martes , 15 de octubre, 2019

Testigo ratificó las acusaciones contra el comisario que ordenó detenciones arbitrarias

Se trata de una policía que dijo que el acusado castigaba a quienes “no hacían número”. Pablo Márquez está imputado de abuso de autoridad agravada y coacción reiterada.

La oficial subinspector Natalia Zárate declaró ayer como testigo en el juicio que se le sigue al ex comisario Pablo Márquez, imputado de abuso de autoridad agravada y coacción reiterada por ordenar detenciones arbitrarias.

La mujer aseguró que el funcionario policial “recargaba con cuatro o siete horas a la salida de la guardia” si no se cumplía con el pedido de “hacer número”.

Durante su testimonio, Zárate ratificó la denuncia contra el ex comisario a quien acusó de ordenar detener con o sin causa aplicando el Código de Faltas con el objetivo de inflar las estadísticas.

“Hagan el colchón para irse de franco”, recordó Zárate que les aconsejaba su superior y agregó que “quienes no cumplían la orden eran recargados con cuatro o siete horas a la salida de la guardia”.

Si no se registraba contravenciones, había que generarlas”, ya sea provocando a las personas para el escándalo o “detener por la pinta” en la aplicación del merodeo, explicó.

Asimismo, testigo contó que el acusado le dijo que iba a ser “boleta” si no respondía a las órdenes y que al negarse a realizar las detenciones arbitrarias, el acusado le manifestaba que era “más que Dios”.

Además, Zárate dijo que luego de denunciar el caso fue “denigrada” por sus colegas y que le iniciaron un sumario administrativo por hablar con los medios sobre el tema.

Más temprano, y durante casi dos horas, el ex comisario Márquez dijo que existía un cuadro de reconocimientos dentro de una de las compañías que formaba el Cap 8 y que actualmente se sigue aplicando la misma modalidad que él aplicó.

Sin embargo, sostuvo que siempre ordenó trabajo preventivo. “No daba directivas sino información con el objetivo de que la sociedad estuviese conforme”, agregó.

En otro tramo de su declaración en el juicio indicó que la actual gestión policial le soltó la mano y recalcó que “hoy se sigue aplicando la misma modalidad“.

Además, Márquez reconoció que “arengaba a la tropa para que anduviera con el Código en la mano“.

(Fuente: lmcordoba.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *