lunes , 16 de septiembre, 2019
bugliotti

Sobreseyeron a Bugliotti en la causa CBI

Así lo resolvió Vaca Narvaja, quien además dictó la falta de mérito por lavado de dinero e intermediación financiera no autorizada. El empresario era investigado por el delito de asociación ilícita.

El juez Federal N° 3 Hugo Vaca Narvaja sobreseyó ayer al empresario Euclides Bugliotti por el delito de asociación ilícita en el marco por la causa de la financiera Cordubensis (CBI).

El magistrado también dictó la falta de mérito por lavado de dinero e intermediación financiera no autorizada en otra causa por el cobro de cheques de la obra social nacional Osecac.

Sin embargo, en este último caso quedó procesado el contador del titular del Grupo Dinosaurio, Javier Amado Guevara, por el delito de intermediación financiera no autorizada, agravada y lavado de activos agravado, en concurso material.

En cuanto a la causa CBI, Vaca Narvaja también dispuso el procesamiento por lavado de activos agravado a los socios de la financiera Eduardo Rodrigo, Aldo Hugo Ramírez, Julio César Ahumada, Daniel Tissera, Oscar Américo Altamirano, y a Carlos Forconi, Juan Dabusti, Raúl Toscano, Fernando Abril, Alejando Yacoppini, Darío José Ramonda, Darío Onofre Ramonda y Luis de los Santos.

En tanto, dispuso el sobreseimiento de Víctor Alaniz, Antonio Casado y de José Luis Weissbein, por asociación ilícita, y de Guillermo Mateos, por evasión tributaria simple.

La causa por la financiera ilegal CBI se inició luego de que uno de los socios y directivos, Jorge Suau, apareciera muerto en la zona de Alta Gracia el 13 de febrero de 2014, en el interior de su camioneta a medio quemar, en un camino rural cercano a la localidad de Rafael García y cuya muerte fue caratulada como suicidio.

Suau había enviado antes de su muerte una carta al fiscal Senestrari, denunciando el lavado de dinero que se hacía en la financiera, e involucró en esas maniobras al presidente de la financiera, Eduardo Rodrigo, y a otros socios de la firma.

En este contexto, el fiscal Enrique Senestrari llevó adelante la investigación por el supuesto vaciamiento de 700 millones de pesos por parte de una financiera, tras lo que pidió el procesamiento de 36 imputados.

En la causa se investigan presuntas estafas, evasión de impuestos, comercio ilegal de divisas, intermediación financiera no autorizada y lavado de dinero por cifras millonarias a través de la financiera CBI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *