bargalló debió renunciar tras la difusión de fotos suyas abrazado a una mujer que conmocionaron a la comunidad católica.

El papa Francisco nombró hoy a monseñor Fernando Maletti como obispo de Merlo-Moreno, en reemplazo de monseñor Fernando Bargalló, quien debió renunciar en junio pasado tras el escándalo que se desató por la difusión de fotos suyas abrazado a una mujer, en una exclusiva playa de México, y con la que admitió tener un romance.

El nuevo obispo, de 64 años, era actualmente diocesano de San Carlos de Bariloche y se convertirá en el segundo obispo de Merlo-Moreno, en el oeste del Gran Buenos Aires.

La diócesis estaba vacante desde el 26 de junio de 2012, cuando Benedicto XVI aceptó la renuncia de Bargalló, a raíz de su “conducta privada reñida con la función pastoral” y desde entonces estaba gobernada en forma interina por monseñor Jorge Casaretto.

La información fue dada a conocer simultáneamente en Roma y Buenos Aires, aquí lo hizo el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, a través de la agencia AICA.

Monseñor Maletti nació el 17 de marzo de 1949 en Buenos Aires y fue ordenado sacerdote el 24 de noviembre de 1973.

Fue párroco de San Cayetano, del barrio porteño de Liniers, entre 1992 y el 20 de julio de 2001, cuando Juan Pablo II lo nombró obispo de San Carlos de Bariloche.

En la Conferencia Episcopal es miembro de las comisiones de Pastoral Aborigen y de Ayuda a las Regiones más Necesitadas. Su lema episcopal es: “Consuelen a mi pueblo”.

El escándalo Bargalló se desató el 18 junio de 2012 cuando el canal de cable América 24 difundió imágenes de obispo abrazado y en actitud cariñosa con una mujer.

El religioso negó ese mismo día que mantenía un romance con la mujer, a quien definió como “una amiga de la infancia”.

Sin embargo, dos días más tarde reunió al clero de la diócesis, ante quienes reconoció la relación, y presentó su dimisión al nuncio, quien elevó un duro informe a Roma.

Bargalló aseguró tiempo después que su romance terminó y que seguirá siendo sacerdote.

En tanto, Casaretto explicó que “Bargalló está en penitencia y oración” en un convento de la diócesis bonaerense de San Martín.

La difusión de las imágenes causó revuelo en ambientes eclesiásticos y políticos, sobre todo porque Bargalló, titular de Cáritas Argentina hasta noviembre de 2011, chocó en más de una oportunidad con el gobierno nacional por las políticas sociales y la atención a los sectores más pobres.

Además de reabrir la polémica sobre el celibato sacerdotal, muchos se preguntaron quién pagó las costosas vacaciones del obispo en el exclusivo complejo Villa Puerto Ángeles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *