jueves , 21 de febrero, 2019

Testigo aseguró que la Mole Moli golpeó a su esposa

Se trata de la locutora Viviana Pereyra, quien contó que Galiano acudió a su casa pidiéndole ayuda porque estaba golpeada y temía por su vida.

Viviana Pereyra, locutora de una radio de Villa del Rosario, aseguró ayer que la esposa de Fabio “La Mole” Moli, Marta Cristina Galiano, fue golpeada por el ex boxeador y confirmó la presentación de la denuncia por violencia de género, ya que ella acompañó a la mujer a presentarla.

En el marco de una entrevista con Intrusos, la testigo contó que en la mañana del jueves 10 de enero pasado, Galiano llegó a su casa en bicicleta con una bolsa con sus pertenencias. “Había tomado la decisión de denunciar a Fabio porque durante 30 años estuvo recibiendo golpes. Me dijo que no quería morir, que quería seguir viviendo para seguir viendo a sus hijos y a su nieto”, relató.

Pereyra contó que acompañó a Cristina durante todo el jueves 10 de enero, que viajaron a Río Segundo y radicaron la denuncia en la Unidad Judicial, luego al Polo de la Mujer, a Policía Judicial y nuevamente a la Unidad Judicial.

Pereyra explicó que “La Negra” le pidió ayuda a ella porque “si iba a lo de algún familiar, Fabio la podía ir a buscar y que pasaría una desgracia”.

En este sentido, precisó que la víctima tenía rojo el lado izquierdo de la cara y el labio hinchado ya que Moli le habría presionado el rostro.

“El sábado la había golpeado, tenía los brazos moretoneados, bien morados y negros”, agregó a la vez que remarcó que la mujer lloraba y tenía miedo que aparezca el mediático.

Asimismo, la esposa de la Mole Moli le habría confesado a la periodista que no podía salir sola, ni tener amistades ni visitar a sus hermanos por amenazas de su esposo.

La testigo contó que el viernes siguiente, un hijo de Galiano apareció en su casa, ingresó por la fuerza y sacó a su madre al patio bajo la advertencia de que “ahora vas a tener que arreglar este puterío que armaste”, tras lo que apareció el video negando haber hecho una denuncia y haber sido golpeada por Moli.

El ex boxeador fue imputado por el fiscal de Río Segundo, Diego Fernández, por los delitos de “Lesiones Leves Calificadas Reiteradas y Amenazas Reiteradas” contra su esposa, quien lo denunció por violencia de género.

Además, “se determinó la prohibición de mantener contacto con la víctima por cualquier medio y también el acercamiento al domicilio fijado por ella, menos de 300 metros. En dicho contexto se dispuso su custodia policial. Asimismo, la denunciante recibió asistencia psicológica y se le efectuó la evaluación de factores de riesgo en el Polo de la Mujer”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *