jueves , 18 de julio, 2019

Se agrava el conflicto en la Terminal

La decisión de organismos técnicos del gobierno cordobés de otorgar el control operativo y comercial de las dos estaciones de micros de la capital provincial a una firma con sede en Corrientes, generó el rechazo de las empresas que integran la actual concesionaria quienes anoche realizaron una manifestación y cortaron el paso de los colectivos en la Terminal.

Tras evaluar las propuestas de varios oferentes, la comisión creada por la Subsecretaría de Transporte de la Provincia resolvió finalmente otorgar la concesión del antiguo y el nuevo edificio de la Terminal de Omnibus de la capital mediterránea a la firma Tarje Bus, que comenzará a operar el 1ro. de enero.

De tal forma postergó las aspiraciones de la actual concesionaria, Complejo Terminal de Omnibus de Córdoba (Cetoc), cuyos miembros -la mayoría de los actuales locatarios- tomaron la determinación de tomar la vieja terminal tras denunciar «irregularidades» en la selección de la empresa correntina.

Gabriela Bertini, de Cetoc, entidad presidida por Carlos Escalera, dijo que tras reunirse ayer con Oscar González, jefe de Gabinete; y Dante Heredia, ministro de Transporte, la Provincia no respondió a la impugnación que realizaron a la nueva licitación, “cuyos plazos vencieron el 21 de diciembre”.

“De no obtener respuesta ante un problema que pude dejar sin empleo a 900 personas entre changarines, personal de vigilancia y mozos de cordel, continuaremos con nuestra protesta y a las 11 (de hoy) cortaremos el ingreso en la Terminal Vieja”, dijo Bertini.

El grupo ganador se comprometió a invertir 51 millones de pesos en un período de dos años y medio, tras obtener el control operativo y comercial de los dos edificios de la Terminal de micros por 25 años.

Tras ser notificados de la adjudicación otorgada a Tarje Bus, los integrantes de la actual concesionaria realizaron una protesta en la vieja terminal, cortaron el ingreso de colectivos y después se concentraron frente a las colindantes oficinas de la subsecretaría de Transporte.

Luego de amenazar con la toma de la antigua estación, se dirigieron hasta el Centro Cívico, la sede del Poder Ejecutivo situada a pocas cuadras de allí, con la intención de «hacer públicas las irregularidades» que advirtieron en el proceso, dijo el representante de Cetoc, Escalera.

Escalera dijo a la prensa que el negocio en juego «es importante», ya que hay más de 100 locales para alquilar, la explotación de bares, playas de estacionamiento y el cobro por el uso de plataforma que hace cada empresa de transporte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *