domingo , 21 de julio, 2019

Cerrarían acuerdos con UEPC y SEP, pero al gobierno aún le queda Salud

La Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) y el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) aprobarían esta semana, en sus respectivas asambleas generales, el aumento salarial del 25 por ciento anual segmentado en cuatro tramos que ofreció el gobierno provincial.
Sin embargo, aunque la administración que encabeza José Manuel de la Sota logre cerrar la cuestión salarial con el SEP, en lo que hace a los trabajadores que integran el Escalafón Central de la administración Pública, aún le quedará por resolver el conflicto salarial y gremial con los integrantes de Equipos de Salud Humana de la Provincia, que desde hace seis meses tienen semiparalizados los hospitales públicos. Se trata de un sector no alineado con José Pihén y que no acepta su representación y que, a su vez, se encuentra notablemente atomizado.
El jefe de Gabinete de la Provincia, Oscar González, afirmó ayer que el gobierno está “a la espera” de las respuestas de UEPC y SEP, y que “una vez concluido” el acuerdo con los maestros y empleados públicos, comenzará la negociación en relación a los Equipos de Salud contemplados en la ley 7625. Para ellos, habría un tratamiento diferenciado, que significaría una oferta salarial mejorada respecto al resto de los empleados públicos.
Según deslizó el jefe de ministros, la Provincia no contemplaría reunirse con las agrupaciones gremiales de Salud, como Médicos Unidos, Unión de Trabajadores de la Salud, Enfermeras Unidas, etc. “La negociación salarial se hará con el Sep porque es el gremio que está autorizado por ley a firmar un acuerdo salarial”, dijo González, quien recordó que la Provincia “ya se reunió” con estos sectores, en diciembre del año pasado. Desde las organizaciones creadas por trabajadores hospitalarios afirman que no aceptarán un acuerdo negociado con el SEP (ver aparte).
Sobre la “oferta diferenciada” que el Gobierno tiene previsto para los trabajadores de la Salud, González dijo que aún no está resuelto montos ni porcentajes, ni características de la oferta.
La oferta que la UEPC aprobaría este miércoles, en asamblea de delegados departamentales, es incremento del 7 por ciento a partir de febrero, 7 por ciento en mayo, 6 por ciento en agosto y 5 por ciento en noviembre. Además, se garantiza un incremento salarial mínimo por docente de $ 400 en febrero y $750 a partir del mes de julio para quienes no lleguen a ese monto con los porcentajes indicados. Como viene sucediendo, el gremio que conduce Juan Monserrat tendría dos posiciones opuestas: la oferta oficial saldría por mayoría, pero no por unanimidad, ya que Capital seguramente rechazará  la propuesta.
Para los empleados públicos la oferta es muy similar, lo que se suma al 25 por ciento fraccionado que también se asignó a la Policía de la Provincia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *