domingo , 15 de septiembre, 2019

Servini de Cubría ordenó bloquear aportes públicos de los principales partidos políticos

La jueza rechazó la rendición de cuentas de cuatro candidatos presidenciales de 2015 en base a una auditoría de la CNE. Sin embargo, desde la Justicia electoral aclaran que la decisión podría afectar el reparto de fondos recién en las elecciones de 2019.

La jueza federal con competencia electoral María Servini de Cubría ordenó ayer bloquear los aportes públicos para la campaña de las principales fuerzas políticas luego de rechazar las rendiciones de cuentas de las elecciones presidenciales de 2015.

Si bien la jueza dispuso suspender la asignación de los fondos que les corresponden para los próximos comicios legislativos, la medida no tendrá impacto hasta tanto no se pronuncie la Cámara Nacional Electoral, máximo tribunal electoral del país. En ese sentido, fuentes de la justicia electoral anticiparon que la decisión de la magistrada “podría aplicarse recién en 2019 porque ya estamos encima de las primarias”.

Servini avaló el planteo del fiscal federal Jorge Di Lello, quien le había pedido que no aprobara los balances de 2015 de Sergio Massa (Alianza UNA), Margarita Stolbizer (Progresistas) y Nicolás del Caño (Frente de Izquierda), luego de que rechazara las de Mauricio Macri, Daniel Scioli y Adolfo Rodríguez Saá, en base a las auditorías realizadas por la Cámara Nacional Electoral, que enumeraron decenas de inconsistencias en el financiamiento de la última campaña.

En su presentación, el fiscal advirtió: “las alianzas no han podido demostrar de forma precisa el origen y el destino de los fondos recibidos“. “Esta fiscalía entiende que las observaciones que se formularon a cada uno de ellos no han sido subsanadas en su debida forma”, señaló Di Lello.

Cambiemos, Frente para la Victoria, UNA y Compromiso Federal son los partidos con observaciones más complejas. Las objeciones incluyen falsos donantes, asesores fantasma, aporte indirecto de empresas y actos multitudinarios sin declarar.

Los partidos respondieron a los planteos, pero en la mayoría de los casos no pudieron justificar sus faltas. Progresistas y el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) tuvieron sólo algunas observaciones administrativas de menor calibre en las auditorías, si bien tampoco fueron aprobados sus gastos.

(Fuente: Ámbito)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *