miércoles , 18 de septiembre, 2019
fortuna-zika

Se reportaron 77 nuevos casos de dengue en Córdoba

Fortuna precisó que, en la última semana, hubo 72 nuevos casos autóctonos y 5 importados, mientras que no se registraron nuevos casos de chikungunya ni de zika.

El Comité intersectorial de enfermedades transmitidas por el aedes aegypti informó ayer que en la última semana se sumaron 72 casos autóctonos y 5 casos importados de dengue, mientras que no hubo nuevos casos de chikungunya ni de zika.

El total acumulado de casos de dengue hasta ahora en la provincia es de 134 importados y 592 autóctonos.

Asimismo, confirmaron que esta semana bajaron aún más las notificaciones de síndrome febril agudo con respecto a las semanas anteriores, que no obstante alcanza los 3058 reportes.

Del total de casos de dengue notificados hasta ahora 584 se dieron en la Capital cordobesa, mientras que 142 se notificaron desde distintas ciudades del interior.

En total, son 43 las localidades que han reportado casos, de las cuales en 26 hubo casos autóctonos (se agregó Morteros, con 1 caso autóctono y 2 importados). Se mantiene activo el brote en la ciudad de San Francisco, donde se sumaron 11 casos autóctonos y uno importado (en total, 36 casos).

La mayoría de los casos de dengue corresponde a personas entre 20 y 29 años (25 por ciento), con un rango de 6 meses a 93 años. En lo que va del año, el 13,9% de los afectados requirieron internación.

El 97 por ciento de los casos se presentó con fiebre, mientras que otros síntomas frecuentes fueron dolor de cabeza, dolores musculares, dolor detrás de los ojos y en articulaciones. Cabe recordar también que suelen manifestarse síntomas digestivos, como náuseas, dolor abdominal y vómitos; y signos en la piel, como erupción o prurito.

De acuerdo al Boletín Integrado de Vigilancia, en el país hay más de 56 mil casos notificados, de los cuales más de 28 mil son casos confirmados autóctonos.

Cabe destacar, que se ha cubierto casi la totalidad de la ciudad de Córdoba con operativos de fumigación, y, en algunas zonas, se hicieron segundos y terceros ciclos de rociado.

Asimismo, se insistió en que las fumigaciones son una medida complementaria, que contribuye a reducir la población de mosquitos adultos, pero que no mata a los huevos y a las larvas de mosquito, que viven en el agua. Por eso, y sobre todo ante las condiciones de lluvias y humedad de los últimos días, es importante revisar patios y hogares para mantenerlos libres de recipientes que puedan acumular agua.

Además, es importante protegerse de las picaduras de mosquito, con tabletas, espirales y repelentes; y consultar en forma inmediata a un centro de salud ante fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y de articulaciones, erupciones en la piel o enrojecimiento de los ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *