jueves , 13 de diciembre, 2018

Timerman cuestionó la decisión de Inglaterra de reforzar militarmente las Malvinas

“Mientras la Argentina se apega al derecho internacional, Gran Bretaña apuesta al armamentismo”, lamentó el canciller y anticipó que el gobierno argentino denunciará la medida ante el Comité de Descolonización de la ONU.

El canciller Héctor Timerman cuestionó ayer que “mientras la Argentina se apega al derecho internacional, Gran Bretaña apuesta al armamentismo” al referirse a la decisión de Inglaterra de reforzar la presencia militar en las Islas Malvinas y adelantó que el gobierno nacional presentará una denuncia ante el Comité de Descolonización de Naciones Unidas para “seguir demostrando que América Latina y el Caribe han decidido ser una zona de paz”.

El martes, el ministro de Defensa inglés, Michael Fallon, anunció en una sesión abierta en la Cámara de los Comunes del parlamento británico el despliegue de dos helicópteros de guerra Chinook y la actualización del sistema de misiles anti-aéreo en Malvinas, como respuesta preventiva a un supuesto ataque argentino.

En diálogo con radio del Plata, Timerman dijo que “Argentina no tiene hipótesis de conflicto con ningún país del mundo mientras que Gran Bretaña está continuamente en estado de guerra en algún lugar del mundo” a la vez que denunció que el gobierno británico tiene como fin “que la industria armamentista se vea beneficiada” y que con esta medida busca también “justificar una política agresiva de parte del primer ministro (David) Cameron, que apela a un público muy conservador”.

Es continuación de su política de apostar al armamentismo y belicismo” mientras que la Argentina “se apega al derecho internacional y a las resoluciones de las Naciones Unidas”, destacó el jefe de la diplomacia argentina.

En este sentido, el canciller recordó que “Inglaterra se niega al diálogo bilateral, a discutir en foros internacionales y a cumplir con las resoluciones de Naciones Unidas” y consideró que el anuncio “es una provocación no sólo para la Argentina sino también un insulto para las Naciones Unidas”.

El mismo martes, la Cancillería argentina reafirmó que el Gobierno “reitera que el diálogo y la negociación, y no las armas, son el único camino para resolver la cuestión”.

“Además de inverosímil, resulta absolutamente injustificable que se agite el fantasma de una presunta ‘amenaza argentina’ para aumentar el presupuesto militar británico y consolidar la creciente militarización de las islas”, se advirtió mediante un comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *