miércoles , 13 de noviembre, 2019

Seis premios Nobel de la Paz pidieron a Gran Bretaña que negocie por Malvinas

A menos de una semana del 30° aniversario del inicio de la guerra, el argentino Adolfo Pérez Esquivel y otros cinco galardonados enviaron una carta al primer ministro británico para que “revea su posición de no dialogar” y cumpla “con las resoluciones de las Naciones Unidas”.

Seis premios Nobel de la Paz, de cuatro continentes, reclamaron a Gran Bretaña que entable negociaciones con Argentina por la disputa de soberanía en las Islas Malvinas, a menos de una semana del 30° aniversario de la guerra entre ambos países.
El argentino Adolfo Pérez Esquivel, uno de los firmantes, expresó: “Solicitamos que el gobierno británico revea su posición de no dialogar (sobre la soberanía) y le reiteramos nuestro pedido de cumplimiento de las resoluciones de las Naciones Unidas”, que instan a ambas partes a negociar la disputa de soberanía en las islas, dice una carta firmada por seis Premio Nobel dirigida al primer ministro David Cameron.
Además de Pérez Esquivel (1980), la carta está firmada por la guatemalteca Rigoberta Menchú (1992), la irlandesa Mairead Maguire (1976), el sudafricano Desmond Tutu (1984), la estadounidense Jody Williams (1997) y la iraní Shirin Ebadi (2003).
La nota advierte que la postura británica de negarse a cumplir con las resoluciones de la ONU sobre la disputa de soberanía de las islas del Atlántico sur, ocupadas por Londres desde 1833, así como el mantenimiento de una base militar en Malvinas, “ponen en serio riesgo la paz y la convivencia en esa parte del mundo”.
Pérez Esquivel agregó que no se trata de una iniciativa contra el gobierno británico sino que, afirmó, “es una campaña por el diálogo y para derribar los muros de la intolerancia”. “Si Gran Bretaña tiene argumentos legítimos debería dialogar con Argentina”, añadió quien en 1980 fue laureado con el Premio Nobel de la Paz por su compromiso con la defensa de los Derechos Humanos en Iberoamérica.
En la carta, además, los galardonados recordaron que en la actualidad la región latinoamericana y el Caribe constituye “un territorio de paz”, mientras otras regiones, señala la carta, “padecen conflictos bélicos que ponen en serio riesgo la paz mundial”.
Una escalada en la tensión diplomática entre Buenos Aires y Londres se registra a días de cumplirse 30 años del conflicto bélico. Argentina recibió la solidaridad de las naciones latinoamericanas en el conflicto y, en particular, países del Mercosur como Brasil, Uruguay y Chile (asociado) impiden que buques con bandera de Malvinas ingresen en sus respectivos puertos. En tanto, Perú decidió cancelar la semana pasada la visita de una fragata inglesa, en solidaridad con Argentina.
En tanto, durante la cumbre de Seguridad Nuclear que sesionó en Seúl, el canciller argentino, Héctor Timerman, pidió este martes a Gran Bretaña que, como “recientemente envió un submarino capacitado para transportar arsenal nuclear a patrullar el Atlántico Sur, confirme la ausencia de armas nucleares en la región”.
A su turno, el viceprimer ministro británico, Nick Clegg, negó el envío de un submarino nuclear y aseguró que su país respeta sus obligaciones derivadas del llamado tratado de Tlatelolco (para la proscripción de armas nucleares en América latina y el Caribe). “Son acusaciones infundadas”, afirmó en su discurso en el mismo foro.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *