domingo , 22 de septiembre, 2019

Siete presidentes dieron el primer paso para un nuevo bloque regional

Los mandatarios de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú, más el embajador de Guyana en Chile, firmaron la declaración de Santiago “para la renovación y el fortalecimiento de la integración de América del Sur” a partir de la conformación del Prosur.

Ocho países de Sudamérica dieron el primer paso para la construcción de “un espacio regional de coordinación y cooperación, sin exclusiones, para avanzar hacia una integración más efectiva”, lo que representa el primer paso para la conformación del Prosur, un nuevo organismo regional que parece llamado a reemplazar a la Unasur, cuestionado por su orientación ideológica.

El texto firmado por los mandatarios surgió después de una reunión que compartieron en el Palacio de La Moneda y expresa esa voluntad de avanzar hacia un Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur), un nuevo espacio que contribuya al “crecimiento, progreso y desarrollo” de los países de Suramérica.

Los ministros de Relaciones Exteriores de los países firmantes recibieron el mandato de profundizar el diálogo para implementar gradualmente el Prosur, consignó la agencia EFE. La Declaración de Santiago fue firmada por los presidentes de Argentina, Mauricio Macri; Brasil, Jair Bolsonaro; Chile, Sebastián Piñera, Colombia; Iván Duque; Ecuador, Lenin Moreno; Paraguay, Mario Abdo Benítez, y Perú, Martín Vizcarra, junto al embajador de Guyana en Chile, George Talbot.

En tanto, los vicecancilleres de Bolivia, Carmen Almendras, y de Uruguay, Ariel Bergamino, y el embajador de Surinam en Cuba, Edgar Armaketo, no suscribieron el texto porque solo participaron como observadores, pero se mantendrán en todas las instancias próximas de dialogo y podrán ingresar cuando sus países lo decidan.

Como requisitos para entrar al Prosur el nuevo bloque establece “la plena vigencia de la democracia, de los respectivos órdenes constitucionales, el respeto del principio de separación de los poderes del Estado, y la promoción, protección, respeto y garantía de los derechos humanos y las libertades fundamentales”.

Al hablar por la Argentina en el Encuentro de Presidentes de América del Sur para la conformación del Foro para el Progreso y el Desarrollo de América Latina (PROSUR), el presidente Mauricio Macri sostuvo que “debemos ser eficientes en el diseño de soluciones duraderas que trasciendan nuestros mandatos y que contribuyan al desarrollo y a reducir la pobreza en un marco de democracia y respeto a los Derechos Humanos”.

“Nuestra región tiene mucho valor y potencial. Es tiempo de ser realistas y pragmáticos para entender las circunstancias globales y regionales sin sesgos ideológicos y encontrar caminos que nos lleven a vivir en una América del Sur más próspera, más democrática y más segura”, remarcó.

Macri destacó “la visión sobre el valor de vivir en democracia, que es la forma que elegimos para administrar los disensos, la diversidad y la pluralidad”.

Hoy venimos a renovar nuestro compromiso de vernos más integrados, más prósperos, más conectados entre nosotros y con el mundo”, añadió.

Recalcó que el espacio lanzado aquí “inaugura un proceso en el que también buscamos esa flexibilidad y dinamismo para avanzar en la mejor forma de integrarnos”.

“Es importante que no sea un proceso cerrado sobre sí mismo, sino que se construya a partir de sinergias con otros mecanismos y organismos que ya tenemos, incluso en la región más amplia de América Latina”, señaló.

En esta línea, Macri dijo que está “convencido de que un proyecto de integración solo puede ser exitoso si logra conectar con las realidades cotidianas de nuestra gente”.

 “Compartimos el enorme desafío de garantizar un crecimiento social y ambientalmente sostenible, para brindar a nuestra gente una mejor calidad de vida y más oportunidades para nuestros hijos” recalcó el presidente a la vez que llamó a “redoblar los esfuerzos conjuntos para seguir fortaleciendo nuestras capacidades en la lucha contra el narcotráfico”.

“Esto contribuye a cuidar a nuestros ciudadanos, así como también a la seguridad regional contra el crimen organizado y el lavado de activos”, sostuvo.

Respecto al bloque, el Jefe de Estado remarcó que el objetivo del PROSUR es “flexibilizar, abrir, ser eficientes, bajo la premisa de que, a mayor integración, vamos a tener mayor estabilidad política en la región.

Seguidamente, pidió trabajar para “no volver a tropezar con la misma piedra” y lamentó que en la UNASUR haya prevalecido la ideología “en vez de las necesidades de la gente”.

Sobre ese punto, afirmó que esa organización, a la cual abandonaron en 2018 la Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú, no logró resolver la crisis de Venezuela, porque “no solo está ocasionándole serio daño al pueblo venezolano, sino a toda la región”.

Macri afirmó que “lo importante es poder lograrlo, porque detrás nuestro hay historias, hay burocracias internas, hay reacciones a los cambios, por lo que tenemos que tener esquemas innovadores de integración”.

En una segunda intervención ante sus pares, Macri propuso que Chile ejerza la primera presidencia pro témpore del PROSUR por doce meses y que el próximo encuentro de jefes de Estado se realice en Paraguay.

El Jefe de Estado argentino hizo especial hincapié en que los países de la región trabajen en forma conjunta contra el accionar del ciberataque.

Del mismo modo, señaló la importancia de que se elimine la doble imposición tributaria para mejorar el comercio intrazona, facilitar los trámites aduaneros y trabajar en mejores mecanismos en cuestión de barreras fitosanitarias.

(Fuente: Telam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *