domingo , 22 de septiembre, 2019

“Somos celosos defensores de nuestra soberanía nacional”, aseguró la Presidenta

La Presidenta aseguró que no cuestiona la decisión de España de dejar de importar bioetanol argentino, tras la recuperación de YPF. “No vamos a hacer planteos, somos gente de trabajo y muy respetuosa de las decisiones soberanas”, expresó.
“No vamos a hacer ningún planteo ante la Organización Mundial de Comercio. No vamos a decir que nos están cerrando las exportaciones. No somos así, somos gente de trabajo pero fundamentalmente somos muy respetuosos de la soberanía de los países, por eso somos tan celosos de nuestra soberanía y de nuestras decisiones”, afirmó Cristina en Santa Cruz.
La presidenta formuló declaraciones al encabezar esta tarde en la ciudad santacruceña de Comandante Luis Piedra Buena, el acto de lanzamiento de la construcción de las represas “Presidente Néstor Kirchner” y “Gobernador Jorge Cepernic”, sobre el río Santa Cruz.
En ese marco, Cristina puso de relieve la “recuperación de la soberanía hidrocarburífera” a través de la expropiación de las acciones de la empresa Repsol, y recordó la figura del ex presidente Hipólito Yrigoyen, al sostener que “fue quien fundó YPF y hace honor a la tradición popular y democrática del país”.
Reiteró además su agradecimiento, en ese sentido, “a los partidos que han acompañado” en el respaldo a la decisión de enviar al Congreso el proyecto para expropiar el 51 por ciento de las acciones de la empresa Repsol.
A la vez, señaló que “con esta nacionalización de YPF hemos terminado de pagar la historia de los piquetes argentinos, de quienes salieron a protestar por una vida que le estaban arrebatando”.
En referencia al origen de este modelo de protesta, surgido en Neuquén, en 1992, durante la privatización de YPF, la presidenta dijo que “se está pagando esa deuda histórica, así como con el BODEN 2012 se termina de pagar la de los plazos fijos de los ceceroleros”.
Por otro lado, Cristina sostuvo que “cualquiera sea la decisión soberana” que adopte España en torno a la decisión del gobierno nacional “no la vamos a cuestionar” y convocó a todos los argentinos a “seguir construyendo una Argentina mucho mejor”.
Asimismo, calificó de “papagayos” a quienes hablan de supuestas sanciones que podría recibir la Argentina tras su decisión de nacionalizar YPF, dado que “no hacen más que repetir porque se les paga”.
“A otra parte con tanto cuento, con tanta historia y tanto papagayo suelto que repite lo que le dicen o lo que es peor, porque los pobres papagayos repiten lo que escuchan, hay otros que hacen de papagayos porque les pagan”, sentenció la mandataria.
En otro párrafo, Cristina hizo referencia a Mauricio Macri y dejó en evidencia el cambio de posición del jefe de Gobierno porteño en torno a la expropiación de YPF, al señalar que primero tuvo una postura “que salió a recomponer un día después”.
“Le habrán mostrado una encuesta y le habrán dicho `qué gansada estás diciendo`, y por eso, salió a recomponer un día después”, señaló la presidenta en referencia a los dichos de Macri.
Afirmó además que, pese a las críticas de funcionarios y medios de comunicación españoles hacia la recuperación de YPF, la propia Constitución del país ibérico contempla la posibilidad de intervenir empresas si así lo exige “el interés general”.
Cuestionó además a las corporaciones que, dijo, “tienen que entender que sólo pueden crecer cuando forman parte de una Nación, libre y soberana e independiente: cuando las corporaciones olvidan estos conceptos que existen aquí y en todo el mundo; esa pertenencia a la Nación se convierten en facciones”.
“Lo que no queremos en el país son facciones. Queremos argentinos que representando los intereses de su sector se sientan argentinos y defiendan los intereses de los 40 millones de argentinos que es lo que quiere hacer esta presidenta”, enfatizó Cristina en su discurso.
Por otro lado, la presidenta pidió a los argentinos que “nunca se pongan nerviosos” cuando haya demanda de energía, al sostener que “cuando se consume, se crece y hay problemas en la energía porque nunca es suficiente, sobre todo cuando hemos crecido tanto y el crecimiento sostenido más grande de la historia”.
También, solicitó “tranquilidad” ante la advertencia de España de restringir las importaciones de biodiesel, al sostener que el país “produce 3 millones de toneladas y a un precio más barato”, por lo que “se está en condiciones de absorber esa producción”.
Cristina recordó además que incluyó en el texto enviado al Congreso una claúsula para que sean necesarios los dos tercios de los votos para impulsar nuevamente la privatización de la empresa “lo mismo que para reformar la Constitución” para “preservar el bienestar de los 40 millones de argentinos”.
Finalmente, Cristina puso de relieve la importancia del lugar en que se desarrolló el acto y recordó a Néstor Kirchner “como un hijo de esta tierra que vino a transformar la Argentina, con equivocaciones y aciertos, pero con profundo compromiso por la patria y por su propia historia como militante juvenil”.
Comentó que esta misma tarde visitaría el cementerio donde descansan los restos del ex presidente y le llevará el mensaje que envió al Congreso con el texto del proyecto de expropiación de YPF, “envuelto en una cintita argentina y se lo voy a dejar ahí” junto a la camiseta de Racing, rosarios y la nota del diario Página 12, que reproduce un reportaje publicado por un medio español a Jorge Rafael Videla, en el cual el dictador sostiene que tanto el ex presidente como Cristina, “fue lo peor” que le pudo ocurrir a los militares.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *