jueves , 22 de agosto, 2019

Sólo el 1% de los automóviles podría rescatarse del corralón

El municipio calcula que podrían subastarse 200 autos de los 25 mil que están depositados. Licitará la venta de chatarra a cambio de mejorar los predios.

El Concejo Deliberante aprobó ayer el proyecto del concejal Lucas Cavallo (UCR) que le permi¬tirá al municipio subastar los automóviles y motos que tiene depositados en guarda en los corralones, con el objetivo de “descongestionar” los colapsados depósitos municipales.

Sin embargo, el Ejecutivo municipal informó que menos del uno por ciento de la flota en guarda está en condiciones de ser recuperada, mientras que el resto será vendido como chatarra mediante una licitación que corre por cuerdas separadas a la ordenanza sancionada ayer, y que el Ejecutivo pensaba poner en marcha el año pasado.

El director de la Policía Municipal de Tránsito, Luis Acosta, calculó que hay unos 25 mil vehículos en los depósitos, de los cuales “entre 150 a 200 están en condiciones de ser subastados”. En tanto, de las siete mil motos, estimó que hay 600 que podrían reutilizarse. “El resto, todo es chatarra, se han ido deteriorando con el tiempo, están hace años a la intemperie, apilados en cinco o seis pisos”, explicó en funcionario.

En este sentido, Acosta, que trabaja hace 29 años en el municipio, recordó que la única vez que se sacaron autos como chatarra de los corralones fue durante la última dictadura militar. “Nunca en 30 años se sacó chatarra”, dice.

Por su parte, el secretario de Transporte, Juan Pablo Díaz Cardeilhac, explicó que se trata de “dos cosas diferentes, una cosa es la chatarra y otra es la subasta”. “Se tomó como ejemplo la experiencia del Tribunal Superior de Justicia, la forma de evitar el incendio y los robos es venderlos para tener una cosa más manejable”, dijo.

Asegura que, en referencia a la subasta, aún no hay nada definido: si será abierta, en dónde, con qué base, con prioridad para determinados interesados y quién controlará y cómo ese proceso. Hacia fin de año podría reglamentarse la ordenanza.

“En lo que sí estamos trabajando es en un pliego de licitación para vender esa chatarra”, aseguró. La intención es que el oferente tenga como obligación, además de sacar la chatarra, acondicionar el predio con iluminación, seguridad y zonas de resguardo.

El municipio tiene cinco corralones para depositar los vehículos en infracción que retira de la vía pública. El Duarte Quirós y Mariano Moreno, el de ITV de la Cárcano, el de Enrique Lacosta 370 (frente a Encausados), el que está al frente del ex Mercado de Abasto y el que está Camino a Interfábricas.

(Fuente: La Voz del Interior)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *