jueves , 21 de noviembre, 2019

Schiavi aseguró que los controles funcionaron

El ex funcionario dijo que el Estado cumplió con sus tareas de control y que se trata de un ferrocarril con inconvenientes estructurales.

El ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi, procesado en la causa por la Tragedia de Once, consideró hoy que “todos los mecanismos del Estado funcionaron” en el control del servicio del ex Ferrocarril Sarmiento.

“Esto es un servicio público que tiene un montón de niveles de seguridad. Todos los mecanismos del estado funcionaron”, sostuvo Schiavi.

El ex funcionario dijo también que “muchas veces” viajó en el Sarmiento y agregó: “mi hijo también viajaba en tren para estudiar”.

En declaraciones a la radio Vorterix, Schiavi consideró que la línea de trenes en la que se registró hace un año el accidente que terminó con la vida de 51 personas “es un ferrocarril con un problema crónico, con inconvenientes estructurales”.

“Había un contrato en función de un pliego. El concesionario tenía que cumplir una serie de funciones. Los usuarios pagaban una cantidad de dinero, la concesionaria prestaba un servicio y el Estado controlaba el servicio. No controlábamos si se gastaban dos pesos en rulemanes. Controlábamos si el servicio estaba en hora y si un vidrio estaba roto”, argumentó.

El ex funcionario señaló que “es un contrato que tuvo muchas penalidades” y que “en 2009, 2010, 2011 son los que tienen mayor cantidad de penalidades” por parte del Estado.

Schiavi aseguró, además, que el tren que chocó el 22 de febrero de 2012 funcionaba correctamente y que “lo que falta saber es por qué no se frenó”.

Por otra parte Schiavi dijo que los frenos funcionaron y apuntó la responsabilidad al motorman Marcos Antonio Córdoba, que conducía al momento de la tragedia.

Afirmó que en la causa consta que “la capacidad de frenado era normal, los frenos estaban operativos, incluso el freno de guarda estaba, también los compresores estaban operativos pese a que faltaban dos, uno roto y otro que no estaba”.

El exsecretario de Transporte reconoció que la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) “no era un buen concesionario, generaba muchas complicaciones y por eso fue muy multado y muy penado”.

Sin embargo, consideró que “todos los mecanismos del Estado funcionaron”.

Por otra parte, el ex funcionario dijo que va a colaborar con la justicia ya que “hay una necesidad muy clara de buscar responsables, no voy a escapar a mi responsabilidad. Voy al juicio oral”.

Por último, al consultársele si tenía algún mensaje para los parientes de las víctimas, Schiavi señaló: “Comparto el dolor. Todos los dolores son distintos. Pero no contesto nunca a los familiares, aunque han dicho cosas que me han dolido mucho”.

Schiavi reconoció que “me cuesta conseguir trabajo” y se diferenció de su antecesor en el cargo: “Yo me hago cargo de mí, no de (Ricardo) Jaime” aunque señaló que “no me arrepiento de haber asumido el cargo en esas condiciones”.

Según movileros que lo vieron en los últimos días, Schiavi cambió notablemente su aspecto físico. Estaría mucho más delgado, con pelo más largo y barba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *