sábado , 20 de julio, 2019

Transporte Urbano: Con menos coches en las calles, se duplican los tiempos de espera

Coniferal, Ciudad de Córdoba y Tamse modificaron sus horarios por las vacaciones. Quitaron unidades de los recorridos por lo que los tiempos de espera son mayores en las paradas. Los empresarios informaron que el esquema se normalizará una semana antes del inicio del ciclo lectivo 2013.

Los cordobeses que por estos días utilizan el servicio de transporte en la ciudad están padeciendo las consecuencias del esquema de verano aplicado por las tres empresas concesionarias.

Es que desde los primeros días de enero los colectivos de Tamse, Ciudad de Córdoba y Confieran circulan con un 20 por ciento menos de frecuencia que lo habitual según informaron, debido a la merma de pasajeros que normalmente se registra en esta época del año. El receso escolar y el éxodo de ciudadanos por las vacaciones son dos de los factores que se tienen en cuenta a la hora de justificar el retiro de circulación de algunos ómnibus por cada empresa. Una medida que, indudablemente, termina repercutiendo en la calidad del servicio ya que, para muchos ciudadanos, la actividad sigue siendo la misma pero la prestación cae drásticamente.

Y si bien se trata de una disposición empresarial que se toma todos los años para no perder rentabilidad, los usuarios que ahora pagan un boleto a 4,10 pesos y que siguen tomando colectivos para llegar a destino, se quejan por las demoras registradas.

Para graficar la situación, por ejemplo una línea que habitualmente pasa por la parada cada 14 minutos ahora lo debería hacer con una frecuencia de 24; ocurre que según describen los propios pasajeros los tiempos de espera son bastante superior todo en los servicios troncales. Hay usuarios que dicen aguardar hasta una hora el colectivo que los lleva hasta el centro.

Gustavo Mira vicepresidente de la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap) informó que “las tres empresas redujeron aproximadamente un 20 por ciento sus frecuencias modificando los horarios por el verano, como se hace siempre. Una semana antes del inicio de las clases, el servicio estará normalizado”.

El empresario explicó que a partir de febrero el servicio comenzará a reestablecerse hasta llegar al esquema normal cuando arranque el ciclo lectivo en la provincia.

 

¿Y el control?

El gran problema que se suscita cada verano, y este no es la excepción, es la falta de control municipal sobre el diagrama acordado con las empresas. Desde el área de Transporte deberían supervisar el cumplimiento de los horarios preestablecidos para cada recorrido y, de corroborar incumplimientos, multar a la concesionaria correspondiente. Ocurre que las dos empresas privadas están funcionando con un contrato prorrogado hasta que el servicio se licite nuevamente, lo que dificulta el control. Aún así, según reconocen trabajadores de las mismas empresas las inspecciones municipales sobre ese punto, son casi nulas.

El Marco Regulatorio aprobado este año por el Concejo Deliberante debería ser el instrumento que regule este tipo de situaciones; sin embargo en el artículo referido a los horarios y recorridos, nada dice respecto a la reducción de frecuencia para la época estival. El punto referido es el 57 y dice: “El servicio debe prestarse las veinticuatro horas (24 hs) del día, los trescientos sesenta y cinco (365) días del año. Los horarios de prestación y frecuencias de servicios serán establecidos por los Pliegos de Licitación y el Contrato de Concesión. El Departamento Ejecutivo Municipal (DEM), podrá adecuar los horarios y frecuencias establecidas en los pliegos y contratos, a las necesidades de la demanda y calidad del servicio”.

 

Fuente. La Mañana de Córdoba

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *