martes , 10 de diciembre, 2019

Schiaretti prometió defender la institución policial de “unos pocos delincuentes con uniforme”

Consideró destacable que la propia policía sea “quien saca a luz, denuncia esos casos y los pone a disposición de la justicia”.  Prometió trabajar en disminuir la exclusión social, “madre de la inseguridad” y anunció la creación de la Dirección General de Control  de Conducta Policial.

El gobernador Juan Schiaretti prometió ayer defender la institución policial del desprestigio provocado por “unos pocos delincuentes con uniforme” a la vez que consideró destacable que la propia policía sea “quien saca a luz, denuncia esos casos y los pone a disposición de la justicia”.

En su discurso de apertura del periodo 139º de las sesiones ordinarias de la Legislatura de Córdoba, el mandatario prometió trabajar en disminuir la exclusión social, “madre de la inseguridad” y anunció la creación de la Dirección General de Control  de Conducta Policial.

“La seguridad es una preocupación de muchos, pero una ocupación excluyente de este gobierno. Tenemos en claro que el objetivo es mejorar las condiciones de seguridad de nuestra gente”, afirmó a la vez que remarcó que “nadie puede creer seriamente que sólo poniendo más policías en la calle, se resuelven los problemas”.

Sin embargo, Schiaretti aclaró que esa “es una parte y lo estamos haciendo, para equipar mejor y capacitar a nuestras fuerzas” y enumeró que “en 2016, incorporamos 1.500 policías, además 341 autos y camionetas, 210 motos, 5.000 chalecos antibala y equipos para agregar 3.000 radios a la comunicación policial. Fue la mayor inversión anual en equipamiento policial de la historia de la Provincia: 560 millones de pesos”.

Asimismo, anunció que en 2017 “incorporaremos 1.000 nuevos policías,  395 móviles, 170 motos, 5.000 chalecos antibalas, 3.000 pistolas, además de equipos de comunicación, cámaras de seguridad y otros elementos que permitan avanzar en tecnología para nuestra policía”. “Serán 780 millones de pesos en el año superando en más de 200 millones  lo invertido en 2016”, destacó.

Schiaretti remarcó que “el plan, estratégicamente, debe apuntar a cambiar las condiciones sociales de nuestra gente, a disminuir y acabar con la exclusión social que es la madre de la inseguridad, con acciones coordinadas entre distintos gobiernos, y fundamentalmente con la sociedad civil en general, y de los barrios en particular”.

Asimismo, destacó que el “desafío excluyente” del Gobierno es “la policía mejor capacitada, al lado de la gente, en el barrio, en las calles. Una policía que actúe con la ley y la constitución en la mano, defendiendo los derechos humanos, y cuidando los cordobeses”.

“Y también quiero dejar absolutamente claro que este gobernador va a tomar todas las medidas que hagan falta para impedir que unos pocos delincuentes con uniforme de policía destruyan el trabajo de miles de agentes, suboficiales y oficiales que se juegan la vida para defender la integridad y los bienes de los cordobeses, y no vamos a permitir que estos delincuentes  intenten a su vez deshonrar  a una  institución que es básica en toda sociedad democrática”, aseguró Schiaretti.

Sin embargo, consideró que “debe destacarse como positivo que es la propia policía quien saca a luz, denuncia esos casos y los pone a disposición de la justicia”.

Además, el gobernador informó que en el proyecto de modificación de la Ley de seguridad Pública, que pasará a llamarse Ley de Seguridad Publica y Ciudadana, que ingresó ayer a esta Legislatura, además de institucionalizar el plan de seguridad ciudadana, se incluye la creación de la Dirección General de Control de Conducta Policial, “para que haya un control preventivo del accionar de su personal”, el cual “viene a complementar la acción del Tribunal de Conducta Policial que juzga las irregularidades cometidas por el personal policial”.

Finalmente, el mandatario afirmó que “estamos trabajando, con una comisión de expertos, para reformar el reglamento del Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario, dotando al proceso de mayor dinámica, reduciendo los plazos de investigación y de aplicación de sanciones. Definiendo también con precisión las faltas, leves, graves y gravísimas y aumentar las sanciones incorporando dentro de las sanciones gravísimas a la violencia de género y familiar. En el curso del año giraremos las modificaciones a esta legislatura para que se transformen en ley”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *