jueves , 22 de agosto, 2019

Siguen los bloqueos a cadenas de supermercados

Por quinto día, impiden la descarga en los centros de distribución de las firmas Buenos Días, Almacor, Cordiez y Mariano Max. Amenazan con extender las protestas el próximo miércoles.

Camioneros exige el pase a su gremio de unos 300 empleados de logística que cumplen tareas en las sucursales de dichas firmas, actualmente encuadrados como empleados Comercio, pertenencia ratificada por un laudo del ministerio de Trabajo.

La postura del sindicato liderado por Pablo Moyano se endureció tras las fuertes críticas que recibieron de parte del vicepresidente de la Cámara de Supermercados de Córdoba, Benjamín Blanch.

En declaraciones periodísticas, el empresario comparó el bloqueo de los camioneros con el accionar de la organización de extrema derecha “Triple A” en los años 70.

El mantenimiento de la medida hasta el miércoles fue confirmado por el abogado del gremio, Marcelo Brito, quien anticipó que ese día regresará a Córdoba el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, para determinar los pasos a seguir.

Los camioneros reclaman que alrededor de 300 empleados de cuatro cadenas de supermercados que trabajan en los centros de distribución -en tareas como carga y descarga-, queden bajo el convenio laboral de la rama logística del sindicato liderado a nivel nacional por el titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano.

El miércoles próximo, según se adelantó, se sumarían a la protesta otros rubros de la actividad, como transporte de caudales, recolectores de residuos, aguas, gaseosas, mudanzas y lácteos, entre otros.

Los bloqueos, que ya provocan problemas de desabastecimiento o faltantes de algunas mercaderías en góndolas, se mantienen en los centros de distribución de los supermercados cordobeses Cordiez, Buenos Días, Mariano Max y Almacor.

Aunque por orden judicial los manifestantes no pueden impedir el paso de camiones, se mantienen piquetes en las inmediaciones de los supermercados que, según denunciaron los empresarios, amenazan y amedrentan a quienes quieren cumplir tareas.

Esa misma situación provoca una marcada falta de personal de carga y descarga en el interior de los depósitos.

En tanto en la tarde de ayer, la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), reclamaron la “urgente intervención” de las autoridades en el conflicto.

En un comunicado ambas entidades reclamaron la “urgente intervención de la Justicia y de las autoridades nacionales y provinciales”, y advirtieron que “de no resolverse rápidamente, el conflicto se puede extender en forma indefinida, con consecuencias incalculables”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *