miércoles , 23 de octubre, 2019

Tragedia de Once: piden procesamiento de Jaime y Schiavi por asociación ilícita

Luego de que el juez Claudio Bonadío los imputara por incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad, el fiscal federal Federico Delgado solicitó que también sean acusados por este otro delito.

El fiscal federal Federico Delgado pidió que los ex secretarios de Transporte, Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime, y otros ex funcionarios sean procesados por integrar una asociación ilícita en el marco de la causa que se sigue por la tragedia de Once.

Además, al apelar la resolución que dio a conocer el viernes pasado el juez federal Claudio Bonadío -quien los imputó por el delito de incumplimiento de deberes de funcionario público y abuso de autoridad-, el fiscal pidió que sean también imputados por infringir el artículo 261 del Código Penal.

Esa norma prevé “reclusión o prisión de dos a diez años e inhabilitación absoluta perpetua al funcionario público que sustrajere caudales o efectos cuya administración, percepción o custodia le haya sido confiada por razón de su cargo”.

Por otra parte, este lunes el empresario Mario Cirigliano depositó los 5 millones de caución real que le trabó Bonadío, ya que, de no hacerlo, el juez tenía previsto ordenar su inmediata detención.

Delgado pidió que, además de Schiavi y Jaime, sean procesados el ex titular de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), Pedro Ochoa, y el que estaba al frente de dicho organismo al momento del hecho, Antonio Sícaro; además, el ex subsecretario de transporte ferroviario, Guillermo Luna.

En la misma resolución, apeló el sobreseimiento dictado por Bonadío en favor de Antonio Sícaro, y las faltas de mérito de Laura Ballestero, Antonio Suárez, Gustavo Zeni Jaunsaras, Miguel Werba y Antonio Cirigliano.

También los sobreseimientos de Daniel Lodola, Luis Ninoná y Marcos Córdoba, este último el motorman de la formación siniestrada.

Sobre Córdoba, el fiscal recordó que tuvo responsabilidad “en el descarrilamiento y ni siquiera él la negó”.

“Allí reconoció que violó un elemental deber de cuidado a la hora de no parar una formación que no funcionaba correctamente. Con ese alcance, entonces, el que él confesó, también debe ser procesado por el descarrilamiento agravado”, añadió.

Delgado tuvo en cuenta que “los integrantes de la asociación ilícita que comandaban los Cirigliano hicieron lo imposible por descargar sobre las espaldas de Córdoba la responsabilidad del accidente”.

“En efecto, la fiscalía no propone una impugnación dirigida a la calificación legal que hizo el señor juez, sino que propone una revisión de la resolución cuya puerta de ingreso serán esas calificaciones, pero no en tanto tales, sino como barrera que oculta un recorte de los hechos y, por lo tanto, de las responsabilidades; en particular, la de los funcionarios públicos”, afirmó el fiscal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *