lunes , 18 de noviembre, 2019

Sigue paralizada la obra de Monsanto

Habían suspendido las actividades hasta después de las elecciones del 27 de octubre y aún no las retomaron. Desde la firma anticiparon que no podrán cumplir con los plazos y denuncian agresiones.

La obra de instalación de la planta acondicionadora de granos de la multinacional Monsanto se mantiene paralizada desde antes de las elecciones legislativas, por lo que desde la firma se manifestaron preocupados y anticiparon que no podrán cumplir con los plazos previstos para la obra.

El gerente de Asuntos Corporativos de la empresa, Adrián Vilaplana, informó que no se ha producido ningún avance en los últimos días que permita vislumbrar una pronta solución.

En diálogo con Canal 10, Vilaplana dijo: “Nuestra primera etapa estaba prevista para estar finalizada a fin de año y obviamente no vamos a poder tenerlo porque estamos en un 20% de la construcción”.

Vilaplana afirmó que la obra sigue paralizada en función de la protesta que mantienen miembros de la “Asamblea Malvinas Lucha Por La Vida”, y destacó que los empleados que trabajaban en la obra están suspendidos, percibiendo un porcentaje del salario que les corresponde.

Con respecto del avance de las autorizaciones por parte de la Provincia, Vilaplana estimó que antes de fin de año será aprobado el estudio de impacto ambiental (EIA) que permitirá en un futuro la operación de la planta. “Creemos que el estudio podría estar terminado, evaluado y aprobado antes de fin de año”, señaló.

Por otra parte, Vilaplana ratificó las denuncias que fueron realizadas en los últimos días contra los manifestantes por hechos de violencia. “El martes de la semana pasada agredieron a un proveedor que estaba ingresando a la planta a buscar unas herramientas y fue agredido con un `palazo´ en la cabeza y esta persona hizo la denuncia pertinente”, relató, aunque, señaló que lo más grave pasó en la provincia de Santa Fe. “Se han trasladado a Santa Fe donde Monsanto daba una charla a jóvenes profesionales en la Universidad del Litoral e increíblemente ingresaron con violencia, a los empujones y expulsó a la gente de la empresa que estaba dando la clase. Inclusive, la gente de la universidad se vio sorprendida por el ingreso violento de este grupo que no pertenecía a la universidad”.

Por este motivo, la firma presentó la denuncia policial y penal en la justicia de Santa Fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *