domingo , 18 de agosto, 2019

Stornelli era el interesado en adoptar a la bebé de la nena violada a la que se le negó el ILE

El gobernador Morales reveló que la “familia importante” que le había pedido adoptar a la niña era la del fiscal. La recién nacida falleció días después de que se le practicara una cesárea a su madre de 12 años que había solicitado someterse a un aborto no punible.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, reveló que la “familia importante” que quería adoptar a la bebé de la niña de 12 años obligada a parir, era la del fiscal Carlos Stornelli.

En declaraciones a Radio Mitre, el mandatario intentó defenderse de las acusaciones sobre que propuso una familia para adoptar a la menor por fuera del proceso legal al afirmar que “no es una familia importante de Jujuy, en verdad fue el fiscal Stornelli”.

Hacía referencia a que es una familia consolidada. Había mil inscriptos, pero hice sólo una referencia diciendo ‘bueno, hay mucha gente interesada’. Ese fue el sentido. No ‘importante’ en el sentido de que tenga plata, como algunos creían”, se justificó.

La ley de adopción establece que sólo pueden adoptar niños, niñas y adolescentes aquellas personas que están inscriptas en el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos, mientras que el Código Civil y Comercial prohíbe la entrega directa de menores a otras personas.

Cabe recordar que la bebé en cuestión era hija de una nena de 12 años, violada por un vecino de 60, que había solicitado la Interrupción Voluntaria del Embarazo (ILE).  Pese a la orden la Corte Suprema de garantizar un aborto no punible para un embarazo riesgoso producto de una violación, la niña fue sometida a una cesárea.

De acuerdo a las autoridades del centro médico, la nena llegó al hospital en la semana 27 de gestación y, bajo la presión del gobierno de Gerardo Morales, los médicos provocaron un “parto prematuro” y la bebé murió cinco días después.

El hecho generó una gran polémica que terminó con la renuncia del del jefe de Obstetricia de ese centro de salud, Gustavo Briones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *